¿Se puede ir de viaje estando embarazada?

Francisco María García 17 enero, 2018
¿Sabes qué previsiones debes tomar cuando viajes estando embarazada? Seguramente te has preguntado cómo viajar, cuándo y dónde. Te damos algunos consejos.

Una futura madre puede querer ir de vacaciones o de compras para su nuevo bebé. Sea cual sea el motivo del viaje, la embarazada se preguntará si se puede ir de viaje estando embarazada es seguro para ella o el bebé. Estas dudas surgen sobre todo si es un viaje largo.

Para que el viaje no represente ningún riesgo y sea una experiencia agradable, es necesario tomar en cuenta ciertas consideraciones. Estas precauciones dependen del momento del embarazo, el estado de salud de la gestante y el medio de transporte.

¿Cuándo viajar?

Para saber cuándo es oportuno ir de viaje estando embarazada y cuándo no, se puede dividir el embarazo en tres trimestres. Esta división es perfecta para hacer una guía en cuanto a qué previsiones tomar.

Primer trimestre

No es aconsejable hacer viajes largos, sin importar el medio de transporte. La razón es que es el período del embarazo en el que estadísticamente se presentan más abortos.

Las pérdidas no están relacionadas directamente con que la embarazada se desplace de un sitio a otro, pero en cualquier caso siempre es mejor evitar riesgos.

También durante el primer trimestre del embarazo los síntomas son más intensos. Las náuseas, vómitos y malestar en general pueden hacer que cualquier recorrido sea molesto.

Segundo trimestre

Es el momento ideal para ir de viaje estando embarazada. Los síntomas ya han disminuido y los riesgos de aborto también. Si contamos este período en semanas, se trataría de la emana 12 a la 28. Si se contabiliza en meses, se trataría del período entre el cuarto y el sexto mes.

Durante el segundo trimestre, el volumen de la barriga no es demasiado grande, de manera que aún puede resultar cómodo viajar. Aunque se tome cualquier recomendación general, es importante seguir las recomendaciones del ginecólogo.

Las mujeres embarazadas puede ir de viaje tomando ciertas precauciones.

Tercer trimestre

La embarazada seguramente ha aumentado más de peso, pierde agilidad y suele sentirse más cansada. Debido a esto, no es recomendable hacer viajes largos que le impidan ponerse de pie, caminar o estirarse.

Por otro lado, durante este lapso de tiempo se puede presentar un parto prematuro. En el tercer trimestre solo se aconsejan viajes cortos. Además, es importante llevar la historia médica, por si surge cualquier emergencia. También evitar destinos retirados en los que se dificulte la asistencia médica.

¿En qué viajar?

No todos los viajes son iguales. Las ventajas y desventajas de ir de viaje estando embarazada dependen del medio transporte y de la distancia del viaje. A continuación, veremos algunas recomendaciones:

Avión

Hay muchos mitos sobre los viajes por aire. Se suele pensar que los viajes en avión provocan abortos o partos prematuros, pero esto no es cierto. Las cabinas de los aviones son ambientes controlados. No hay problemas de presión atmosférica, de temperatura ni de oxígeno.

Las embarazadas deben elegir los puestos del pasillo, para que puedan levantarse cada cierto tiempo y caminar. A partir de la semana 36 las aerolíneas no permiten los viajes.

“Las precauciones que se deben tomar al viajar dependen del momento del embarazo, el estado de salud de la gestante y el medio de transporte”

Coche

Es un buen medio para viajar, ya que en coche propio se pueden controlar las paradas. Se recomienda parar cada dos horas para estirar las piernas.

También ir al baño cuando se tengan ganas, ya que aguantarse puede ser perjudicial para una embarazada. Además, siempre se debe poner el cinturón de seguridad por debajo dela barriga.

Las embrazadas pueden conducir hasta la semana 32. De ahí en adelante podrían tener problemas para maniobrar con comodidad. Lo mejor es evitar riesgos y alejarse del volante al final del embarazo.

Autobús

Es el medio de transporte menos recomendado. En caso de ser necesario, lo mejor es hacer viajes es autobuses con baño. De igual manera, por lo general está prohibido caminar por los pasillos y estirar las piernas, lo cual es necesario para la embarazada.

Ir de viaje estando embarazada no es imposible.

Crucero

El problema más común que se puede presentar es que la embarazada sufra náuseas y que estas se agraven. En el caso de los cruceros, es recomendable cuidar la calidad de la comida para evitar intoxicaciones, ya que la atención medica es limitada.

Es difícil trasladar a una embarazada de un crucero para ser atendida por una emergencia grave. Esto ya depende de cada mujer y de los riesgos que esté dispuesta a asumir.

Tren

Es una buena opción, sobre todo cuando se trata de trenes de alta velocidad. Hay espacio para caminar, baños disponibles y estabilidad en el desplazamiento.

¿A dónde ir de viaje estando embarazada?

Es importante que se evalúe el lugar al que se viaja. Primero por la distancia en relación con la semana de embarazo. Y después por las condiciones del lugar que se va a visitar.

Es necesario evitar lugares en los que haya malaria, dengue, Zika u otras enfermedades endémicas. Una embarazada no debe vacunarse nunca sin consultar a su ginecólogo, pues muchas vacunas pueden estar contraindicadas.

Recomendaciones

Para cualquier viaje existen recomendaciones generales que protegen la salud de la embarazada. Algunas de las más importantes y fáciles de seguir son:

  • Llevar agua. Es necesario hidratarse en todo tipo de trayecto.
  • Utilizar ropa cómoda. No es bueno obstaculizar la circulación.
  • No saltarse comidas. La embarazada debe llevar provisiones y evitar períodos largos de tiempo sin comer.
  • Caminar. Las condiciones deben permitir a la embarazada estirar las piernas para cuidar la circulación.

En cualquier caso, si tienes dudas no olvides preguntarle a tu médico antes de realizar un viaje. Cada embarazo es diferente y nadie mejor que él sabrá decirte lo que necesitáis tú y tu bebé en ese momento.

Te puede gustar