¿Cómo estimular la capacidad motora de los bebés?

Agetna · 6 octubre, 2015
Aun cuando los niños pequeños necesitan su tiempo para ir mostrando un progreso en el dominio de nuevas habilidades, la ayuda de los padres puede acelerar este proceso y hacerlo mucho más sencillo

Estimular la capacidad motora de los bebés a temprana edad les facilita su desarrollo psicomotor.El desarrollo psicomotor comienza desde que los niños abren sus ojos al mundo; sin embargo, no todos avanzan ni vencen sus diferentes etapas al mismo tiempo.

Muchos niños levantan la cabeza, se viran en la cama, gatean, cogen los objetos y los voltean, o caminan antes que otros. Entonces ¿cómo estimular la capacidad motora de los bebés? Te respondemos: con ejercicios.

Ejercicios para estimular la capacidad motora de los bebés

A pesar de que cada pequeñito vive las etapas a su manera existen ejercicios que sirven para despertar e incrementar el dominio de sus movimientos.

A continuación, te explicamos algunos de ellos.

Estímulos para el control cefálico

Para incentivar que el niño levante la cabecita y la gire hacia diferentes lados acuéstalo boca abajo sobre una superficie dura. Con ambas manos y, delicadamente, intenta mover su cabecita a la derecha, al frente y a la izquierda. Repite el ejercicio en sentido contrario.

shutterstock_162121562

Otro incentivo a poner en práctica se centra en colocar diversos juguetes con colores intensos delante y a ambos lados de donde se encuentra acostado boca abajo. Como los colores llamarán su atención el bebé intentará levantar la cabeza para observarlos.

Ambos estímulos, además del control de su cabeza, fortalecerá su espaldita y hará que comience a reconocer sus extremidades superiores.

“Da clic aquí para que amplíes sobre cómo puedes estimular el control cefálico de tu niño”.

Estímulos para voltearse

Otra de las etapas que debe vencer un bebé es la de voltearse. Para lograr esto, mientras esté en su cuna, no importa si acostado boca arriba o boca abajo, debes virar su cabecita, levantarle los bracitos, cruzar uno de los pies y voltearlo.

Esta es la primera rutina de su vida que precisa de movimientos coordinados, y por ende, le es un tanto difícil. Sin embargo, a medida que se la practiques el niño aprenderá cómo debe hacerla hasta dominarla por completo.

Igual que en la etapa anterior, coloca objetos llamativos cerca de él. El bebé intentará voltearse para tomar los juguetes a su alrededor.

“Conoce más al respecto en la conquista del volteo de los bebés”.

Estímulos para sentarse

Con motivo de que el pequeño se siente debes acostarlo boca arriba sobre una superficie dura, tomarlo de las manitas y levantar su tronco poco a poco hasta lograr la posición de sentado.

Durante esta etapa el bebé deberá aprender a equilibrarse. Por eso siéntalo y sujétalo por las caderas, así fortalecerá su tronco, su cuello y los músculos de su espalda.

Estímulos para gatear

Todos los niños gatean de una forma diferente. Hay algunos que nunca logran hacerlo de la manera convencional: en cuadrupedia; en cambio, son muy rápidos arrastrándose por el piso sentados de nalgas siempre con un piecito adelante que le funciona como motor impulsor.

Pero sea cual sea la posición que adopte tu hijo el gateo significa un gran avance para él. Incentívale el desplazamiento colocándolo en cuadrupedia, primero, cuando esté encima del colchón, luego, en el piso.

Siéntalo sobre superficies duras, puede ser el suelo. Ponle varios juguetes casi al alcance de su mano. Inmediatamente el niño se dará cuenta de que para tomarlos, deberá echarse hacia adelante y hacer un esfuerzo extra.

Mediante el gateo el niño comenzará a tener el control de su cuerpo y a aprender a desplazarse por toda la casa para explorar el lugar donde vive.

“Estos juegos para estimular el gateo del bebé te servirán de mucho”.

Estímulos para caminar

Toda vez que el niño domine el gateo notarás que poco a poco esa habilidad se le hace pequeña y que, de alguna forma, intenta erguirse para alcanzar los adornos y los muebles de la casa.

¿Nuestro consejo? Así como hiciste durante las restantes etapas aprovecha su curiosidad y coloca objetos llamativos por encima de su cabecita, incentívalo con palabras para que los alcance y tómalo de las manitos hasta ponerlo de pie.

Toda vez que logre pararse y mantenga el equilibrio el bebé estará listo para dar sus primeros pasos. Con este objetivo te recomendamos que lo tomes por las manitos, te coloques detrás de él y, con la punta de tus pies, empujes sus talones induciéndole la secuencia que deberá seguir al avanzar.

Si lo deseas utiliza el conteo de “uno, dos; uno, dos; uno dos” a medida que ponga un piecito y otro hacia adelante. Te aseguramos que esta es una técnica efectiva que, para sorpresa tuya, el bebé querrá hacer frecuentemente. Así, aprenderá a caminar en muy poco tiempo.

“En estimulación para activar los sentidos conocerás otros ejercicios que también le ayudarán en sus habilidades psicomotoras”.

shutterstock_319022582

En los primeros años de vida un ser humano adquiere habilidades que lo formará como hombre moderno y le permitirá adecuarse al mundo que le rodea.

De igual forma estas destrezas serán la ventana de entrada de otras habilidades más sofisticadas.