¿Sueles jugar con tus hijos más de dos horas al día?

Jugar con tu hijo más de 2 horas al día es fundamental para su desarrollo y para mejorar la relación entre ambos.
¿Sueles jugar con tus hijos más de dos horas al día?

Escrito por Nicolás Forero

Última actualización: 01 febrero, 2022

El juego es vital para los niños, pues a través de él se divierten y desarrollan una gran cantidad de habilidades. Además, exploran diversos factores del entorno para comprender el mundo que los rodea.

Sin embargo, más allá de que puedan realizarlo solos, es fundamental que los padres se involucren en esta actividad lúdica. Así, no solo refuerzan el vínculo afectivo con sus hijos, sino que además les transmiten confianza y enseñanzas fundamentales para la vida.

De esa manera, lo ideal es que los padres jueguen con sus hijos al menos 2 horas al día. Con esa acción les dan a entender que son importantes, que disfrutan de su presencia y que pueden acudir a ellos en todo momento.

No obstante, es una realidad que muchos padres no cumplen con esos momentos de juego compartido debido a los afanes de la vida diaria y a la mala gestión de los tiempos. Desafortunadamente, se pierden de disfrutar de una de las etapas más lindas de la vida de sus hijos, ya que a medida que los niños crecen solicitan más y más independencia.

Asimismo, esta falta de momentos juntos puede dañar la autoestima de los niños e incluso, hacerles sentir que no son merecedores de ese tiempo de calidad de sus padres.

Mamá jugando con su hijo

Razones por las que los padres no pueden cumplir el tiempo de juego con sus hijos

El motivo principal de la falta de tiempo compartido para el juego es el trabajo y las ocupaciones de los adultos. A causa de ello, cuando los padres llegan a la casa siguen pendientes de las cuestiones laborales o simplemente, necesitan descansar para continuar con su rutina al otro día.

El segundo motivo es porque, lastimosamente, la vida digital empaña las interacciones reales. En vista de ello, muchas veces, los padres están en el mismo espacio físico que sus hijos, pero siguen pendientes de las pantallas electrónicas. Lo mismo puede ocurrir con los menores.

Finalmente, otra de las razones es la mala gestión de los tiempos, que lleva a la necesidad de atender permanentemente a las cuestiones más urgentes y pasar por alto el tiempo de juego.

¿Cómo cambiar esa realidad y jugar más de 2 horas al día?

Para sobreponerse a esos hechos es fundamental que los padres se den cuenta de que durante el día hay tiempo para todo. De esa manera, pueden darle un mejor orden a sus quehaceres para que no se crucen con los momentos compartidos con sus hijos.

Por otra parte, es importante que los adultos estén conscientes en todo momento de que los hijos deben ser la prioridad. Merecen vivir momentos de exclusividad en los cuales ningún factor externo se convierta en una distracción.

Jugar con la familia

Aparte de jugar, es oportuno fijar en la agenda de responsabilidades un tiempo para escuchar a los hijos. Pues a partir del diálogo se pueden conocer sus gustos, sus vivencias y sus emociones.

Es necesario sacar un tiempo para ellos en las noches, a pesar del cansancio. Ese esfuerzo siempre vale la pena, porque no hay mejor recompensa que el bienestar y la felicidad del ser más amado.

La importancia del jugar con tu hijo

Jugar es imprescindible para que tu pequeño vea a sus padres como las personas con las cuales puede vivir los mejores momentos. Así, se fortalece la complicidad y la confianza entre ambas partes.

También, le permite al niño entender que sus padres estarán junto a él de manera incondicional y que siempre estarán dispuestos a atender todas sus necesidades e involucrarse en todas sus actividades.

Además, el juego compartido es clave para cuidar la salud emocional de los infantes. Más allá del disfrute, en esos momentos el niño entiende el contexto en el que vive.

Padres jugando con su hijo

De igual manera, es fundamental para que la mente del niño se llene de recuerdos que lo hagan sentir feliz, tranquilo y satisfecho.

¡Aprovecha cada momento!

El tiempo de juego es imprescindible para que los niños se desarrollen en un entorno de confianza y de amor. Pues a través de esos momentos compartidos entienden que sus padres están pendientes de ellos en todo momento para brindarles lo mejor.

Adicional a ello, el juego es vital para mejorar la convivencia entre padres e hijos, ya que en esos momentos se fomenta el diálogo sano, la empatía y el amor incondicional.

Te podría interesar...
¿Qué beneficios aporta a los niños jugar con la pelota?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Qué beneficios aporta a los niños jugar con la pelota?

Jugar con la pelota sirve para divertirse, pero también para desarrollar ciertas habilidades en la infancia. ¡Descubre cuáles son!



  • Ministerio de Educación de Colombia. La salud emocional en la educación inicial [Internet]. Colombia. Ministerio de Educación; 2019. [citado 20 de enero de 2022].