¿Es bueno adelantar el aprendizaje de los niños?

Agetna 5 marzo, 2017

No, por lo general, no es bueno. No suelen ser niños superdotados o niños más avanzados aquellos que aprenden a leer, a escribir o a contar mucho antes de la edad apta para ello según lo que ha demostrado a través de los años la enseñanza escolar. A continuación, te diremos por qué respondiendo una serie de preguntas.

Por qué no adelantar el aprendizaje de los niños

¿Si mi hijo aprende a leer siendo pequeñito va a ser más avanzado que los demás cuando entre a la escuela?

Según muestreos, el niño que aprende a leer o a escribir antes que los otros no muestra adelantos significativos. Su única ventaja es que puede hacer uso de este conocimiento a una edad más temprana cuando la mayoría de sus compañeros no saben siquiera que existe.

Los pequeños que llegan al colegio sin tener dichas habilidades alcanzan al que sí las tienen en un breve tiempo, poniéndose a la par o incluso sobrepasándolo.

boletin_2_www-wikihow-com

¿Es cierto que el niño que llega a la escuela ya con los conocimientos que allí se le van a impartir suele disociarse en clase?

Sí, para aprender el niño necesita estar interesado en algo. Cuando se pierde el interés y la curiosidad el menor no aprende. Incluso, los adultos asimilamos mejor los conocimientos cuando nos sentimos motivados.

Es difícil hacer que un niño se concentre en clase cuando ya sabe lo que la maestra está enseñando. Es por eso que no es de extrañar que se torne rebelde, indisciplinado, o sencillamente se aburra mucho y comience a rechazar el cole.

¿Saltar las etapas del desarrollo cognitivo es ventajoso en algún sentido?

En ninguno, eso solo atentará contra la creatividad, el espíritu investigativo y la curiosidad del menor.

También le robará el tiempo de jugar, divertirse, relacionarse con otros infantes, estar con su familia y gozar de todo cuanto tiene derecho como niño que es.

El pequeño que es sometido a un aprendizaje temprano se siente agobiado, forzado; estados que le generan descontento y estrés.

¿Entonces es mejor que mi hijo comience su etapa escolar sin conocer nada de lo que allí le van a enseñar?

728px-teach-your-child-to-read-step-1-version-2

Tampoco hay que ir a los extremos. Le puedes enseñar a identificar algunos colores, a tomar bien el lápiz, o saber cómo es la vocal con la cual empieza su nombre, por ejemplo. Pero no quieras forzar su aprendizaje quemando etapas porque esto no va a traerle ningún beneficio.

¿Están equivocados quienes plantean que es necesario incentivar el aprendizaje en los niños?

No, cuando se habla de incentivar el aprendizaje, despertar su creatividad, educarlo o enseñarlo a pensar, se hace referencia a estimular su espíritu investigativo y la necesidad de encontrar el porqué de todo, llegar a conclusiones haciendo uso de su razonamiento aunque sea aún muy insipiente, o aprender de los errores y los “golpes”.

Incentivar el aprendizaje es brindarle actividades didácticas que le desarrollen su inteligencia y lo introduzcan, tal y como te comentamos antes, al conocimiento que se le va a brindar en la escuela.

Digamos que puedes fomentar su desarrollo cognoscitivo poniéndole canciones infantiles educativas, leyéndole cuentos que despierten su imaginación, enseñándolo a comportarse y hablar correctamente según su edad, o repitiéndole una poesía para que la memorice.

¿Es bueno adelantar el aprendizaje de los niños?

Mamá, más que adelantar el aprendizaje de tu hijo adelanta y estimula su deseo de aprender. Si está a punto de ingresar al cole háblale sobre todo lo que allí van a enseñarle. Dile que pronto no necesitará que nadie le lea los libros porque él solito podrá hacerlo, o que le tengan que escribir las cosas, o contarles las bolas para saber si ha perdido alguna.

Coméntale que en la escuela aprenderá todo lo que saben mamá y papá juntos y que será un niño cada vez más grande e inteligente, ese que guiará y enseñará a su hermano menor cuando lo necesite.

Antes de violar etapas del desarrollo cognitivo de tu hijo pregúntate en qué medida esta aceleración va a beneficiarlo. Si la única respuesta es la de: “porque tendrá más posibilidades que los demás para ser un triunfador” piensa que es muy temprano para someterlo a la presión de la competencia. Déjalo que goce de su infancia, sin las presiones que le esperan en su vida de adulto, al fin y al cabo ellas estarán ahí cuando le toque vivirlas.

Te puede gustar