Todo sobre los juguetes interactivos para niños

Naí Botello · 17 octubre, 2018
Los juguetes interactivos para niños representan el futuro del aprendizaje de la mano de las nuevas tecnologías. ¿Qué debemos saber sobre ellos?

Los juguetes interactivos para niños pueden ser muy variados, y van desde los populares videojuegos hasta robots o miniordenadores. El objetivo de este tipo de herramientas lúdicas es estimular aún más la imaginación, la lógica y la inteligencia de los pequeños, al ofrecerles juguetes que van de la mano de las últimas tecnologías.

Todos los juguetes tienen como objetivo entretener al pequeño, pero también ayudarlos a estimular su desarrollo intelectual, motriz y psicológico. Es por ese motivo que, cuando los avances tecnológicos van en auge, se insertan nuevas posibilidades para que los niños se adapten también al futuro informático que los espera.

Es por esa trascendental razón que quisimos presentarte la información que necesitas sobre los juguetes interactivos para niños. ¿Cuentas con alguno de ellos en casa?

Entretenimiento interactivo

El entretenimiento interactivo, como término y como posibilidad de una nueva forma de diversión, surge tanto para adultos como para niños, cerca de 1990, de la mano del surgimiento del internet.

Esto permitió que los niños pudieran disfrutar por su cuenta de juegos que solo podían practicarse en pareja, gracias a la ayuda del software que contenía la programación necesaria para calcular los posibles movimientos durante el juego y responder en consecuencia.

Sin embargo, no solamente se aplicó a los juegos a través de un ordenador, sino que se comenzaron a programar los juguetes con cierta inteligencia artificial. De esta manera, que los niños podían contar, por ejemplo, con robots que imitan de forma más análoga la actitud de un perro, o jugar tenis en una habitación y no en una cancha.

Basta solo con contar con un dispositivo en la mano y emular el movimiento de la raqueta, para luego verlo reflejado en la pantalla del televisor. Por ejemplo, las consolas de Nintendo o Wii.

Para evitar los juegos violentos durante la infancia, la participación de la familia es clave.

Es así como este tipo de juegos y juguetes interactivos permitieron ir ampliando el campo de la diversión y los estímulos sensoriales a niveles tan reales que, según los psicólogos infantiles, los niveles de conciencia e inteligencia de los niños se están conduciendo a campos muchos más avanzados.

“El objetivo de este tipo de herramientas lúdicas es estimular aún más la imaginación, la lógica y la inteligencia de los pequeños, al ofrecerles juguetes que van de la mano de las últimas tecnologías”

Juguetes interactivos para niños

Si bien hasta hace 20 o 30 años los niños solían divertirse con muñecos, bicicletas, juegos de mesa o de ensamblaje, la realidad es que la generación actual de juguetes de aprendizaje ha avanzado tanto que los niños pueden divertirse a través de realidades virtuales; para ello, recurren a herramientas físicas que a su vez se valen de la tecnología más avanzada.

Este hecho es visible con muchos de los objetos digitales educativos (por sus siglas, ODE). Estos ofrecen los proyectores interactivos con los que los niños pueden experimentar horas de juego en escenas virtuales; allí, pueden manejar con sus manos, piernas o lápices electrónicos los objetos y las teclas propias de la aplicación. Ejemplos de estos videojuegos son el piso con lava, el piano gigante o el minifutbol.

Por otra parte, dentro de esta categoría también están los juguetes que, aunque no llegan a ser tan avanzados, sí incluyen elementos tecnológicos que permiten que el pequeño interactúe con luces, colores, sonidos, vibraciones y palabras. Del mismo modo que los anteriores, estos lo transportan a una realidad diferente.

Finalmente, todo esto se va a traducir en un estímulo sensorial de alta calidad que permite que los niños tengan experiencias más complejas a la hora de divertirse.

Las tablets son una herramienta que se debe usar adecuadamente.

Juguetes interactivos clásicos

Si bien el futuro se dirige hacia una totalización de las realidades virtuales en la interacción de los juguetes, aún existen en el mercado muchas opciones lúdicas en las que la interacción va de la mano con mecanismos más sencillos. Un ejemplo es la manipulación de teclas, en las que se si bien el niño recibe estímulos visuales y sonoros, no se anexa el tema de la realidad virtual.

En estos casos, las opciones más recurrentes que eligen los padres son los productos como la tablet de aprendizaje, las mesas educativas de música, el smartphone de aprendizaje o los robots para memorización de palabras.

Para concluir, debes saber que de ninguna manera es negativo o peligroso que tu pequeño se familiarice con la tecnología y la interacción virtual. No obstante, sí has de revisar que los juegos a los que tenga acceso sean educativos y ajustados a su edad.