5 manualidades para trabajar los cinco sentidos con los niños

Conoce estas ideas para potenciar el gusto, la vista, el tacto, el olfato y el oído y así, tener una mayor percepción del mundo que nos rodea. ¡Manos a la obra!
5 manualidades para trabajar los cinco sentidos con los niños
Marcela Alejandra Caffulli

Revisado y aprobado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli.

Última actualización: 03 junio, 2022

Si quieres que los más pequeños de la casa aprendan a curiosear el mundo por sí mismos, pero no sabes cómo acompañarles en este maravilloso aprendizaje, ¡no te preocupes! Hoy te vamos a presentar algunas manualidades para trabajar los cinco sentidos que no os podéis perder.

Cada una de ellas se centra en un área en específica, para que tus peques puedan sacarle todo el potencial a las sensaciones y las emociones. ¿Quieres saber qué proponemos esta vez? ¡Sigue leyendo!

Trabaja los cinco sentidos con los niños con manualidades

Pasar un rato juntos, compartir una experiencia divertida y, a la vez, estimulante es posible. Coge lápiz y papel y ¡apunta estas ideas!

1. Vista: botella sensorial de colores

Una manualidad perfecta para ver cómo se mezclan los colores y, tal como corrobora una investigación publicada por la Universidad Técnica del Norte, fomentar la creatividad de los más pequeños de la casa.

Ingredientes

  • Acuarelas líquidas o colorante alimentario con los tres colores primarios: magenta, azul y rojo.
  • Aceite mineral.
  • Jarabe de maíz transparente.
  • Botella de agua reutilizable.
  • Embudos (uno para el aceite y otro para el jarabe de maíz).
  • Espátula.

Paso a paso

  • Para empezar, pon el jarabe de maíz como capa inferior. La cantidad exacta será la mitad de la botella (menos el espacio adicional que debes dejar para que fluya la mezcla).
  • La parte más complicada de todo el proceso es la mezcla de colores. Para hacerlo, pon aproximadamente la mitad del jarabe de maíz en la botella con un embudo y agrega unas gotas (3 a 5) de acuarela líquida.
  • Cuando lo tengas, remuévelo todo.
  • Ahora viene la parte más caótica: teñir el aceite mineral aparte. Para ello, ten en cuenta que este es mucho más fácil de transferir que el jarabe de maíz.
  • Una vez que esté listo para agregarse, después de que hayas visto que el color es el adecuado, usa un embudo o recipiente y termina de llenar la botella. Asegúrate de incluir un pequeño espacio vacío.
  • Para terminar, pega la tapa con pegamento caliente y revisa con los días por si el pegamento se debilita.
manualidades lampara de lava con ninos
Las botellas sensoriales que te hemos explicado simulan a las decorativas lámparas de lava. Verás el tiempo que tus hijos pasan contemplando sus colores.

2. Tacto: una mano de sensaciones

¿Qué sensaciones obtienes con el sentido del tacto? Anímate a mostrárselas a los más pequeños de la casa de la mano de su propia palma. Esta les hará experimentar con diferentes materiales de distintas texturas: suaves, ásperos, tersos, duros o pegajosos.

Materiales

  • Cartulina.
  • Rotulador.
  • Celo.
  • Lija.
  • Piedrecitas.
  • Algodón.
  • Slime.
  • Tijeras.
  • Pegamento.

Paso a paso

  • Para empezar, coloca la mano del pequeño sobre la cartulina y dibuja el contorno con un rotulador.
  • Corta un rectángulo de celo y lija asegurándote de que cada pedazo ocupe una de las yemas de los dedos del dibujo.
  • Cuando los tengas, pégalos a la lámina y añade un trocito de algodón, un poco de slime y unas piedrecitas en los dedos sobrantes.
  • Deja que el niño toque cada uno de sus propios dedos dibujados para que experimente según guste.



