¿Qué tipos de carritos para el bebé existen?

Óscar Dorado · 17 octubre, 2018
Si estás buscando el mejor carrito para el bebé, te ofrecemos una lista con algunos modelos que puedes encontrar en el mercado. ¡Toma nota y escoge tu favorito!

Encontrar el cochecito ideal para pasear al pequeño no es sencillo. Sin embargo, puede ayudarte el hecho de conocer qué tipos de carritos para el bebé existen. Con el fin de facilitar tu elección, hemos preparado una lista con las distintas alternativas que puedes encontrar en el mercado; así, podrás tomar la mejor decisión.

En todo caso,lo primero que debes tener en cuenta es que las preferencias personales y de pareja son muy importantes en la elección. Esto significa que el carrito para el bebé que elijas debe adaptarse a tu estilo de vida y al bebé.

Por ese motivo, debes valorar si sueles viajar en coche, en transporte público o si, en cambio, usualmente te desplazas a pie con el pequeño. Del mismo modo, la calidad y la reputación de la marca tendrán influencia en el precio del cochecito.

Asimismo, te recomendamos que, cuando vayas a comprar un carrito para el bebé, tomes en consideración las ruedas; se trata de una de las partes más importantes a la hora de garantizar la seguridad y la comodidad de padres e hijos.

Las ruedas del coche deben ser grandes, bien infladas y proporcionalmente separadas. Todo esto asegurará una cierta resistencia a las vibraciones, reducirá el riesgo de vuelco y permitirá a los padres doblar menos la espalda.

¿Qué tipos de carritos para el bebé existen?

A la hora de pasear al bebé, tienes muchas opciones. A continuación, te contamos qué tipos de carritos puedes encontrar en el mercado:

1. Carritos de bebé clásicos

En primer lugar, te presentamos los carritos de bebé clásicos, una de las opciones más simples y baratas. Equipados con cuatro ruedas, simples o dobles, suelen ser de plástico y compactos.

Generalmente, se trata de un tipo de coche que se utiliza en superficies planas, ya que son menos manejables que la mayoría de los coches que se pueden encontrar.

El cochecito del bebé debe adaptarse a las necesidades de los padres.

2. Carritos combinados

Este tipo de cochecito está pensado hasta la edad de 3 años; su principal cualidad es que permite evolucionar según las necesidades del bebé. Uno de sus puntos fuertes es que, durante los primeros meses, brinda al recién nacido todo el confort que necesita para dormir.

Asimismo, de los 3 a los 4 meses, la carriola ofrece una nueva configuración con la adaptación de una carcasa de asiento en el marco que también se sujeta al automóvil. Cuando el niño está sentado correctamente, entre los 9 y 12 meses, puedes colocarlo en la versión clásica.

3. Carritos plegables

Por otro lado, los carritos plegables para bebés son muy cómodos tanto para la madre como para el bebé. Este modelo es especialmente interesante por su lado práctico. Sin embargo, solo deben usarse de los 6 a 9 meses, tan pronto como el bebé se sienta cómodo sentado.

Se recomienda encarecidamente para vacaciones y salidas con la familia o para ir de compras con el bebé los días de semana. Asimismo, es aconsejable elegir modelos ligeros que puedan almacenarse fácilmente y transportarse a todas partes.

“Cuando vayas a comprar un carrito para el bebé, toma en consideración las ruedas; se trata de una de las partes más importantes a la hora de garantizar la seguridad y la comodidad de padres e hijos”

4. Carrito gemelar

Este coche de paseo ofrece, gracias a su diseño multifuncional, la posibilidad de colocar dos asientos. Por ello, es ideal para pasear a gemelos o niños de diferentes edades. Además, se trata de un coche equipado con una gran cesta de almacenamiento debajo del asiento.

Por si fuera poco, las ruedas delanteras tienen una suspensión que ofrece una mayor comodidad y una maniobrabilidad más precisa.

Del mismo modo, las ruedas traseras son más grandes que las delanteras, hecho que ofrece mayor estabilidad para todos los terrenos. Incluyen parasol con múltiples posiciones, así como paneles de ventilación laterales.

Al examinar los tipos de carritos para el bebé que existen, es necesario pensar en tus necesidades.

5. Carrito de tres ruedas

Por último lugar, los carritos de tres ruedas se caracterizan por su resistencia. Gracias a sus neumáticos, son muy prácticos y permiten transitar diferentes tipos de terreno. Este tipo de carrito solo se puede usar si el bebé tiene al menos 6 meses de edad. Por otra parte, la edad máxima para transportar al bebé es de 36 meses.

Considerado como todoterreno, este cochecito ofrece un gran rendimiento. Se trata de un coche voluminoso y pesado, que garantiza el máximo agarre, un freno de manillar y suspensiones para asegurar la comodidad del bebé. 

Finalmente, no olvides que, una vez repasados los tipos de carritos para el bebé que existen, es momento de pensar en tus necesidades. Es sumamente positivo discutir el tema con tu pareja, teniendo en cuenta siempre la mayor comodidad para el pequeño y vuestros hábitos cotidianos.