Cómo fomentar el desarrollo cognitivo de tu hijo

Agetna · 29 mayo, 2016

La manera de estimular el desarrollo cognitivo de un menor de edad es hacerlo a través del juego y la participación de sus progenitores, al menos, uno de ellos. Por eso te aconsejamos dedicar, como mínimo, media hora por día a jugar con tu pequeño.


Para fomentar el desarrollo cognitivo de tu hijo en Eres Mamá te ofrecemos algunos ejercicios. Pero antes, queremos que tengas en cuenta estos tres consejos:

Número 1: Ten paciencia. Tu hijo puede tomarse algo de tiempo en resolver los ejercicios, o puede echarse a llorar cada vez que no lo consiga. Tu actuar aquí debe ser el de una maestra: orientarlo, calmarlo, explicarle todas las veces que sean necesarias e indicarle nuevas maneras de dar solución al problema

Número 2: No resuelvas lo que él mismo puede resolver. Dale la oportunidad de experimentar y dar la solución que estime conveniente, la que mejor le parezca. No le digas, constantemente, por dónde tiene que ir.

Número 3: No le regañes o le grites cuando se equivoque. Permítele que cometa errores y aprenda de ellos.

Juegos para el desarrollo cognitivo de niños menores de 5 años

nino,-pincel,-colores-160071

Enséñale los colores a tu hijo de 2 años

Para que tu hijo de 2 años aprenda los colores hay disímiles maneras de hacerlo. Nosotras, te recomendamos la siguiente.

Busca varias láminas de las que puedas recortar figuras de colores.

Con vistas a que tu hijo aprenda a identificar el amarillo recorta, por ejemplo, un sol, un pollito, y un limón maduro.

El verde lo representas con una planta, una rana y un aguacate.

Para el rojo necesitas figuras como una rosa roja, un corazón, una manzana y unos labios.

En fin, hazte de varias muestras de diversos colores.

Cuando las tengas todas siéntate con tu pequeño y riega los recortes por el suelo de manera tal que los colores se mezclen.

Poco a poco, vete agrupando las figuras del mismo color a la vez que le dices el nombre de la figura y el color que tiene.

Al inicio solo tú podrás hacerlo, pero con el paso de los días y la ejercitación, tu hijo irá aprendiendo a identificar tanto el color como el nombre de la figura y hasta logrará agruparlas según las tonalidades que poseen.

Para facilitarle la actividad es importante que al inicio comiences con 2 o 3 colores. Después que los aprenda podrás incrementar el número.

Enséñale letras del abecedario a tu hijo de 3 años

Un juego para el desarrollo cognitivo de tu hijo de 3 años es el de aprender las letras.

Con ese objetivo te recomendamos buscar figuras de colores u objetos que él conozca. Sus nombres deben comenzar con una misma letra.

Supongamos que quieres enseñarle la consonante B.

Para ello, dibuja una letra B grande y colorida en un papel. Busca un biberón y una foto de tu pequeño cuando era bebé. Si él conoce el sonido que emiten las chivitas también puedes buscar una lámina que contenga la imagen de ese animalito.

Cuando tengas los materiales siéntate con tu niño a ir nombrando cada objeto a la vez que le muestras y le dices que esa es la letra B con la que comienzan las palabras que le vas enunciando.
—Biberón, bebé, ¡beeeee! —

pintura

Enséñale a rimar palabras a tu hijo de 4 años

Rimar palabras es divertido. Para esta actividad solo necesitas encontrar aquellas palabras que tu hijo de 4 años conozca y le sean fáciles.

También debes tener en mente las que rimen con esas que tienes destinadas para el juego pues no pocas veces él va a necesitar que le des alguna que otra pista.

Supongamos que dices la palabra:
—Galleta—

Luego le pides que busque una que rime con ella.
Él puede decirte: chancleta, bicicleta, trompeta…

Pero si no logra encontrar ninguna puedes hacer, por ejemplo, como hacen las trompetas para que él adivine y encuentre el vocablo.

Mamá, debes saber que estos y cualquier otro ejercicio interactivo que le posibilite al niño razonar, analizar lo que ocurre, memorizar y hacer uso de conocimientos aprendidos para la solución de problemas, serán ideales para fomentar su desarrollo cognitivo.

Pon especial interés en desarrollar las actividades que elijas lo mejor posible. El aprendizaje temprano hace de tu hijo un niño mejor preparado para enfrentar todas las materias que le esperan en su futura vida escolar.