La influencia de la música en la adolescencia

Óscar Dorado 25 agosto, 2018
"La música expresa lo que no puede ser dicho y aquello sobre lo que es imposible permanecer en silencio" –Victor Hugo.

La música en la adolescencia es una herramienta poderosa de autoconocimiento pero también, para identificar, procesar y expresar distintos sentimientos y emociones. En especial, aquellos géneros cuyas canciones tienen letra.

A través del ritmo, las metáforas y el mensaje de las canciones, los adolescentes son capaces de profundizar en sus propios sentimientos y emociones. También les ayuda a conectar con otras personas y a compartir lo que les interesa, agrada o llama la atención, como por ejemplo, el mensaje del artista, sus propios pensamientos, etcétera.

La música en la adolescencia

Los estudios confirman que la música juega un papel importante en la socialización de los adolescentes. A través de un gusto musical se puede construir una imagen, que a su vez, buscará encajar en un determinado estereotipo.

Es importante prestar atención a los mensajes de las letras y, siempre que se dé la ocasión, reflexionar al respecto de una forma respetuosa. Una mentalidad abierta será sumamente útil a la hora de entender el argumento de un joven así como al transmitirle una idea.

La influencia de la música en la adolescencia.

En el ámbito emocional, hay que recordar que, muchas veces, la selección de un tipo de música puede ayudar a perpetuar un estado de ánimo negativo, con lo cual, es conveniente aportar variedad para evitar los estancamientos y promover también, otros puntos de vista.

Aunque la selección de los jóvenes no siempre coincida con el gusto de sus padres, esto no quiere decir que sea mala. Es conveniente saber mirar más allá y tratar de descubrir y entender cuál puede ser el motivo por el cual a un joven le gusta un género, una canción, o un artista en concreto. Puede que nos topemos con una grata sorpresa.

Aspectos en los que influye la preferencia musical

1. Identidad

Ante todo, la música en la adolescencia ayuda a formar una identidad. Muchas veces un estilo determinado marcará la pauta acerca del desarrollo de un determinado tipo de comportamiento, actitud, y otras preferencias, como el estilo de vestimenta, por ejemplo.

2. Cultura juvenil

La música en la adolescencia permite a los jóvenes formar parte de la cultura juvenil del momento. Incluso si lo que está de moda no es de su agrado, al tener conocimiento de qué es lo que está en tendencia y por qué, pueden conversar acerca del tema, desarrollar una actitud crítica, establecer límites, etcétera.

3. Identificación y apoyo social

Por supuesto, la música en la adolescencia también permite a los jóvenes identificarse con un artista, grupo o tendencia en concreto. De esta manera, satisfacen su necesidad de aprobación y tienen la oportunidad de recibir apoyo social por su elección.

4. Expresar las emociones

Tal y como se expresó al comienzo, la música siempre ayuda a entender, digerir y expresar las emociones y sentimientos. Esto resulta sumamente positivo ya que permite a los adolescentes hacer catarsis. 

Tanto si los jóvenes son solo oyentes como si son músicos que componen sus propias piezas, la música constituye para ellos una buena herramienta de expresión personal.

La influencia de la música en la adolescencia.

Algunas consideraciones

Muchos adolescentes consideran que la música es una necesidad y una fuerza poderosa en sus vidas. No obstante, es necesario prestar atención a ciertas actitudes y comportamiento, ya que, en algunos casos, la influencia de un artista o un género en concreto, no siempre es la más sana.

Los adolescentes que luchan con problemas muy fuertes pueden llegar a crear, sin querer, un ciclo vicioso muy peligroso al escuchar música que intensifica su dolor y demás inconvenientes que ya tenían.

Si bien es importante dejarlos que drenen, tampoco hay que desatenderlos por completo, ya que detener a tiempo una actitud poco saludable puede ser sumamente positivo a mediano y largo plazo.

Una investigación confirma que el rol de desarrollo de la preferencia musical puede abrir una ventana al desarrollo de ciertas actitudes, comportamientos en los adolescentes. 

En todo caso, no hay que olvidar que la música en la adolescencia constituye principalmente una fuente de entretenimiento e interacción social necesaria. Como padre, tutor o amigo solamente debes cerciorarte de que la música sea capaz de beneficiarlo y nunca, perjudicarlo.

Te puede gustar