La hipersexualidad infantil

Óscar Dorado · 22 agosto, 2018
La hipersexualidad infantil es un fenómeno que ocurre debido a factores como la educación, el contacto con su entorno o la influencia de los medios de comunicación. ¿Sabes cómo prevenirla?

La hipersexualidad infantil es un fenómeno que se caracteriza por una sexualización cada vez más temprana en los niños, especialmente entre las niñas. Entre sus causas, se destacan los mensajes y las imágenes emitidas por los medios de comunicación e internet.

Esto provoca que algunos padres se enfrenten a situaciones imprevistas y sorprendentes que obstaculizan sus valores. El peligro es que, al centrarse en su atractivo físico, los niños aprenden a compararse, devaluarse y adaptarse a los demás a una edad en la que están construyendo su identidad.

En este sentido, no es extraño ver a los pequeños desarrollar una obsesión con su peso ideal a una edad muy temprana. Por supuesto, esto no trae más que problemas a nivel físico y psicológico.

Asimismo, la hipersexualidad infantil indica la presión que empuja a los pequeños a entrar en una sexualidad abusiva; esta no solo no es acorde a su edad, sino que obstaculiza su proceso de desarrollo y su propia tasa de apropiación de la sexualidad. Este conjunto de factores afecta de manera negativa su salud psicológica.

Por un lado, se considera que para los niños la hipersexualidad está ligada a la exposición de imágenes pornográficas. Sin embargo, en el caso de las niñas es una cuestión más de la imagen y del lugar de las mujeres en la sociedad. Incluso esta presión puede provenir de los padres o de los medios de comunicación.

Un nuevo fenómeno: la hipersexualidad en niños

Este fenómeno social es fruto de la evolución de una sociedad que cada vez es más individualista y que juega con los estereotipos que separan y alimentan los comportamientos, pero también con la audiencia joven como un objeto fácil de manipular a nivel de consumo.

Es inquietante que la hipersexualización de los jóvenes, especialmente en las niñas, comienza en una edad más temprana que los niños. El concepto ha sido forjado por ciertas industrias, como la de la moda o los medios de comunicación, todavía ansiosas por encontrar nuevos objetos de consumo.

La exposición a internet y los medios de comunicación es una de las causas de la hipersexualidad infantil.

A través del internet, de la música o la televisión, transmiten sus mensajes sobre la importancia de la apariencia y la seducción. Desgraciadamente, los jóvenes son particularmente influenciables a los medios de comunicación.

Por lo tanto, la hipersexualidad infantil afecta tanto a niños como a niñas. Cada uno de ellos juega un papel que se les asigna en referencia a los modelos adultos. No obstante, no resulta sencillo explicar a los pequeños que alguna de sus referencias no corresponde a su condición de niño y que puede ser peligrosa para su salud psíquica y corporal.

Frente a estos nuevos comportamientos y la aparición de ciertos estereotipos de género, los padres deben estar aún más atentos para mantener el progreso para la igualdad de mujeres y hombres en la sociedad. Esto confirma la necesidad y las amplias perspectivas de educación y capacitación en todos los niveles del plan de estudios, pero también fuera de la esfera escolar.

“Los niños tienen que jugar más con herramientas y juegos, dibujar y construir; tienen que sentir más emociones y no tantas preocupaciones por problemas de su tiempo”
–William Penn–

¿Cómo puedes evitar la hipersexualidad infantil?

Si deseas evitar casos de hipersexualidad prematura, puedes lograrlo si tienes en cuenta nuestros consejos:

  • Ten una actitud crítica contigo mismo y piensa si tus valores están de acuerdo a tus peticiones.
  • Debes imponer tus límites y darte el derecho de decir ‘no’.
  • Habla abiertamente sobre la sexualidad y el respeto por uno mismo.
  • Ayuda al pequeño a desarrollar su juicio crítico ante ciertos comportamientos o imágenes.
  • Anima a tus hijos a desarrollar intereses que aprecien sus valores, como el arte o el deporte.
  • La escuela debe proporcionar códigos éticos en educación sexual para los niños.
Tratar con hijos desafiantes no siempre es fácil para los padres.

Asimismo, recuerda que, además de los consejos anteriores, si deseas hacer frente a la hipersexualidad infantil lo más importante es que no permitas que tus hijos quemen etapas. Esto significa que hay tiempo para todo y que deben llevar a cabo actividades y rutinas que sean propias a la edad que tienen.

Finalmente, hay que tener en cuenta que necesitas proteger a los niños de la omnipresencia del erotismo en todas las esferas de la vida cotidiana. Como siempre, es aconsejable que mantengas una buena comunicación con ellos para prevenir cualquier tipo de comportamiento inapropiado para su edad.