6 errores comunes a la hora de dormir a tu bebé

El descanso es fundamental para cualquier persona. Por eso, saber qué hacer y qué no hacer a la hora de dormir a tu bebé lo ayudará a él a conciliar el sueño y te permitirá a ti estar más tranquila.

Llega la hora de dormir a tu bebé y no sabes si lo estás haciendo bien. No siempre se acierta y es importante que lo ayudes a coger una rutina de sueño adecuada. A continuación, te contamos los errores comunes a la hora de dormir a tu bebé.La hora de dormir es siempre un momento especial. Queremos ayudarte con algunos consejos basados en los 6 errores comunes a la hora de dormir a tu bebé para hacer que ese momento sea más fácil y lo menos alborotado posible.

Si eres madre primeriza seguramente te preguntes si hay algunas conductas que puedas adoptar y que os faciliten ese momento. Siempre es bueno conocer cuáles son los errores comunes a la hora de dormir a tu bebé que no se deben repetir.

Existen diferentes métodos para crear una rutina para dormir al bebé.

Educar en la higiene del descanso

Dormir no deja de ser una rutina más que hay que aprender.

Enseñar a dormir a un niño no es tarea fácil, aunque sí es muy necesaria. La higiene en el sueño asegura calidad de vida para tu hijo, además de otros beneficios:

  • Genera rutina y aporta estabilidad. Saber qué va a pasar y asociar acontecimientos aporta estabilidad a tu hijo. Cuando va conociendo qué pasos se siguen a la hora de ir a dormir, su estado emocional se va ajustando a la tarea que va a realizar. Así, si asociamos rutina de sueño con tranquilidad, tu bebé irá calmándose a medida que adquiera la nueva rutina.
  • Facilita la autonomía de tu bebé. Las buenas conductas de dormir le dan a tu hijo la seguridad para dormir solo, primero en su cuna y luego en su cama. Le enseñas a poder descansar solo, sin necesidad de contacto constante o dependencia de mamá. Además, esto favorecerá su autonomía.
  • Te aporta tiempo para ti. Cuando tu bebé aprenda a interiorizar su rutina de sueño, te asegurarás un tiempo para ti, ya que él podrá dormirse antes y mejor y tú podrás descansar.

“Todo género de vida, sin descansos alternativos, no es duradero”

-Publio Ovidio Nasón-

6 errores comunes a la hora de dormir a tu bebé

Ante todo, no pasa nada si hay algún error que cometes. Nunca es tarde para cambiar y comenzar a hacer las cosas mejor. Ten paciencia. Todo lo que te recomendamos debes aplicarlo a tu bebé, así que ante todo fíate de ti. Tú conoces a tu bebé mejor que nadie.

  • Retrasar la hora del descanso. Las rutinas son muy importantes, hay que intentar evitar los cambios de horarios constantes. Lo recomendable es que tu bebé se acueste siempre a la misma hora aproximada. Puede haber excepciones, pero intenta que sea un horario regular.
  • Acostumbrar a tu bebé a dormir en movimiento. Mecer a tu bebé es importante para ayudarle a relajarse en momentos de gran tensión. Cuando las circunstancias son normales, hay que intentar que duerma solo. La finalidad es evitar que dependa de ese mecer para dormirse.
  • Demasiada estimulación a su alrededor. La cuna es el sitio de dormir, no de jugar, por lo que demasiados estímulos van a activar a tu bebé. Puede tener algún peluche o sonido relajante, pero evita que parezca un parque de juegos. Se busca la tranquilidad.
Bebé dormido en su cuna abrazando un peluche.

  • No crear rutina de tranquilidad. Antes de dormir hay que realizar actividades que le aporten calma a tu bebé. Baños, masajes, silencio… todo lo que se te ocurra para que asocie con su hora de dormir.
  • Sacarlo de la cuna en cuanto llora. No es bueno dejar que tu bebé llore y llore desconsoladamente, pero tampoco lo es sacarle de su sitio de dormir al mínimo ruido. Puedes asomarte, tranquilizarle, y quedarte cerca, pero si le sacas del entorno que queremos que considere tranquilo, le costará más aprender la rutina. Hay que encontrar el equilibrio entre el quejido y el llanto desconsolado.
  • Cambiar su entorno de sueño. Tu bebé agradecerá conocer cuál es su sitio de dormir. Siempre el mismo. Si unas veces se acuesta en la cuna, otras en la cama, otras en el sofá, será difícil que adquiera una rutina. Intenta aportarle un entorno en el que se sienta cómodo, calmado y tranquilo.

Si quieres saber más, puedes pinchar en el siguiente Link. Y, por supuesto, no dudes en poner en práctica los consejos que te damos, ¡te ayudarán!

Categorías: La importancia del sueño Etiquetas:
Te puede gustar