10 beneficios que tiene el juego en familia

El juego en familia es muy beneficioso, sobre todo para los niños. Además de pasar un rato divertido con sus padres, también aprenden muchas cosas.

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López el 22 Febrero, 2021.

Última actualización: 22 Febrero, 2021

El juego en familia es algo beneficioso para todos; además de pasar un rato divertido con los hijos, también nos ayuda a conocerlos mejor y los niños aprenden muchas cosas a través del juego. Seguro que todos recordamos con alegría esos momentos en los que, en nuestra infancia, compartimos juego con nuestros padres. Ahora es el momento de dejar esos bonitos recuerdos en nuestros hijos.

A todos los niños les encanta que sus padres jueguen con ellos y, además de pasar buenos momentos, también les aporta muchos beneficios, tanto físicos como emocionales. Por esta razón, dedicar un rato de nuestro tiempo a jugar en familia va a ser muy beneficioso para todos.

Beneficios que tiene el juego en familia

Como hemos dicho, el juego en familia tiene numerosos beneficios para todos que vamos a ver a continuación. Es importante que dediquemos un tiempo de nuestro día a jugar con nuestros hijos sin olvidarnos de que será algo que sea bueno para todos.

Refuerza el vínculo entre padres e hijos

Toda actividad que sea compartida con nuestros hijos va a ir encaminada a fortalecer el vínculo y la relación con ellos. Además, mediante el juego nos comunicamos de una forma divertida que nos va a ayudar a conocernos mejor todos.

Es divertido y relajante

Nadie puede negar que jugar es divertido y, además, nos ayuda a relajarnos. Nos hace sentir bien, disfrutar, reírnos con la familia… Y esto da lugar a que se cree un ambiente ameno. El juego aumenta nuestras endorfinas y, por lo tanto, produce en nosotros unas emociones positivas y placenteras.

Permite aprender mientras juegan

El juego también es un medio para favorecer el aprendizaje de los niños. A través de este, exploran, investigan e intentan dar soluciones para ganar en el juego. Fomenta la curiosidad de los niños y les permite desarrollar habilidades que luego pueden aplicar en su día a día, como la negociación, la resolución de conflictos, la perseverancia, entre otras.

Fomenta la autoestima de los niños, uno de los beneficios del juego en familia

Cuando jugamos con nuestros hijos, les estamos diciendo que son importantes para nosotros, les estamos dedicando toda nuestra atención. Esto les ayuda a fortalecer su autoestima y autoconcepto. Además, mientras jugamos, podemos animarlos y motivarlos para que intenten superarse a sí mismos, así, y los felicitaremos por los resultados conseguidos y lo bien que han jugado.

Aumenta el control emocional

A través del juego, los niños aprenden a controlar y expresar sus emociones, además de reconocer estas en los demás para comprender cómo se están sintiendo mientras juegan.

El juego en familia nos muestra sus habilidades

Los niños, mediante el juego, nos proporcionan información acerca de sus habilidades, aptitudes, virtudes y también sus limitaciones. Jugar entre todos también nos ayuda a conocernos mejor.

Aporta seguridad en el niño

Estos momentos juntos aportan al niño experiencias positivas que van a contribuir a proporcionarles seguridad y tranquilidad.

Promueve la creatividad y el éxito escolar, otro de los beneficios del juego en familia

La forma de relacionarse en el juego va a permitir al niño sacar todo su potencial creativo, fomentando también su imaginación. No debemos olvidar que los niños más imaginativos son menos agresivos, más tolerantes y con un mayor éxito a la hora de realizar las tareas escolares.

Mejora la atención

El juego también potencia la concentración y atención del pequeño, ya que este tiene que desplegar todas estas capacidades para conseguir ganar.

Fortalece las habilidades sociales y emocionales

El primer medio socializador de un niño es su familia y, a través del juego, estamos fomentando estas interacciones familiares. Esto favorecerá el aprendizaje de las habilidades necesarias para las relaciones sociales.

Consejos para fomentar el juego en familia

Lo más importante es que, a pesar de estar cansados de nuestro día, dediquemos un rato a nuestros hijos. No tenemos que montar un gran juego para estar con ellos, a veces, una simple lectura de un cuento, un pequeño teatro o unas adivinanzas pueden hacernos pasar un rato divertido con ellos.

Tenemos que aprender a disfrutar de los pequeños ratos que nos ofrece el día para pasarlo con nuestros hijos. Cualquier actividad cotidiana podemos convertirla en un divertido juego con el que pasar un rato agradable con los pequeños. También la preparación de una rica receta o incluso ver alguna película juntos; cualquier idea es buena.

En definitiva, ya hemos podido ver los enormes beneficios que tiene el juego en familia para todos, pero sobre todo en los niños. Por esta razón, no debemos perder ninguna de las oportunidades que nuestro día a día nos ofrece para pasarlo con nuestros hijos; ellos son lo más importante.

Asimismo, no debemos olvidar que lo que más necesitan los niños es el amor, el cariño, la dedicación y la atención de sus padres. Si a esto le añadimos diversión, imaginación y creatividad, podremos tener resultados inmejorables.

Te podría interesar...
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
6 juegos de mesa para jugar en familia

Jugar en familia es una excelente opción para pasar tiempo de calidad juntos y divertirse. A los más pequeños de la casa les encantará jugar con sus padres.



  • Ardila, L. M. (1999). El Juego en familia, un bello recuerdo para siempre. Rastros Rostros, 2(3), 10-11.
  • Wiedermann, M. E. (1996). El juego como elemento educativo en la familia. Educación física y deporte, 18(1), 85-87.

Licenciada en Psicología por la Universidad de Murcia en 2009 (itinerario mixto en psicología clínica y educación). Máster de Práctica Clínica en Salud Mental por la AEPCCC (Asociación Española de Psicología Cognitivo Conductual) en 2010. Acreditada por la European Foundation of Psychology (EFP). Número de colegiado: COP Murcia MU:02396

Curso de Formador de Formadores, Formador Ocupacional, Psicología Infantil, entre otros por la Universidad Antonio de Nebrija. Experiencia como formadora en Escuela de Padres durante 4 años.

Participación en Symposium Internacional sobre Familia y Psicología de la salud, así como, en el estudio para la Identificación de Alumnos con Altas habilidades en Educación Secundaria, organizado por la Universidad de Murcia.

Psicóloga y directora de gabinete de psicología y educación durante 3 años. Redactora para revista online sobre maternidad, educación, bebés, psicología, etc.

Actualmente, trabaja como psicóloga a domicilio, desplazándose a casa del paciente con trastorno mental o emocional, especialmente en problemas educativos y clínicos infanto-juveniles (apoyo y refuerzo a niños con dificultades de aprendizaje, técnicas de estudio y orientación familiar).