Estimula el desarrollo de tu bebé con estos divertidos juegos

Tú puedes ser un ente activo en el dominio de las capacidades psicomotoras de tu criatura y ofrecerle herramientas que puedan servirle para hacer suyas nuevas habilidades

Estimula el desarrollo de tu bebé con estos divertidos juegos que te ofrecemos en eres mama.


Estas actividades le desarrollarán la visión, el oído, la motricidad, la memoria y su desarrollo cerebral en general.

Estimula el desarrollo de tu bebé con el juego de evadir obstáculos

Girar hacia los lados, sentarse cuando sea necesario, retroceder… Para que tu niño domine sus movimientos coloca varios obstáculos en el suelo donde lo vayas a poner.

Los obstáculos, claro está, deben ser suaves y que no otorguen ningún tipo de peligro para él. Opta por:
– Cajas de cartón medianas para que las rodee.
– Butacones y mesitas para que les pase por debajo.
– Edredones envueltos y cojines sobre los cuáles podrá pasar.

cushion-298778_640

Todos los elementos que escojas deben estar hechos de tela, cartón, o plástico.

Resulta obvio que para que el niño gatee evadiendo estos elementos es necesario que le dispongas juguetes en determinados lugares, o que te coloques en cada uno de los rincones a los que quieras que se dirija y lo llames para que acuda a tu encuentro.

Verás lo feliz que se pondrá cada vez que consiga su objetivo.

Estimula el desarrollo de tu bebé con el juego del sonajero

Maruga en algunas regiones del mundo, sonajero en otras. Sea cual sea el vocablo es importante que estimules el desarrollo de tu hijo con el sonar este peculiar dispositivo.

El sonido que produce el sonajero desarrolla la audición del bebé. Los colores del material estimulan la visión.

Cuando el bebé agarra la maruga pone en funcionamiento su sentido del tacto y, al moverla para que suene, su capacidad motora.

Toda vez que tu niño aprenda que al mover el juguete este sonará irá también coordinando todos sus sentidos.

Estimula el desarrollo de tu bebé con el juego de las escondidas

El juego de las escondidas para bebés dista mucho del juego de las escondidas para niños más grandes.

Aquí el bebé es a quien siempre le toca buscar en un campo de acción bastante reducido.

  • Para jugar a las escondidas con tu pequeño siéntalo sobre la alfombra de frente a ti.
  • Coloca varios almohadones a su lado y busca un juguete que le guste.
  • Enséñale bien el juguete y ponlo inmediatamente debajo de uno de los almohadones.
  • Asómbrate, abre los ojos y dile:
  • ¡Ay! se escondió, ¿en dónde está el juguete?

Si tu hijo no busca el juguete debajo del almohadón donde se encuentra levanta un filo del cojín y deja que vea una de las partes del juguete para que sepa que está allí y vaya a cogerlo. Cuando lo encuentre prémialo con un: ¡muy bien!

8663075893_349f0bbb44

Luego toma el objeto y ponlo debajo de otro almohadón.

El esconder y encontrar cosas le va a ser divertido y provechoso.

Cuando tu hijo aprenda a caminar puedes hacer pequeñas variaciones. Los almohadones sustitúyelos por las habitaciones de la casa: detrás de las puertas, debajo de las camas… y, el juguete, por cualquier miembro de la familia, incluso, tú.

Estimula el desarrollo de tu bebé con el juego de hacer lo que dicen las canciones

Hacer lo que dicen las canciones puede llegar a ser muy divertido para tu hijo, ayudarle a dominar nuevos movimientos y aprender el significado de las palabras.

La canción del dedito en el pilón, la de las palmitas, los deditos que se encontraron un huevito…

Canta mientras, primero, ejecutas los movimientos. Así tu hijo te observará. Luego, ayúdale a que siga él las indicaciones al ritmo de la música.

Este juego también le posibilitará identificar los sonidos y a hablar mejor.

Estimula el desarrollo de tu bebé con el juego de hacer construcciones

Hacer construcciones lo mismo con juguetes que se hayan confeccionado con este fin que con objetos que sirvan para montarlos unos sobre otros, es bien divertido y tu hijo va a adorarlo.

De hecho, aunque no lo estimules poco a poco notarás que le va a gustar amontonar los juguetes y levantar torres con ellos.

Como esta es una buena manera de impulsar su psicomotricidad te convidamos a aprovechar este interés suyo y participar a en la diversión.

Levanten altas torres y deja que las tumbe de vez en vez. El verlas caer le provocará no pocas sonrisas.

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar