No se debe forzar a los niños a terminar el plato de comida

Gladys 17 febrero, 2016

 

Como padres conocemos la importancia que tiene que nuestros hijos se alimenten sanamente, sin embargo, no se debe forzar a los niños a terminar el plato de comida. En este post te damos las recomendaciones para que alimentes a tu hijo de forma balanceada y puedas estar tranquila.


Es natural que nos preocupemos porque pensamos y vemos a los niños  desnutridos o prestamos demasiada atención a los comentarios de terceros como: “Qué niño tan delgado”. “¿Lo estás alimentando bien?, parece un niño enfermo”. Claro, no podemos evitar sentirnos mal o pensar que sí, que el niño está “muy delgado”

Es necesario empezar por alejar este tipo de opiniones de nuestra mente, esto ocasiona querer tener una persecución constante en la alimentación de los niños hasta el punto de obligarlos a “comerse todo”.

Si estás pasando por este problema comienza primeramente por determinar si realmente el niño tiene algún desorden alimenticio o si padece alguna enfermedad; si es así esto por supuesto debe ser tratado por un especialista.

Luego de tener en manos un diagnóstico que quizás sea muy positivo o en parte negativo, la idea no es atormentarlos para que terminen toda su comida.

Plan para que ingiera su comida espontáneamente

No se debe forzar a los niños a terminar el plato de comida 2

  • Determinar primeramente cuáles son las comidas que le encantan, ayudará aumentar sus ganas de comer.
  • Si el niño come muchas chucherías antes de las comidas principales,  esto podría ser una de las causas por la que no pueda comer todo completo.
  • Trata de presentarle un plato agradable, de manera que sienta deseo por comerlo todo. Sin embargo, si tiene la disposición de comer algunas cucharadas, ya es una ventaja, ¡no lo obligues a comer más!
  • Evita que se distraiga al momento de comer, es decir que no se siente con juguetes alrededor o viendo televisión. Este tipo de distracciones ocasiona que su apetito se minimice.
  • No exagerar las normas de la mesa, sentando al pequeño y diciendo desde un principio “debes comerlo todo” pues esto ya ocasiona en ellos un disgusto, y en ocasiones es bueno dejarlos que decidan un poco.

Observar el estado de ánimo es muy importante. Muchos niños suelen no tener apetito por problemas de estrés, decepciones y tristezas. ¡Anímalo, y luego consiéntelo con su plato favorito!

El propósito de este tema es que no se debe forzar a los niños a terminar el plato de comida, es natural que reacciones y pienses “es su salud, su alimentación” es cierto, pero primero debes tratar de descubrir ¿Cuáles son las razones que lo llevan a no comer bien o a siempre dejar comida?

Toma en cuenta algunos consejos

No se debe forzar a los niños a terminar el plato de comida 3

  • Al momento de la comida, agrádalo con una palabra motivadora, como por ejemplo: “Mamá te preparó una comida  muy rica y con mucho amor, te ayudará a crecer sano y fuerte”.
  • Preguntarle la cantidad es una buena técnica tratar de incorporarlos al momento de servir. Empieza por preguntarle: ¿tienes mucha hambre? ¿Te gustaría decirme qué cantidad quieres comer? ¿Te provoca todo lo que preparé o prefieres escoger qué comer? La motivación es fundamental, la obligación no es buena en nuestros pequeños.
  • Acompañarlo a comer es muy necesario, el sentarse todos en familia le permitirá observar que el núcleo familiar termina toda su comida, por ende aprenderá observando.
  • Felicitarlo cuando se termine toda su comida lo motivará y creará en tu hijo un nivel de satisfacción.
  • Será natural que un día cualquiera no tenga deseos de comer suficiente por cualquier motivo, en ese momento trata de comprenderlo y hacerle sentir que no es una obligación.
  • No se debe forzar a los niños a terminar el plato de comida, es cuestión del tiempo y  paciencia alimentarlos bien y sanamente.
  • Incorpora en su día rutinas de ejercicios. En primer lugar los ayuda a quemar energías y ejercitar su cuerpo, en segundo lugar para aprender nuevas destrezas y en tercer lugar para lograr que lleguen a casa con mucho “apetito” y  lograr que quieran hasta repetir comidas.

Ahora bien solo ten en cuenta que todo puede ir mejorando durante su crecimiento, si son berrinches los superarán y más con tu ayuda. Si su apetito es devorador ten control para evitar la obesidad en tus pequeños, pero si come porciones adecuadas, no es malo que deje restos de algunos alimentos en el plato.

Te puede gustar