Semana 33 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

Es momento de solicitar la baja laboral por maternidad para compartir más tiempo en familia y prepararte para la llegada del bebé. Reduce los viajes al mínimo y ultima detalles para el parto.
Semana 33 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 14 julio, 2021.

Última actualización: 14 julio, 2021

En la semana 33 de embarazo el bebé ya debería estar en su posición definitiva, idealmente de cabeza. Muchos de sus órganos funcionan de forma adecuada y listos para el medio externo. Es el momento perfecto para pedir la baja por maternidad y dedicar todo tu tiempo a preparar la llegada del nuevo miembro de la familia.

Durante esta semana el líquido amniótico alcanza su pico máximo de volumen. Luego disminuirá poco a poco.

¿Tienes dudas sobre todo lo que está pasando con tu bebé y contigo en esta interesante etapa? A continuación te contamos lo que necesitas saber. ¡Sigue leyendo!

Desarrollo del bebé en la semana 33 del embarazo

¡Seguro te sientes muy bien sabiendo cómo crece el bebé! Puede llegar a medir unos 43 centímetros ahora y pesar alrededor de 2000 gramos; casi el mismo tamaño de una col.

La médula ósea (ese pequeño espacio en el interior de los huesos) ya está cumpliendo su principal función: producir las células de la sangre, como los glóbulos rojos. Estudios explican que este proceso inicia en las primeras semanas en los islotes sanguíneos del saco vitelino; hacia el cuarto mes la función la asume el hígado y ahora la médula ósea.

Un bebé atento a los estímulos exteriores

Si te hicieran un ecosonograma justo en este momento, podrías notar cómo tu pequeño se lleva el pulgar a la boca. ¡No se trata de una mala costumbre! Es solo la respuesta que tiene ante la cantidad de estímulos que el cerebro ya es capaz de captar y procesar de forma correcta.

De acuerdo con publicaciones sobre la evolución del cerebro a lo largo de la gestación, en esta etapa y hasta el final del embarazo las neuronas disminuyen, pues se eliminan aquellas que no están activas. Es un proceso natural y no hay por qué alarmarse ante este dato.

La semana 33 es ideal para disfrutarla en familia.
¡Nada como vivir el crecimiento de tu bebé con tu pareja! Aprovecha estos momentos, porque son únicos.

Cambios en la madre en la semana 33 del embarazo

Desde un punto de vista emocional, es probable que empieces a cuestionarte algunos aspectos de esta etapa de tu vida, en especial si eres primeriza. Desde las responsabilidades económicas de tener un hijo hasta los cambios en las relaciones sociales que tendrás que seguir de ahora en adelante.

Sin embargo, es importante que te concentres en los bellos momentos que estás por vivir, sobre todo si tienes la oportunidad de sentirte acompañada en familia. Son días que no se repetirán del mismo modo, por lo que pasarlos bien es vital para tu salud y la del bebé.

Síntomas frecuentes

Es probable que en la semana 33 experimentes algunas sensaciones muy diferentes a las que se han presentado antes. Te contamos cuáles son esos signos más habituales:

  • Contracciones de Braxton-Hicks: estas no son dolorosas y se concentran en la parte inferior de tu abdomen. Lo común es que se presenten varias semanas antes, pero puede que las notes mucho más ahora. Debes conservar la calma, pues es una reacción del útero que se está preparando para el parto. En caso de que sean muy molestas acude al médico.
  • Náuseas y vómitos: no sería habitual que estos síntomas abunden ahora, pero puede estar. Ya el mecanismo no es el mismo que en el primer trimestre, sino que se asocian más a la presión del útero sobre el aparato digestivo.
  • Molestias digestivas: podrás presentar molestias en la boca del estómago o padecer reflujo luego de comer. Hay gases y dolores abdominales por las flatulencias. Y es que el intestino tiene menos lugar para el peristaltismo.
  • Ciatalgia: este término se utiliza para describir al dolor localizado en el territorio del nervio ciático. Se origina un poco más abajo de la región lumbar y se distribuye a lo largo de los miembros inferiores. El peso de la barriga es el principal culpable.
  • Problemas para orinar: cuanto más grande sea tu bebé, más comprimirá tu vejiga. Es natural que tengas muchas ganas de ir al baño. Debes evitar, en la medida de lo posible, aguantarte, ya que eso es un factor de riesgo para las infecciones urinarias.
  • Dificultad respiratoria: tus órganos están cada vez más comprimidos y será normal que te fatigues y tengas dificultades para respirar. En especial cuando el bebé cambia un tanto de posición.

Consejos y recomendaciones en la semana 33 del embarazo

Si tu obstetra indicó una consulta médica para esta semana, acude sin falta. Es probable que te haya solicitado algunos estudios complementarios (hematología completa, tiempos de coagulación o serologías para enfermedades infecciosas). También puede que solo te haya citado para una evaluación de rutina.

