4 pruebas caseras para saber si estás embarazada

Yamila Papa · 23 septiembre, 2018
A diferencia de los test de embarazo que se compran en la farmacia, existen pruebas caseras para saber si estás embarazada sumamente populares. Puedes usarlas como un juego o para contar la noticia a tu pareja o familiares.

Hoy en día, tenemos los famosos test de embarazo que garantizan un porcentaje muy alto de efectividad. Incluso podemos hacernos otros estudios para determinar si estamos encinta, pero, ¿cómo hacían nuestros antepasados para saberlo? Más allá de las faltas o los retrasos en el periodo menstrual, existían pruebas caseras para saber si estás embarazada.

Lo curioso es que algunas de estas pruebas se siguen usando en la actualidad, ya sea como un método de diversión o una forma inusual de comprobar este estado. ¿Sabes cuáles son? Te lo contamos en este artículo.

Pruebas caseras para saber si estás embarazada: ¿son confiables?

Algunas se basan en la superstición, otras en las leyendas; de cualquier modo, ninguna de las pruebas caseras para saber si estás embarazada está avalada científicamente. Si bien pueden haber servido para algunas mujeres, no podemos ‘creerles’ a rajatabla.

Varias de estas pruebas incluyen recoger la primera orina de la mañana y luego mezclarla con alguna otra sustancia. Según el efecto que se consiga, quiere decir que se está encinta o no.

La idea es detectar la hormona hCG, la cual se localiza en la orina y se produce en mayores cantidades durante el embarazo. Es la misma base que luego se empleó para fabricar los típicos test que se compran en las farmacias o para los estudios médicos que permiten determinar si una mujer está esperando un bebé.

Las pruebas caseras para saber si estás embarazada tienen un alto índice de error. Se eligen más que nada para corroborar nuestras sospechas o para probar que seremos madres mediante un método divertido. Si quieres confirmar que estás encinta, la mejor manera es con un test avalado científicamente.

Ejemplos de pruebas caseras para saber si estás embarazada

El mejor momento para realizar un test de embarazo —sea casero o no— es dos o tres semanas después de la falta en el periodo menstrual. Recién en ese momento el cuerpo comienza a segregar más de la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana). Si lo haces antes, te dará negativo.

Las parejas jóvenes construyen su vida de la mano y sin presiones.

A veces, algunos síntomas de embarazo se confunden con los de la menstruación, ya que los pechos están más sensibles, hay dolor abdominal, quizá mal humor, irritación o cansancio excesivo. Sin embargo, hay otros que son específicos de la gestación, como por ejemplo los famosos vómitos.

Probablemente, aún no te animas a hacer el test porque quieres esperar un poco más para corroborar que estás encinta. Puedes, mientras tanto, jugar un poco con las siguientes pruebas caseras para saber si estás embarazada:

1. Test del vinagre

Si le preguntas a tu madre o tu abuela, de seguro te dirán que ellas lo han usado o que conocen a quien lo empleó para saber si estaba embarazada. La prueba consiste en recoger la primera orina de la mañana en un vaso de cristal previamente hervido.

Luego, añade una cucharada de vinagre y deja reposar media hora sin remover. Si no hay ningún cambio, quiere decir que no estás esperando un bebé. Si se forma espuma o cambia de color… ¡Enhorabuena!

2. Test del flujo vaginal

En realidad no es una prueba, ya que se basa en analizar el color del flujo vaginal durante unos días. Cuando existe un embarazo, este se vuelve casi transparente y se mantiene de esa manera al menos unas semanas.

“Las pruebas caseras para saber si estás embarazada tienen un alto índice de error. Se eligen más que nada para corroborar nuestras sospechas o para probar que seremos madres mediante un método divertido”

3. Test del jabón

Otra de las pruebas caseras para saber si estás embarazada que tiene años de uso, porque al parecer funciona. Necesitas una pastilla de jabón blanco —del que se usa para lavar la ropa— y, claro está, orina.

El test consiste en colocar el jabón en un recipiente de cristal y luego echar la orina de la mañana hasta que lo cubra por completo; acto seguido, tapa y agita un poco. Si se forma una espuma espesa, el resultado es positivo.

Trucos para eliminar las manchas de pegamento de los muebles.

4. Test de la aguja

También podemos encontrar unas pruebas que son más que nada un juego entre las mujeres de la familia. Para esta en particular, se necesita aguja e hilo; si no tienes, puedes usar un colgante y una cadena.

Enhebra la aguja en unos 30 centímetros de hilo y haz un nido en el extremo. Acuéstate en la cama o sofá y coloca la aguja a unos 10 centímetros del vientre (en suspensión). Quédate completamente quieta y espera unos minutos a ver qué sucede. Si se mueve sin ayuda, es porque estás embarazada.

Y todavía hay más: según el movimiento de la aguja, se dice que el bebé es niño —si el movimiento se da en sentido lineal— o niña —si la aguja se mueve en círculos—.

Puedes usar algunas de estas pruebas caseras para saber si estás embarazada, o bien en el momento que quieres informar la noticia a tu pareja o a tu familia. ¡Será muy divertido y emocionante!