¿Cómo ayudar a un niño con problemas en la lectura?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga María Alejandra Castro el 3 abril, 2019
Natalia Cobos Serrano · 3 abril, 2019
Los problemas de lectura en niños es un tema que merece su atención. Se precisa de un trabajo colaborativo entre la familia y el centro educativo para procurar que este problema no vaya a más, ya que puede provocar graves dificultades en el aprendizaje del pequeño.

La adquisición del lenguaje es una tarea que en cada niño sigue un proceso distinto. Lo mismo sucede con la adquisición de la lectura, aunque esta resulta más compleja. Cuando un niño manifiesta un nivel de lectura inferior al esperado para su edad y al de sus compañeros, empiezan las preocupaciones. Ante esta situación, surge la siguiente duda: ¿cómo ayudar a un niño con problemas en la lectura?

En familias con varios hijos es fácil observar cómo cada niño sigue un ritmo de aprendizaje diferente. Por ejemplo, es común que uno de los hijos empiece a hablar a una edad y que otro lo haga a una edad distinta. Sin embargo, los problemas en la lectura suelen generar más preocupaciones, ya que influyen directamente en el rendimiento académico del niño.

Stanley L. Swartz establece que la mayoría de los niños tienen éxito en la comprensión del sistema gramatical, aunque existe un 25 % de alumnos que necesitan apoyo adicional en su aprendizaje de la lectura.

Elementos en la enseñanza de la lectura

Para poder enseñar a un niño con problemas en la lectura es importante tener en cuenta los elementos propios que deben adquirirse:

  • Conciencia fonológica: es la habilidad de trabajar con los sonidos propios del lenguaje oral. Es decir, los niños deben entender que las palabras escritas pueden hablarse y que utilizan sonidos.
  • Correspondencia fonema-grafema: es la relación entre los sonidos del lenguaje oral (fonemas) y las letras del lenguaje escrito (grafemas).
  • Fluidez: es la habilidad de leer un texto con precisión y velocidad. Los niños deben saber reconocer y comprender las palabras al mismo tiempo.
  • Vocabulario: cuando el niño alcanza la lectura comprensiva significa que entiende las palabras que hay en el texto, por lo que forman parte de su vocabulario.
  • Comprensión de textos: es la habilidad de adquirir el mensaje del texto, de poder recordarlo y poder comunicar su significado.¿Cómo ayudar a un niño con problemas en la lectura?

Trastornos de lectura

Tener problemas en la lectura puede ocasionar dificultades en el aprendizaje, pero no tiene por qué tratarse necesariamente de un trastorno como tal.

La Asociación Americana de Psiquiatría (APA) señala que los trastornos de lectura se diagnostican cuando el niño se encuentra significativamente por debajo de la media que se espera para su nivel de escolaridad. Juan Luis Castejón y Leandro Navas distinguen entre “alumnos con problemas en la lectura” y “alumnos disléxicos”.

Los niños con problemas en la lectura son aquellos alumnos que tienen alguna dificultad a la hora de leer y comprender un texto debido a una variedad de causas. Estas causas pueden tener un carácter intelectual, emocional o sociocultural.

Por otra parte, los niños con dislexia presentan severos problemas en la lectura, cuyo origen puede derivar de una alteración del neurodesarrollo. La dislexia se considera un trastorno específico de aprendizaje y va más allá de manifestar problemas de lectura. Como, por ejemplo, dificultades en la memoria o en las nociones espacio-temporales.

¿Cómo ayudar a un niño con problemas en la lectura?

  • Mantén el contacto con el centro educativo de tu hijo. Desde el centro te informarán sobre qué actividades podéis trabajar en casa para mejorar la lectura de tu hijo. Además, el centro es responsable de proporcionarte lo que necesites para evaluar y diagnosticar el nivel de lectura que tiene el niño.
  • Ayuda a tu hijo a desarrollar resiliencia. Es decir, tu hijo debe entender que, a pesar de que la lectura le cueste más que a sus compañeros, él es capaz de conseguirlo, aunque tenga que esforzarse más. Muéstrate positiva con él y hazle entender que con esfuerzo puede superarlo.
  • Lee con él con frecuencia. Si para tu hijo la lectura es causa de malestar e incomodidad, intenta practicar con él en casa todo lo posible. Dedicar a la lectura un tiempo diario le otorgará un carácter rutinario. Esto ayudará a que cada vez sea más agradable y familiar para tu hijo.
  • Practica con él la lectura en voz alta. Las ventajas de leer a tu hijo en voz alta son muy valiosas, ya que ayuda a familiarizarse con los libros, facilita la lectura, amplia el vocabulario y mejora las habilidades cognitivas.

“Una vez que aprendes a leer, serás libre para siempre”

– Frederick Douglass-

Beneficios para ayudar a un niño con problemas en la lectura

Finalmente, la lectura no sólo proporciona información, sino que también educa. Carmen Lomas en su libro Cómo hacer hijos lectores establece una gran lista de los beneficios de la lectura. Entre ellos, especifica que la lectura ayuda al desarrollo del lenguaje. Este será más fluido y el niño mejorará su expresión oral y escrita, a la par que ayuda a aumentar su vocabulario y a mejorar su ortografía.¿Cómo ayudar a un niño con problemas en la lectura?

Sin lugar a dudas, uno de los beneficios más valiosos de la lectura es que mejora las relaciones humanas y las enriquece. Los niños tendrán más facilidades para comunicar sus deseos y sentimientos.

Además, aumenta el bagaje cultural: un niño que lee es un niño que se preocupa por saber, por pensar. Por último, ayuda a desarrollar la capacidad de análisis, es decir, fomenta el pensamiento crítico.

Por todo esto, es evidente apreciar la importancia de detectar los problemas de lectura a temprana edad. No solo afecta a su rendimiento académico y a su autoestima, sino que influye directamente en el futuro de los niños.

  • Castejón, J.L y Navas, L. (2011). Dificultades y trastornos del aprendizaje y del desarrollo en infantil y primaria. Editorial Club Universitario. España: Alicante.
  • Lomas, C. (2002). Cómo hacer hijos lectores. Ediciones palabra. España: Madrid.
  • Swartz, S.L. (2010). Cada niño un lector: Estrategias innovadoras para enseñar a leer y escribir.Universidad Católica de Chile. Chile: Santiago.