3. Olfato: temperas de especias. Una de las 5 manualidades para trabajar los cinco sentidos con los niños más sorprendentes

Esta pintura de especias despertará la curiosidad de los más pequeños de la casa. Eso sí, antes de elegir los condimentos, es importante asegurarse de que ninguno sea demasiado picante o le provoque alergias a tu hijo. Dicho esto, te damos algunas ideas.

Ingredientes

  • Nuez moscada.
  • Canela molida.
  • Sal de pollo.
  • Vainilla en polvo.
  • Cúrcuma.
  • Orégano.
  • Perejil.

Paso a paso

  • Para empezar, pon una pequeña cantidad de cada polvo en un recipiente.
  • Después, mezcla un poco de agua en cada uno para disminuir la intensidad de los productos.
  • ¡Listos para pintar!
Niño pintando con las manos y los dedos.
Explorar el arte con los propios dedos es una actividad divertida, relajante y muy completa para los peques de la casa. ¿Qué tal si además elaboran sus propios colores con las especias de la cocina?

4. Gusto: brazalete comestible

Ante todo, hay que enseñarle a los más pequeños de la casa que con la comida no se juega. Una vez que esto ha quedado claro, te presentamos esta manualidad para potenciar el gusto por comer alimentos que, quizás, no les susciten mucho interés.

No sabemos si alguna vez has probado la típica pulsera con caramelos que simulan ser joyas. Pues bien, en esta ocasión te enseñaremos a hacer un brazalete dulce con cereales y fruta deshidratada que enamorará a los niños.

Para hacerlo, solo tienes que colocar en un hilo los cereales y la fruta (previamente agujereados) para que los niños los vayan quitando de la pulsera a medida que se los comen. Eso sí, siempre bajo vigilancia de un adulto y con la cautela de que el tamaño de los comestibles sea el adecuado para evitar atragantamientos.

5. Oído: palos de lluvia multisensoriales

Reconvierte los tradicionales palos de lluvia y rellénalos de distintos elementos para producir sonidos diferentes. Así, los niños podrán experimentar con la música de la propia naturaleza y se animarán a realizar creaciones sorprendentes.

Materiales

  • Tubo de cartón.
  • Pintura marrón de distintos tonos.
  • Pinceles.
  • Bolsa de papel kraft.
  • Gomas elásticas.
  • Tijeras.
  • Arroz, garbanzos, piedras de río y arena de playa.

Paso a paso

  • Empieza por pintar los tubos de marrón uniforme. Una vez secos, puedes señalar algunas manchas de tonalidades diferentes para que parezca un palo más realista.
  • Por otro lado, corta un trozo de bolsa de forma redonda y ajústala a un extremo del palo de lluvia con una goma.
  • Rellena uno de los palos de arena de playa, el siguiente ponlo con arroz, usa un tercero con garbanzos y, el último, con piedras de río.
  • Cierra el extremo abierto del palo con un trozo de bolsa, tal como hiciste del otro lado.
  • ¡Voila! Deja que los niños los agiten e intenten descubrir qué elemento produce ese ruido.
Niño tocando instrumentos de música caseros.
La música es un medio de expresión por excelencia. ¿Qué tal si incorporas a la percusión de la batería de cocina un palo de agua con ingredientes al tono?

Beneficios de estas 5 manualidades para trabajar los cinco sentidos con los niños

Como bien demuestra un estudio publicado por la Universidad Católica San Antonio, es importante que los docentes y los padres involucren manualidades de este tipo en la educación de los pequeños.

El aprendizaje a través de los sentidos influye muy positivamente en el desarrollo físico, cognitivo y social de los niños. Además, les permite establecer contacto con el mundo que les rodea y fomenta su interés y su curiosidad por todo aquello que perciben.

No dejes de implementar este pasatiempo con tus hijos, ¡hoy mismo!

Te podría interesar...
Estimular el lenguaje a través de juegos
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Estimular el lenguaje a través de juegos

¿Cómo estimular el lenguaje a través de juegos? Presentamos 7 ideas para trabajarlo con los más pequeños de la casa. ¡Toma nota!