Adolescentes que emigran: todo un reto

Óscar Dorado 22 agosto, 2018
Emigrar no es sencillo, y menos cuando se es adolescente. ¿Qué beneficios trae para los jóvenes dejar su país de residencia?

La ambición de los jóvenes no tiene límites. Cada vez son más los adolescentes que deciden abandonar su país de origen en busca de nuevos retos y mejores oportunidades con una única idea en la cabeza, que es la de sentirse realizados y cumplir sus sueños. En definitiva, los adolescentes que emigran son un nuevo paradigma que afecta a jóvenes de todo el mundo y que merece especial atención.

Son muchos los motivos que impulsan a los adolescentes a emigrar. Por ejemplo, pueden hacerlo por cuestiones profesionales, para continuar su formación o simplemente por placer.

Sin embargo, hay un componente claro que siempre está presente: es una oportunidad para crecer a nivel personal. Si bien es cierto que se trata de todo un reto, quienes lo concreten se beneficiarán de las ventajas que implica la superación de los obstáculos.

Ciertamente, el hecho de descubrir un nuevo país provoca que los adolescentes que emigran tengan que adaptarse y respetar la cultura y las tradiciones de su nuevo hogar. Por ello, representa una perfecta oportunidad para crecer y empaparse de nuevas maneras de hacer y entender la vida.

Por otro lado, como puedes imaginar, un cambio tan radical como este no siempre es un camino de rosas. Las dificultades estarán presentes en muchas ocasiones, aunque la consecución de pequeñas metas acercará y estimulará a los jóvenes cada vez más a lograr el objetivo final.

La amistad en los adolescentes que emigran

La adolescencia es una etapa de continuos cambios y aprendizaje, en la que los jóvenes afianzan sus amistades. De hecho, la pérdida de estos vínculos es una de las consecuencias que más cuesta superar a los adolescentes que emigran.

Afortunadamente, hoy en día existen muchísimas herramientas digitales que permiten mantener el contacto y minimizar las consecuencias de dicha separación.

Sin embargo, los adolescentes que emigran tienen la oportunidad de conocer a nuevas personas que aportarán muchísimo valor a la experiencia de vivir en un país distinto. De hecho, se trata de uno de los alicientes más destacados de vivir en un nuevo lugar; como se suele decir, “un país lo recuerdas no por lo que es, sino por las personas que dejas atrás”.

Por ello, se recomienda a todos aquellos adolescentes que emigran a un nuevo país superar los obstáculos que puede generar el idioma o la vergüenza a la hora de conocer gente nueva y entablar conversaciones.

Es vital dejar estos aspectos a un lado, ya que, en estos casos, la seguridad es el mejor aliado. No se debe ignorar que una actitud reacia a conocer gente nueva o realizar nuevos planes, unida a la poca flexibilidad, dificultará cualquier posibilidad de relacionarse con otros adolescentes.

Beneficios de la emigración para los adolescentes

Vivir en otro país representa una gran oportunidad de enriquecerse a nivel personal. La emigración comporta numerosos beneficios para los adolescentes. Los repasamos a continuación:

1. Capacidad de adaptación

Cambiar de país significa adaptarse a nuevas situaciones totalmente diferentes al país de origen. Y es que volver a empezar significa trabajar de cero en la búsqueda de nuevas oportunidades y relaciones personales.

Sin ninguna duda, uno de los secretos que garantiza la adaptación es la capacidad para aceptar todo tipo de situaciones, incluso cuando no son las deseadas.

“La adolescencia es, quizás, la forma de la naturaleza de preparar a los padres para el nido vacío”
–Karen Savage–

2. Relativizar los problemas

Es frecuente escuchar a los adolescentes, y a las personas en general, quejarse por los muchos problemas que tienen cuando en realidad se tratan de temas sin importancia, como puede ser un aparato electrónico que no funciona o la reparación del vehículo.

En este sentido, emigrar es una perfecta oportunidad para aprender a relativizar las cosas y otorgar el grado de importancia que cada una de ellas merece.

3. Oportunidad para madurar

Ciertamente, los momentos más complicados son aquellos que permiten que las personas aprendan. Como no podía ser de otra manera, emigrar trae consigo innumerables situaciones que permiten que los jóvenes maduren mucho antes.

Por ejemplo, los beneficios presentados anteriormente, capacidad de adaptación y relativizar los problemas, contribuyen en gran medida a este proceso de aprendizaje y madurez.

La adolescencia causa inseguridad en los adolescentes superdotados, quienes pueden sentir rechazo en su entorno.

4. Posibilidad de conocer nuevas culturas

Por último, debes saber que los adolescentes que emigran tienen una gran oportunidad de conocer nuevos países, culturas y personas. Este es uno de los puntos fuertes de esta experiencia personal que llevarán consigo toda la vida.

Finalmente, recuerda que los adolescentes que emigran siempre lo hacen por algún motivo y con la voluntad de que las cosas van a ir mejor. Es cierto que existen muchas causas que determinan la voluntad de querer iniciar un nuevo episodio de la vida en otro país; sea cual fuere la causa, se trata de una situación complicada, especialmente para los jóvenes.

Te puede gustar