5 actividades que se pueden hacer con mamá

Amanda · 2 junio, 2017

En cierta etapa de la vida los niños comienzan a jugar solos. Con el paso del tiempo, cada vez son menos las cosas que quieren hacer con mamá. Sin embargo, esta es una conexión que nunca debería acabar. Hay muchas actividades que se pueden seguir realizando juntos.

 

Muchas son las actividades que las madres pueden hacer con sus hijos, para enseñarlos, educarlos y divertirse. Lo importante es que lo hagan con gusto y se aproveche para mejorar la comunicación. Conviene elegir a conveniencia de cada uno, según sus habilidades y gustos.

 

La mayoría de los niños no son conscientes de los peligros que corre en su zona o lugar de juego. Por lo tanto, es muy importante que sean supervisados por sus madres al realizar sus actividades. Es conveniente para mejorar el vínculo y también para garantizar que estén seguros.

Todos los niños suelen ser muy juguetones, sobre todo en la niñez que es el tiempo de su desarrollo. En esta etapa comienzan a sentir curiosidad por las cosas que los rodean. Comienzan a tocar, observar y explorar, esto les ayuda a desarrollar su mente y su cuerpo.

 

5 actividades que se pueden hacer con mamá

 

Sea cual sea la edad que tenga mamá y su hijo, siempre hay cosas para compartir. Con los niños hay muchas alternativas, lo ideal es que no se pierda el compromiso.

¿Qué hacer con mamá?

Artes y oficios

Actividades para los niños como arte y artesanía son muy populares. La madre puede colorear con el niño, pintar libros, esculturas en yeso, plastilina, masa flexible entre otras. Este tipo de  prácticas  los ayudarán a mejorar sus habilidades visuales y creativas.

Este tipo de actividades se pueden hacer también en etapas diferentes. Abuelas pueden participar, así que podemos compartir también con nuestra madre. Para ella, resultará muy beneficioso tener una distracción como esta.

Juegos al aire libre

Jugar con el agua y las actividades de excavación de un tesoro mejoran la estructura ósea y fortalece su movilidad. Además ayudan a canalizar la energía del niño. Persiguiendo mariposas y jugando a la pelota, son una de tantas actividades al aire libre muy frecuentes.

A las madres también les relaja ver  jugar a su hijo al aire libre. Aprovechemos esta oportunidad para compartir también en familia. La abuela podrá disfrutar hermosos momentos con sus nietos.

Actividades en el interior

Para los más pequeños puede resultar más seguro jugar en el interior. Juegos de burbujas, perseguir la luz de una linterna y agitar botellas son buenas opciones para entretener al niño. Además, esto aumentará la curiosidad del pequeño desde temprana edad.

Estas actividades bajo techo para niños pequeños son útiles durante la temporada de lluvias. Las madres deben asegurarse de que no existan barreras que bloqueen el juego del niño. Evitar que el juego los conduzca a llevarse golpes y moretones en el cuerpo.

Mucho movimiento que hacer con mamá

Juegos de pelota, enano y gigante y seguir al líder, son excelentes actividades para mantener a tu hijo en actividad física. Funcionan tanto dentro como fuera del hogar. Este tipo de actividad mejora la movilidad y la fuerza de los huesos. De igual manera, ayuda a impulsar su energía. También hay actividades de escalada que son apropiadas para un niño pequeño, todo dependerá si le causa emoción o temor.

En la relación de mamá e hijos más grandes o adultos, el movimiento también es una alternativa. Invitemos a mamá a bailar, hagamos ejercicios juntas. Una clase de yoga o un simple caminata puede favorecer el infinito vínculo maternal.

Aprender y divertirse

Algunas actividades rutinarias pueden convertirse en momentos divertidos. La mayoría de las tareas y hábitos diarios los hacen los niños junto a mamá. Deberes escolares, lavarse los dientes, ordenar la habitación, son propias para incentivar la comunicación.

Enseñarles a ser responsables mediante el ejemplo es muy importante para los pequeños. Sin embargo, en la edad adulta tiene otro propósito. Con nuestras madres, de adultos podemos seguir aprendiendo. Hagamos un curso de cocina, aprendamos un oficio nuevo, cualquier excusa es buena para estar con mamá.