Cómo cuidar el cabello de los niños

Adrianazul · 4 noviembre, 2017
El cuidado del cabello incluye una serie de medidas que ayudan a mantener la vitalidad, brillo y suavidad del mismo, lo cual es de gran importancia para lograr un buen aspecto y fortalecer la autopercepción y, por supuesto, la autoestima.

El cabello de los niños es algo con lo que tenemos que tener cuidado. A pesar de que la cosmética infantil parezca un asunto sencillo, se pueden cometer ciertos errores. Y es que, en lo que respecta al cuidado de niños, no se debe dar nada por hecho.

¿Te has detenido alguna vez a mirar detenidamente el cabello de un niño? ¿Recuerdas cómo fue el tuyo? Si crees que has podido pasar algo por alto, te recomendamos que repases algunos aspectos. Te sorprenderá saber que no todo son obviedades en lo que respecta al cuidado del cabello en la infancia.

El cabello de los niños pequeños es muy delicado, por eso no se puede cuidado igual que al de un adulto. Lo ideal es mantener lo más que se pueda su naturalidad y belleza; para lograrlo te ofrecemos estos consejos:

Consejos para cuidar el cabello de los niños

Usa champú de PH neutro

Los champús para bebés con pH neutro limpian eficazmente sin resecar ni dejar residuos en el cuero cabelludo de los niños. Por lo general, este tipo de champú no contiene jabón ni alcohol, lo que los convierte en una suave opción para el cuero cabelludo de tu hijo.

Beneficios del champú con PH neutro

  • Limpia el cabello de tu bebé de manera suave, eficaz y segura.
  • Son de fórmula hipoalergénica, lo cual ayuda a proteger el cuero cabelludo y la piel de tu bebé.
  • Dejan su cabello suave y perfumado.

Aprende a desenredar el cabello

Si el cabello de tu hijo se enreda mucho, no te preocupes ya que existen varias formas de desenredarlo. En primer lugar, cuida mucho el tipo de peine que vayas a usar. Elige siempre uno grande, de dientes muy separados y así desenredarás los nudos más rebeldes de manera delicada, con lo cual evitarás romper el cabello del niño.

Otro truco para desenredar el cabello de los niños es peinarlos mientras están en la ducha, puedes incluso reforzar el peinado con el uso de acondicionadores para niños.

El cuidado del cabello de los niños no es igual al de un adulto.

Comienza siempre por las puntas del cabello sobre todo si tienen una cabellera larga; luego de quitar los nudos comienza a peinarlo de arriba hacia abajo de manera uniforme. Otra estrategia es dividir el cabello en secciones y comenzar a peinarlo por las puntas. Además, es bueno que sepas que el mejor momento para hacerlo es cuando tu bebé está en la ducha o cuando recién ha salido del baño.

Evita los perfumes en el cabello o cuero cabelludo

La mayoría de los pediatras desaconseja hacer esto, ya que los bebes aspiran el alcohol del perfume. Evita también ponerle talcos o polvos, ya que lo aspiran. No obstante si quieres que tu hijo huela rico perfuma su ropa o la piel de su espalda.

Usa productos sin alcohol

Si eres de las mamás a las que les gusta hacerles peinados a sus hijos y darle forma con fijador o gel para el cabello, procura usar siempre productos sin alcohol ni perfume. Después de que tu hijo luzca su peinado recuerda siempre lavarle bien el cabello con el fin de evitar la caspa por acumulación de grasa y residuos en el cuero cabelludo.

Los champúes para bebés con pH neutro limpian eficazmente sin resecar ni dejar residuos en el delicado cuero cabelludo de los niños.

El cepilla el cabello de los niños todos los días

El cepillado del cabello largo de un niño debe ser tan recurrente como el cepillado de los dientes. Lo mejor es hacerlo en la mañana y en la noche. A diario, toda persona pierde cabellos que son reemplazados por otros nuevos. Cuando estas hebras se desprenden del cuero cabelludo se quedan enredadas con los otros cabellos; de ahí deriva la importancia de cepillar el cabello al menos 2 veces al día.

Consejos para peinar cabellos rebeldes

Si el cabello de su hijo es del tipo rebelde o muy grueso, el cepillado diario y constante te garantiza una de las pocas formas naturales de dominarlo sin la necesidad de acudir a productos químicos o cremas de tratamiento. Para cepillar un cabello rebelde debes peinarlo siempre con suaves movimientos que vayan desde la raíz hasta la punta y desde la frente hacia la parte de atrás de la cabeza.

Elementos de aseo personal y cuidado del cabello de los niños.

Usa agua fría

Cuando laves el cabello de los niños usa agua fría. Está totalmente contraindicado usar agua hirviendo, pues esto además del maltratar el cabello, daña el cuero cabelludo. En caso de que al niño no le guste el agua fría, entonces recurre a la tibia.

Como un truco adicional, te recomendamos que dejes el agua tibia para cuando quieras aplicar un acondicionador en el cabello de tu hijo. Este producto se debe reservar para cabellos muy rebeldes. El agua tibia abrirá los poros y dejará que el acondicionador haga su efecto. Deja que el acondicionador haga su efecto durante al menos 1 minuto y retíralo cuidadosamente con agua tibia.

Por último, te recomendamos contar con un buen peluquero. Fluctuar entre malas decisiones que conllevan a cortes equivocados o muy repetidos pueden tener consecuencias difíciles de reparar, las cuales pueden perjudicar a tu hijo incluso en la adultez, pues algunas veces estos daños son complicados de remediar con el paso del tiempo.