¿Cómo resolver conflictos de pareja sin que afecte a los hijos?

Este artículo fue redactado y avalado por la educadora social Natalia Cobos Serrano
· 24 abril, 2019
El conflicto es un elemento natural en toda relación de pareja. Sin embargo, saber gestionar los conflictos resulta necesario para poder encontrar soluciones y evitar empeorar la situación.

Saber manejar los conflictos resulta necesario en una relación de pareja, y se vuelve imprescindible a la hora de formar una familia. Una mala gestión de conflictos de pareja puede repercutir gravemente en el desarrollo de los hijos. En este artículo descubrirás cómo resolver conflictos de pareja sin que afecte a los hijos.

Cada conflicto en la pareja es distinto y pueden tener múltiples formas. Pueden ser desde pequeños desacuerdos que se pueden resolver rápidamente, hasta grandes discusiones o enfrentamientos gravemente dañinos para la pareja.

El conflicto, un elemento natural

Los doctores Les y Leslie Parrot señalan que el conflicto es natural en las relaciones íntimas. Para ellos, una vez que esto se asuma en la relación de pareja, el conflicto dejará de representar una crisis y, a su vez, se convertirá en una oportunidad para crecer.

La ausencia de conflictos y discusiones en pareja no presagia un bienestar seguro en el futuro. Los cónyuges que se resisten a aceptar el conflicto como parte de la relación corren el riesgo de mantener hechos sin resolver y conflictos sin manejar.

Para Les y Leslie Parrot, las parejas que evitan el enfrentamiento y que no discuten asuntos de importancia, a menudo terminan con «sustitutos de ira» en lugar de lidiar directamente con sus emociones. Con «sustitutos de ira» hacen referencia a la depresión, a comer más de la cuenta o incluso llegar a sufrir enfermedades físicas.

Gloria Pérez y Mª Victoria Pérez en su libro Aprender a convivir: el conflicto como oportunidad de crecimiento, consideran que el conflicto en sí no es positivo ni negativo, sino que depende de cómo se afronte. ¿Cómo resolver conflictos de pareja sin que afecte a los hijos?

Sin embargo, los conflictos pueden ser destructivos cuando se presta atención a aspectos sin importancia, daña la percepción personal, conduce a comportamientos irresponsables o aumenta y agudiza las diferencias.

¿Cómo resolver conflictos de pareja sin que afecte a los hijos?

  • Tratar los conflictos en el momento y lugar idóneos. Por ejemplo, tratad los problemas cuando los niños no estén en casa, cuando tengáis suficiente tiempo para discutir el tema o cuando ambos estéis tranquilos.
  • Los conflictos deben permanecer en la intimidad. Las faltas de respeto y los conflictos acalorados deben estar prohibidos delante de otras personas, sobre todo delante de los hijos.
  • Posibilidad de posponer tratar el conflicto. Si uno de los dos no quiere tratar el problema en ese momento, debe aceptar la propuesta de elegir otro momento para tratar el conflicto, pero con la regla de que no sea más de un día.
  • Pedir «pausa». Si la discusión está subiendo de temperatura, acordad la opción de poder pedir un descanso en plena charla para calmar los humos y enfriar la situación

«Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.»

-Miguel de Cervantes-

Cuando los niños están presentes en el conflicto

En alguna ocasión, es posible que inevitablemente los hijos estén presentes en pleno conflicto de pareja. Si ocurre esto, es esencial seguir una serie de pasos para evitar ocasionar grandes trastornos a los niños:

  • Explicadles conjuntamente que ellos no son el problema. A veces, cuando los niños ven discutir a sus padres, sienten que ellos son responsables del conflicto. Diles que el conflicto es entre los padres, que no se trata de ellos y que estáis intentando encontrar una solución, sin necesidad de explicares cuál es el problema.
  • Sed un modelo para ellos. Podéis convertir el hecho de que vuestros hijos os vean discutiendo como una oportunidad para enseñarles a resolver un conflicto de forma constructiva. Mostrad una discusión calmada con base en el respeto mutuo, tomad turnos para escuchar y hablar educadamente y esforzaos por comprenderos mutuamente.¿Cómo resolver conflictos de pareja sin que afecte a los hijos?

¿Por qué es tan importante saber resolver los conflictos sin que afecte a los niños?

Claramente, la gestión constructiva de los conflictos resulta muy beneficiosa para ti y para tu pareja. Cuando tratáis en pareja los problemas y vuestras diferencias, y encontráis juntos las soluciones, sin duda, os sentís más unidos y más positivos, lo que fortalece vuestra relación.

Por otro lado, si tus hijos os ven manejar los conflictos de esta forma, aprenderán a saber gestionar y afrontar sus propios problemas de la misma forma. Aprenderán valiosas habilidades como la capacidad de negociación y la resolución de problemas.

En definitiva, saber resolver los conflictos sin que afecte a los niños resulta clave en un hogar. Los niños se sienten muy afectados cuando sus padres discuten con frecuencia o no son capaces de resolver sus diferencias.

Este hecho los hace más propensos a manifestar problemas personales cuando lleguen a la etapa adulta. Gestiona de forma constructiva los conflictos con tu pareja y enseña a tus hijos un modelo de relación saludable a seguir.

  • Parrot, L. y Parrot, L. (2011). Asegure el éxito en su matrimonio antes de casarse. Editorial Vida. España.
  • Pérez, G. y Pérez, M.V. (2011). Aprender a convivir: el conflicto como oportunidad de crecimiento. Narcea ediciones. España: Madrid.