7 actividades con globos de colores para tu bebé

Agetna 20 julio, 2017

Los globos de colores le sirven al bebé como un excelente estímulo sensorial. Sus colores y movimientos estimulan su visión, y la textura que tienen le ayudan a saber acerca de un material que hasta el momento desconoce.

Los globos de colores son de esos elementos que las madres siempre tenemos a mano y que atrapan la atención del menor, porque para aprender del mundo que le rodea y entretenerse, un bebé necesita de muy poco.

Actividades con globos de colores para tu bebé

Globos de colores sujetados a sus tobillos

A los bebés les encanta patalear, por otro lado, adoran los objetos que se mueven.

Ten en cuenta estas características propias de la infancia y ata a sus tobillos un par de globos de colores. Notarás que se entusiasma a medida que mueve sus piernas y ve cómo se mueven los globos.

Si lo pones delante de un espejo donde pueda descubrirse completo, su entusiasmo se convertirá en un frenesí.

El color es el tacto del ojo, la música de los sordos, una palabra en la oscuridad.

—Orhan Pamuk—

Globos de colores colgados en su cuna

globos de colores 2

Para que tu hijo pueda tocar y ver el colorido de los globos cuelga estos elementos alrededor de su cuna.

Lo mejor es que los globos le queden delante en una posición cómoda que le permita interactuar con ellos sin problemas.

Deja que se entretenga y “converse” durante un rato y cuando se aburra, coloca un ventilador que gire y haga mover los globos en todas direcciones.

Globos de helio

Busca globos de helio y suéltalos en la habitación de tu peque.

Cierra puertas y ventanas para que no se escapen y deja el aire puesto a una temperatura agradable.

El aire (del ventilador o el aire acondicionado) hará que los globos “caminen” por el techo de un lado a otro.

Tu hijo se mantendrá embelesado con este ajetreo sobre su cabeza.

Globos en el agua

El momento del baño no siempre es agradable para los bebés.

Muchos de ellos adoran el agua, pero siempre hay otros que no se sienten a gusto dentro de la bañera y mientras mamá los asea no paran de llorar.

Ya sea que tu hijo sea de los que le gusta chapotear en el agua o de los que aborrece el baño, cuando lo lleves a la bañera ponle algunos globos flotando dentro del agua.

Si ya se sienta, quizás quiera entretenerse un rato jugando con estos nuevos elementos.

Globos con juguetes dentro

globos de colores 3

Reúne algunos globos transparentes y echa juguetes dentro de ellos.

Los globos deben ser transparentes para que tu hijo pueda observar su contenido a simple vista, y los juguetes que elijas deben ser de plástico ligero o algodón.

Abre la boca del globo y empuja adentro el juguete. Toma el globo y sóplalo como si no tuviera nada, tal y como haces cuando inflas cualquier otro; al final, anuda su punta y ¡listo! Solo debes evitar llenarlo mucho de aire.

Estimula su sentido auditivo

Además de los sentidos de la vista y el tacto, los globos pueden servirte para estimular el sentido de la audición de tu bebé.

Para ello, párate frente a él, coge un globo en tus manos y hazlo chirriar rosando uno de tus dedos por su superficie. Notarás que, al inicio, tu hijo se quedará muy tranquilo viendo y escuchando lo que sucede, pero a medida que advierta que se trata de un juego comenzará a mover brazos y piernas en son de que le gusta lo que haces.

Globos para comer más

No es igual en todos los casos, pero por lo general, cuando los bebés están interesados en algo prestan menos atención en cuánto y qué comen.

Si los globos atrapan la atención a tu bebé y es de los pequeñitos que a veces no quiere comer, quizás puedas usar esta alternativa para desviar su atención hacia ellos y hacer que coma mientras los observa.

Dale el globo que más le guste y deja que lo embarre un poco de papilla, puede que esto le guste y se incentive más por ingerir los alimentos que le ofreces.

Cualquier idea en buena para estimular a un niño que no quiere comer, ¿verdad?

Mamá, cuando vayas a poner a tu hijo a jugar con globos necesitas tener en cuenta su seguridad.

Ten presente que los globos, a diferencia de otros juguetes, se rompen, y sus restos, pueden atrapar la atención del bebé que le gusta llevarse los objetos a la boca.

Dale a tu hijo globos para jugar, sí, pero, no lo pierdas de vista.

Te puede gustar