Si tienes factores de riesgo para un parto prematuro, el médico planificará las consultas con un poco más de rigurosidad, con el objetivo de asegurar la correcta evolución del embarazo. Así que no olvides cumplir con las indicaciones dadas.

Es importante que continúes alimentándote saludablemente. Esto es con el objetivo de que tu cuerpo logre sobrellevar el parto de la mejor manera y te recuperes en el puerperio de manera más rápida.

Recuerda que estudios señalan que la ingesta de proteínas, grasas, carbohidratos, fibra, hierro, calcio, zinc, vitaminas y ácido fólico durante todo el embarazo garantiza el óptimo crecimiento del bebé y reduce los riesgos de un parto prematuro.

Descubre las técnicas de control del dolor

A tan solo dos meses del parto, es hora de que conozcas y aprendas algunas técnicas de relajación. Investigaciones han reseñado sus beneficios durante la gestación y la etapa de parto.

Entre estas se destacan las técnicas de respiración profunda, pues una dinámica pulmonar forzada puede inducir a una hiperventilación que dificulte el paso del oxígeno hacia la placenta. En los cursos de preparación al parto se suelen abordar estas cuestiones.

También puedes conversar con tu pareja y tu médico sobre la posibilidad de acceder a medicamentos para cuando inicies el trabajo de parto, como la anestesia epidural. Antes de tomar cualquier decisión, debes estar muy bien informada de los beneficios y contraindicaciones.

Preguntas frecuentes en la semana 33 de embarazo

Seguro que tu mente está llena de muchas dudas en estos momentos. Hemos decidido aclarar unos aspectos importantes en esta semana.

1. ¿Qué pasa si mi bebé no toma la posición cefálica?

El bebé tiene varias semanas para tomar la posición cefálica de forma natural y por sus propios medios. Ahora bien, si está de nalgas o en posición transversa ahora, el ginecólogo puede practicar una versión cefálica externa, que es una maniobra válida para intentar girar al bebé.

Si fracasa el intento se evaluarán alternativas al parto natural. Una cesárea puede indicarse si los riesgos del parto por la posición del bebé superan los márgenes de seguridad.

2. ¿Es hora de pedir la baja por maternidad?

En la semana 33 conviene dejar algunas responsabilidades.
Solicitar la baja por maternidad es una probable solución a muchos problemas de estrés en esta etapa.

En muchos países puede solicitarse la baja por maternidad en la semana 33. Suelen ser 4 meses los que se otorgan, lo que te permite estar fuera del estrés laboral para concentrarte de lleno en tu hijo y en el resto de tu familia.

Esto varía según las legislaciones locales. Cada Estado tiene disposiciones que determinan el tiempo de la baja y el punto de inicio, tanto en ámbitos público como privados.

3. ¿Debo tener precauciones si voy a viajar?

Recuerda que faltan alrededor de 2 meses o menos para que tu bebé nazca, por lo que cualquier problema de salud accidental puede ocasionar un parto prematuro. Si vas a viajar, lleva contigo todos tus documentos médicos de importancia y la identificación de tu proveedor de salud.

Si bien no se contraindica el hecho de desplazarte, ya es momento de evitar aquellos movimientos innecesarios. Desplázate en medios de transporte cuando no queden otras alternativas y no puedas postergar el viaje.

Semana 33 del embarazo, ¡ya falta poco!

Ya te encuentras en la recta final de tu embarazo, eso es innegable. Comparte todo lo que puedas con tu pareja y familia. Deja salir los sentimientos negativos y no te rodees de ambientes tóxicos.

Tu bebé es sensible al mundo exterior y lo que más necesita es un sitio libre de problemas. No te olvides de acudir de forma regular al médico y plantearle cualquier duda que se te presente.

Te podría interesar...
Reducir la retención de líquidos durante el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Reducir la retención de líquidos durante el embarazo

La retención de líquidos durante el embarazo es una situación normal a causa de los cambios fisiológicos producidos. Sin embargo, se puede reducir.



  • Maldonado-Durán M, et al. Cambios fisiológicos y emocionales durante el embarazo normal y la conducta del feto. Perinatol Reprod Hum 2008;22:5-14.
  • Schapira I. Características del desarrollo humano perinatal. Un método para la evaluación del sistema nervioso joven. Rev Hosp Mat Inf Ramón Sardá 2004;23(2):59-69.
  • Hematopoyesis: claves de la generación de todas las células sanguíneas. Elsevier Connect. 2019.
  • El cerebro en desarrollo. La primera infancia en perspectiva. The Open University.
  • Protocolo: versión cefálica externa. Hospital Clínic, Hospital Sant Joan de Déu, Universitat de Barcelona.