¿Estás embarazada y te despiertas muchas veces por la noche?

Son muchas las mujeres que al pasar por su embarazo, experimentan cambios muy notables en su descanso. En los primeros meses sufren somnolencia, pero a medida que se acerca el parto, aparece el insomnio, sueños extraños y despertares nocturnos que nos llenan de inquietud y preocupación. ¿Es tu caso?

Si es así no debes darle excesiva importancia. En primer lugar porque tu cuerpo lleva a cabo cada proceso con sabiduría y acierto. Lo complejo, es que nadie te avisó de cada detalle, de cada incómodo matiz por el que ibas a pasar a lo largo de estos meses. ¡Estar embarazada no es ningún camino de rosas!…

El cuerpo cambia, el estado emocional varía y también tu descanso se ve irremediablemente afectado. Esa dificultad para conciliar un descanso profundo y reparador en los últimos meses se debe a una razón muy concreta: tu cuerpo se prepara para la lactancia.

En “Eres Mamá” queremos hablarte de ello y darte unos sencillos consejos con los que encontrar un poco más de bienestar.

El último trimestre en tu embarazo

Si hay una etapa clave en tu embarazo es el último trimestre. Es sin duda una etapa en la que se entremezclan muchos cambios en el interior de la embarazada, surgen las emociones más intensas, los miedos y molestias físicas más complejas:

  • Puedes notar  una presión incisiva en el esternón, no obstante, a medida que vaya bajando el útero para prepararse para el parto esta molestia dejará de ser tan incisiva.
  • Asimismo, notarás como te cuesta un poco más respirar: el útero se ha multiplicado por 15 en su tamaño, con lo cual, las costillas comprimen los pulmones y nuestra respiración se hace un poco complicada (es normal), con lo cual te notas más agotada que en los meses anteriores.
  • Tendrás retención de líquidos, sufrirás calambres, adormecimiento de las manos y tus pechos, como es normal, experimentarán notables cambios.

El descanso nocturno en el último trimestre

embarazada

Veamos ahora qué es lo que se sucede en el descanso a lo largo de estas últimas semanas en la embarazada. Si bien es cierto que no todas las mujeres experimentan los mismos síntomas, un hecho común es sin duda el tener despertares, insomnio o incluso el levantarnos por la mañana con la clara sensación de no haber dormido lo suficiente.

  • Aún más, otro hecho singular son los sueños extraños. No son pesadillas, sino más bien singulares ensueños donde afinan emociones contrapuestas, imágenes súbitas que nos hacen despertar y que nos llenan de ansiedad durante un momento. para luego, olvidarlas al segundo.
  • No te preocupes. Es algo normal. ¿La razón? Una vez más, las culpables de estas alteraciones incontrolables son las hormonas.

Durante los primeros meses de embarazo solemos experimentar todo lo contrario. Sentimos más sueño. Eso se debe a que nuestro cuerpo aumenta su volumen de sangre y su circulación de una forma casi prodigiosa para favorecer el crecimiento del embrión. De ahí que la mujer necesite de más horas de descanso.

Esto es importante saberlo, porque algo tan normal como ir al trabajo o realizar nuestras tareas cotidianas, nos va a costar un poquito más. Lo haremos pero notaremos el cambio.

  • Ahora bien, en el último trimestre, ocurrirá algo muy contradictorio: necesitas descansar pero tu cuerpo no te lo permite. Los procesos biológicos asociados a la lactancia ya están en funcionamiento.
  • Además, nuestro cerebro actúa ya como centinela de la crianza. Nos pone en alerta. Nos prepara para lo que va a llegar: en unas semanas dormirás mucho menos porque deberás amamantar al bebé, y de ahí, que aún antes de tener a tu hijo en brazos tu cuerpo ya te esté preparando para ello.
embarazada

De ahí los sueños extraños y esos despertares. Es como si nuestro ser, y esa “alarma maternal” te preparara ya para lo que va a acontecer. 

Estoy embarazada y necesito dormir mejor: ¿qué puedo hacer?

Estar embarazada no es como te habían dicho, ya lo sabes. Por ello, es necesario seguir una serie de estrategias para llevarlo del mejor modo. El último trimestre es duro, pero también es muy emocionante. En esta etapa ya han desaparecido las náuseas y ese malestar de los meses anteriores, ahora, lo que experimentas es pesadez, las ganas por ver a tu bebé y la necesidad de poder dormir de forma más profunda, reparadora.

Toma nota de estos sencillos consejos.

embarazada

  • Duerme del lado izquierdo (el hígado se encuentra del lado derecho del abdomen, de ese modo evitamos que el útero lo comprima y nos cause malestar).
  • Nunca te duermas boca arriba.
  • Coloca una almohada entre tus piernas o en la región lumbar.
  • Toma un baño relajante antes de ir a dormir.
  • Toma una infusión o un vaso de avena tibia con miel antes de dormir.
  • Haz yoga, te vendrá muy bien.
  • Comparte tus preocupaciones o miedos con otras embarazadas o amigas que hayan pasado por lo mismo.

 

 

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar