Trucos para quitar las manchas de la ropa del niño

23 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Si estás cansada de limpiar las manchas de la ropa de tus hijos y que no salgan, ¡no te pierdas estos trucos!

La ropa de los niños suele ensuciarse bastante, tanto si son bebés y le damos la papilla, como si son más grandecitos y están aprendiendo a comer solos. Pero la ropa de los niños, así como las prendas de los adultos, necesitan higienizarse, y las madres, por lo general, son quienes se encargan de las manchas.

Para aliviar el dolor de cabeza que te entra cuando llega la hora de pasar por este proceso, en este artículo te ofrecemos algunos consejos simples y efectivos trucos que mucho te servirán para quitar las manchas. No olvides tenerlos en cuenta… ¡y tu vida será mucho más fácil!

Trucos para quitar las manchas de grasa

Las manchas de grasa no se quitan con el jabón o el detergente. Puedes restregar la prenda una y otra vez y estas aparecen apenas la ropa se seca… Por eso, es necesario que sepas cuáles son las claves para que no te vuelva a pasar y las manchas queden bien limpias. 

manchas

Polvos de talco para quitar manchas

Si quieres quitar las manchas de grasa de las ropitas de tu hijo te recomendamos, antes de lavarlas, echarles un poco de talco en la zona donde tienen el aceite. Luego de hacer esto, deja que el talco absorba, por sí solo, la grasa. Es probable que pasados algunos minutos necesites echarle un poco más de polvo.

Deja la prenda reposar por algunas horas. A continuación dale agua y jabón y frota bien la parte de la mancha. Tiéndela al sol intenso. Cuando la recojas notarás que la mancha ha desaparecido. Para agilizar y hacer más efectivo el proceso, cuando le eches el talco pásale la plancha caliente. Vuelve a echarle talco y plancha otra vez. Luego podrás lavarla de la forma en que te indicamos.

Sal

Otra técnica casera para quitar las manchas de aceite es la de aplicar un poco de sal sobre la ruleta de grasa y dejar la prenda en reposo algunas horas. A continuación, debes lavarla con un líquido lavavajillas y restregar bien la zona de la mancha. Se tiene al sol y cuando se seca se comprueba si la mancha desapareció, en caso de que no, se debe repetir el proceso.

Zumo de limón

Por último, te recomendamos aplicar a las manchas de grasa zumo de limón con bicarbonato y dejar que la mezcla actúe durante algunos segundos. Luego lavarás con detergente y dejarás secar al sol… ¡te sorprenderás de los resultados!

Truco para quitar las manchas de vómito y comida

Las manchas que deja el vómito del bebé o la comida que se vierte en su alimentación, suelen ser difíciles de eliminar, sobre todo cuando no podemos lavarlas al momento. Si te ha pasado eso, tenemos para ti un truco para hacerlas desaparecer:

Empapa la mancha con agua oxigenada y detergente. Déjala reposar durante una hora. Luego frótala con insistencia, enjuágala y si vez que no ha desaparecido vuelve a echarle detergente y agua oxigenada y dejarla reposar durante otra hora. A continuación, la lavarás y la tenderás al sol intenso para que el calor del astro haga lo suyo. Con esto, la mancha debe desaparecer por completo.

Trucos para quitar las manchas de tinta, pegamento y pintura

manchas

Si tu niño va a la guardería o a la escuela es probable que a cada rato llegue a casa con la ropa manchada de tinta, pegamento o pintura. Como habrá pasado un día entero después que se produjo el “accidente” te será mucho más difícil eliminar las manchas que estas sustancias dejan en las telas. Difícil, sí, pero no imposible. Para ello te traemos dos trucos.

Quitaesmalte

Vierte un poco de quitaesmalte en la mancha y frótala con fuerza. Dale jabón y agua y lávala bien. Seguramente notarás que la mancha se aclara. Para continuar con el proceso vuelve a echar quitaesmalte, restriega la prenda y luego dale agua y jabón. Repite este proceso todas las veces que sea necesario hasta hacer que la mancha desaparezca completamente. Como siempre, tiende la prenda al sol intenso.

Empapar las manchas con gasolina

Otra opción es la de empapar la mancha con gasolina, frotarla y lavarla con abundante detergente y agua. Como mismo hiciste con el quitaesmalte, si lo necesitas, échale otro poco de gasolina, frota y lava otra vez con agua y detergente. Repite todas las veces que la ropa lo necesite.

A diferencia del quitaesmalte la ropa a la que se le echa gasolina suele albergar cierto olor luego del lavado. Por ello, si usas este producto, te recomendamos, luego que quites la mancha, dejar la prenda dentro de bastante agua y detergente por algunas horas para que el olor se le vaya, o incluso, lavarla varias veces antes de que tu hijo vaya a usarla otra vez.