¿Se puede tomar bicarbonato en el embarazo?

Te vamos a contar si es seguro consumir bicarbonato durante el embarazo para combatir los ardores y las molestias digestivas.
¿Se puede tomar bicarbonato en el embarazo?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 04 noviembre, 2021.

Última actualización: 04 noviembre, 2021

El bicarbonato es uno de los principales remedios naturales para el ardor de estómago, ya que consigue neutralizar los ácidos y generar una sensación de alivio considerable.

A su vez, este síntoma suele ser muy molesto entre las gestantes, sobre todo a partir del segundo trimestre. Pero, ¿es seguro consumir bicarbonato durante el embarazo para contrarrestar dicha molestia?

Lo primero que hay que tener claro es que en este período de la vida se limita la ingesta de ciertas sustancias por los riesgos potenciales para la salud del bebé. Si bien algunos de estos elementos son atóxicos para la madre, pueden impactar sobre el desarrollo fetal. Por eso, antes de incorporar cualquier medicamento a la pauta, es fundamental consultarlo con el médico.

¿Para qué se usa el bicarbonato?

El bicarbonato de sodio es un compuesto químico que sirve para diversas afecciones de salud: ayuda a calmar el malestar digestivo, a combatir las infecciones urinarias, a reducir el olor corporal e incluso, sirve como sustancia ergogénica para la práctica deportiva.

embarazada con sensacion urente en esofago dolor retroesternal reflujo

Bicarbonato en el embarazo

Existen evidencias que sugieren que el consumo de bicarbonato podría inducir el parto por vía natural, más allá de los efectos que hemos mencionado. Si bien existe cierta discordancia sobre la conveniencia de ingerir esta sustancia durante el embarazo, no hay conclusiones sólidas al respecto.

También hay que destacar que podría ser utilizado durante el parto para aliviar el dolor, como coadyuvante de la anestesia. Así lo evidencia una investigación publicada en Anesthesia and Analgesia.

Muchos expertos afirman que no se debe abusar del bicarbonato durante el periodo de gestación, ya que no se conocen con precisión los efectos sobre el feto. En este sentido, estos recomiendan alternativas más seguras, como cambios en los hábitos dietarios o el uso de fármacos que hayan demostrado inocuidad en este contexto.

De hecho, el propio bicarbonato podría incrementar el riesgo de sufrir alcalosis metabólica en la mamá, además de los posibles efectos teratogénicos sobre el bebé.

Entre los efectos secundarios más salientes del bicarbonato se encuentran los siguientes:

  • Incremento de la presión sanguínea.
  • Retención de líquidos.
  • Gases y retortijones.
  • Interacciones con medicamentos.

Antes de incluir este compuesto en la dieta lo mejor es consultarlo con el obstetra. El médico es capaz de evaluar la conveniencia y la seguridad de su uso, así como establecer el esquema y la dosis adecuada.

Otras opciones más allá del bicarbonato

Si lo que quieres es conseguir un alivio a nivel gastrointestinal sin recurrir al bicarbonato, existen otras alternativas que han demostrado ser mucho más seguras durante el embarazo. Por ejemplo, reducir el volumen de los platos, aumentar la frecuencia de la alimentación y evitar las comidas copiosas.

Del mismo modo, es fundamental evitar los ultraprocesados y aquellos alimentos con alto contenido en grasas trans y en azúcares añadidos.

Tampoco se debe consumir comida muy caliente o muy fría, ya que esto podría estimular la secreción ácida del estómago.

Por último, es recomendable esperar un tiempo prudente para acostarse después de cenar.

Mujer comiendo de manera saludable durante el embarazo.

Existen dudas acerca del uso del bicarbonato en el embarazo

Como has podido comprobar, existe cierta controversia respecto al uso del bicarbonato en el embarazo.

Si bien tiene aplicaciones más allá del control de la acidez, no se ha podido evidenciar su inocuidad en el feto a partir de su administración. No obstante, muchos expertos desaconsejan su uso durante este periodo para evitar cualquier tipo de riesgo.

En cualquier caso, siempre es preferible optar primero por una modificación de los hábitos de vida y consultar con el médico si estas medidas resultan insuficientes.

Ten en cuenta que evitar los tóxicos, las bebidas con gas, los zumos y los alimentos industriales durante la gestación mejorará el malestar digestivo. También será determinante mantener una buena composición corporal y evitar el sobrepeso o la obesidad, ya que estas suelen condicionar el funcionamiento gastrointestinal.

Te podría interesar...
8 especias prohibidas en el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
8 especias prohibidas en el embarazo

Existen una serie de especias prohibidas en el embarazo, ya que su consumo puede generar abortos y otros problemas.



  • Higuera-de-la-Tijera F. (2018). Efficacy of omeprazole/sodium bicarbonate treatment in gastroesophageal reflux disease: a systematic review. Eficacia del tratamiento con omeprazol y bicarbonato de sodio en la enfermedad por reflujo gastroesofágico: revisión sistemática. Medwave18(2), e7179. https://doi.org/10.5867/medwave.2018.02.7179
  • Sharawi, N., Bansal, P., Williams, M., Spencer, H., & Mhyre, J. M. (2021). Comparison of Chloroprocaine Versus Lidocaine With Epinephrine, Sodium Bicarbonate, and Fentanyl for Epidural Extension Anesthesia in Elective Cesarean Delivery: A Randomized, Triple-Blind, Noninferiority Study. Anesthesia and analgesia132(3), 666–675. https://doi.org/10.1213/ANE.0000000000005141
  • Eva Wiberg-Itzel, Susan Wray & Helena Åkerud (2018) A randomized controlled trial of a new treatment for labor dystocia, The Journal of Maternal-Fetal & Neonatal Medicine, 31:17, 2237-2244, DOI: 10.1080/14767058.2017.1339268
  • Mahadevan U. (2007). Gastrointestinal medications in pregnancy. Best practice & research. Clinical gastroenterology21(5), 849–877. https://doi.org/10.1016/j.bpg.2007.06.002