¿Cómo mejorar la comunicación entre padres e hijos?

Mervis Romero · 21 mayo, 2018
Muchas veces, los padres no les dedican el tiempo suficiente a sus hijos debido al trabajo u otras actividades. Sin embargo, tener una buena comunicación entre padres e hijos es muy importante, ya que fortalece los vínculos afectivos y genera seguridad y confianza en el niño.

En la actualidad, no hay un manual que sirva para todos los padres. Cada hijo es diferente y las circunstancias nunca son las mismas. Sin embargo, sí existen normas o pautas que son como una brújula que los guía. Estas sugerencias, además, ayudan a que se mantenga una buena comunicación entre padres e hijos.

Es muy importante saber cuáles son esas pautas, que están basadas en el amor y el respeto; estas pueden ayudar a que la comunicación sea beneficiosa para ambos.

¿Por qué es importante la comunicación entre padres e hijos?

La buena comunicación ayuda a tu hijo a que tenga una autoestima fuerte, buenas relaciones con las demás personas y una personalidad saludable. Además, permite que ambos puedan expresar lo que sienten y piensan sin sentir temor a ser rechazados.

Barreras de la comunicación entre padres e hijos

Existen muchas barreras que, en vez de facilitar la comunicación, pueden dañar la relación afectiva entre padres e hijos. Algunas de estas son:

  • Amenazar: esto puede hacer que tu hijo sienta temor o que guarde resentimiento.
  • Juzgar y criticar: si constantemente le señalas lo negativo, puedes hacer que tu hijo se considere inferior y que sienta rechazo hacia ti.
  • Avergonzar y ridiculizar: cuando lo dejas mal parado delante de otras personas, puedes hacer que tu hijo se sienta poco querido.
  • Interrogar: el preguntarle constantemente sobre sus cosas puede generar piense que no le tienes confianza o que sospechas de él.
  • Redes sociales: la tecnología puede hacer que esté todo el día chateando con los amigos; la consecuencia será  que estará distraído en la comunicación con sus padres.
Las madres deben aconsejar a sus hijas basándose en sus experiencias de vida.

Consejos para mejorar la comunicación

A fin de mejorar la comunicación entre padres e hijos, es importante crear un clima de confianza y conocer bien cómo se comunican los niños o jóvenes. Algunos consejos para lograrlo son:

Tratar de no imponer

Al momento de comunicarte con tu hijo, no debes imponerte o dar opiniones cerradas. Más bien, tienes que dialogar, hacer preguntas, escuchar los motivos por el que hizo las cosas. Además, evita controlar todas las situaciones que vive. La mejor manera de ayudarlo ante los conflictos es hacerlo reflexionar.

Escúchalo atentamente

Cuando tu hijo esté hablando sobre algo importante, deja a un lado lo que estés haciendo y simplemente presta atención. Además, muestra interés en lo que te esté explicando y escucha su punto de vista, incluso si resulta difícil de entender.

Por otro lado, deja que termine de hablar antes de responder; a nadie le gusta que lo interrumpan mientras está hablando.

Pedir su opinión en cuestiones que afecten a la familia

Siempre que sea posible, debes pedir la opinión de tu hijo. Esto lo hará sentir que forma parte de la familia y que su opinión o punto de vista es importante.

“Llevar una buena comunicación permite que padres e hijos puedan expresar lo que sienten y piensan sin sentir temor a ser rechazados”

No hacer promesas en vano

Otra consideración que tienes que aplicar es obedecer la regla de ‘todo lo que se dice, se cumple’. Esto quiere decir que es importante mantener las promesas que le haces a tu hijo; si no lo haces, puede empezar a desconfiar.

Cuando se dé una información, debe darse de forma positiva

Debes comunicar mensajes consistentes y expresarte de manera clara al momento de pedir algo, sin ser contradictorio. De esta manera, evitarás confusiones que puedan llevar a una pelea o un conflicto.

Simplemente habla con tu hijo

Cuando estés hablando con el niño o joven, no le sueltes un monólogo ni lo critiques constantemente. Igualmente, no lo amenaces o le digas palabras hirientes, ya que esto puede hacerlo sufrir.

La comunicación entre padres e hijos debe ser comprensiva y abierta.

Otras claves para mejorar la comunicación

Además de las citadas, otras recomendaciones para mejorar la comunicación entre padres e hijos son las siguientes:

  • Pregúntale qué necesita cuando necesite hablar contigo. Si desea un consejo o solamente que lo escuches.
  • Deja que cometa errores, debido a que esas experiencias le servirán de aprendizaje.
  • A la hora de que tome una decisión que afecte a la familia, debes instruirlo.
  • Debes crear un clima emocional que ayude a facilitar la comunicación entre ambos.
  • Muestra empatía; es decir, ponte en su lugar.

En conclusión, la comunicación entre padres e hijos es necesaria e imprescindible para que la relación y el vínculo entre ambos se fortalezca cada día más. Además, esta práctica aumentará la autoestima de tu hijo y te ayudará a conocerlo mejor.