Cómo hacer marionetas caseras

Este artículo fue redactado y avalado por la profesora Azucena Fernández
· 14 abril, 2019
Si te apetece pasar un buen rato con tus hijos de forma tradicional o buscas una actividad creativa para el aula, esto te interesa. Vamos a ver cómo hacer divertidas marionetas con niños.

No hay nada como sentarnos en una mesa con los niños y dejarnos llevar por la creatividad. Hacer marionetas caseras con niños es una actividad sencilla que requiere poco material. Así que, con un poco de pegamento y algunas cosas más, podremos sentarnos con ellos y empezar a trabajar.

No hay que buscar demasiado para encontrar un buen momento para crear estas marionetas caseras. Los niños estarán encantados, ya que las manualidades siempre les entusiasman. Fabricando estas marionetas van a potenciar su creatividad. Vamos a ver algunos ejemplos de marionetas fáciles de hacer.

Marionetas caseras con palos de helado

Unas de las marionetas más sencillas que puedes fabricar en casa son las que se hacen con palos de helado. A los niños les encantan y puedes hacer el personaje que más te apetezca. Los materiales necesarios son:

  • Palos de helado.
  • Cartulina, goma eva o cartón pluma.
  • Colores: rotuladores, lápices, ceras, témperas o lo que queramos.
  • Pegamento o silicona líquida.
  • Tijeras.
  • Ojos decorativos.
  • Adornos variados.

En primer lugar, cuando quieras fabricar el cuerpo de la marioneta, imprime alguna plantilla con el personaje que, previamente dibujes o descargues online. Sobre cartulina, goma EVA o cartón pluma, dibuja el contorno del molde y recórtalo. Después, pega la plantilla a un palo de helado.

Por último, con la base del cuerpo ya pegada, decora la marioneta y crea el personaje que quieras. Utiliza la silicona o el pegamento para añadir decoración y los colores para pintarlo.Cómo hacer marionetas caseras.

Marionetas caseras con guantes viejos

Solo necesitarás:

  • Un guante viejo.
  • Botones.
  • Fieltro.
  • Algún abalorio.
  • Aguja, hilo y tijeras.

La idea es utilizar los dedos de los guantes para crear pequeñas cabezas de distintos personajes, de forma libre y como nos apetezca. Otra opción es utilizar la parte de la palma de la mano y poner ahí los ojos fabricados con fieltro o con alguna bola blanca (una canica, por ejemplo) a la que le dibujaremos ojos, pestañas, etc.

Marionetas con calcetines

Si tienes calcetines por casa que no vayas a utilizar, este es el momento de darles una segunda vida. Si son de colores divertidos, el resultado final quedará más llamativo. Para hacer esta marioneta necesitaremos:

  • Un calcetín viejo de colores vivos.
  • Fieltro de colores.
  • Pegamento.
  • Tijeras.
  • Aguja e hilo.
  • Botones.
  • Lana.

La marioneta más sencilla que puedes hacer con un calcetín es aquella que consiste en meter el calcetín en la mano y en la parte de la puntera crear una boca con las dos manos. Para darle más consistencia a esta boca, puedes dar unas puntadas para crear la parte de arriba de la boca y la de abajo.

Después, solo tendrías que pegar trozos de fieltro para crear las orejas que quieras o, incluso, fabricar los ojos con el mismo material. La segunda opción es coser dos botones como ojos, con hilo de color vivo para crear la sensación de iris. ¡Y listo!

Por último, el toque final divertido lo puedes dar con unos trozos de lana y crear con estos trozos pelo para la marioneta. Elige un color (o varios) para el pelo. De esta manera quedará mucho más graciosa y divertida.

Marionetas reciclando el cartón de los rollos de papel higiénico

Es muy sencillo reciclar estos cartones de los rollos de papel higiénico. Además, siempre tienen un montón de utilidades a la hora de hablar de manualidades.

  • Rollos de papel higiénico.
  • Témperas.
  • Pincel.
  • Cartulina de colores.
  • Tijeras.
  • Rotulador negro.
  • Pajitas de refresco.
  • Cinta adhesiva.

Para empezar, pinta los cartones de los rollos de papel higiénico de un solo color y déjalos secar. Una vez secos, puedes cortar la parte superior de los rollos dándole forma de orejitas si quieres hacer algún animalito. Por ejemplo, cortando orejitas de conejo o de gato.Cómo hacer marionetas caseras.

Si quieres hacer una marioneta con forma de otro tipo de personaje que no sea un animalito, es muy fácil. Para ello solo tienes que ir buscando la forma que quieres cortando y pegando trozos de cartulina para crear, por ejemplo el vestuario, y pintar con las témperas las caras.

La abejita de cartón, la marioneta estrella

Una marioneta muy popular y que suele gustar mucho a los niños es la de una abejita hecha con estos cartones de papel higiénico. Además, es una manualidad sencilla y entretenida. Así que, si quieres sabes cómo hacerla, estos son los pasos:

  • En primer lugar, cubre el cuerpo de amarillo (el rollo de cartón entero) con cartulina amarilla o con témperas.
  • Después, se cortan tiras rectangulares negras (tres tiras de 1 cm de ancho, aproximadamente).
  • Recorta unas alitas que pegaremos en el rollo.
  • A continuación, haz una carita sonriente con rotulador negro.
  • Puedes completar esto pegando una pajita de refresco doblada por la mitad por dentro. Sobresaldrá por arriba y serán las antenitas.

En conclusión, son muchas y muy variadas las formas que hay para crear nuestras propias marionetas. Por lo tanto, solo tienes que elegir la que más te apetezca o la que mejor creas que va a resultarte. De este modo, la diversión está asegurada.

  • Violett Philpott y Mary Jean McNeil. (1991) Cómo hacer y manejar marionetas  Madrid: Publicaciones y Ediciones Lagos S.A.