6 cambios importantes entre los 2 y los 3 años

04 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
De los 2 a los 3 años se dan algunos de los mayores cambios en la vida de los niños. ¡Descubre lo que ocurre a estas edades!

Entre los 2 y los 3 años, los más pequeños pasan de ser bebés a convertirse en niños. Por ello, cabe esperar que en esta etapa del desarrollo los chicos experimenten multitud de cambios, tanto cognitivos como físicos, emocionales y sociales.

¿Quieres saber cuáles son algunos de los cambios más importantes que tienen lugar a estas edades? Presta atención a lo que a continuación te contamos.

6 cambios importantes entre los 2 y los 3 años

De los 2 a los 3 años, los niños, además de crecer físicamente, también maduran a nivel cognitivo, por lo que muchas de sus capacidades se ven ampliamente desarrolladas durante esta etapa.

Además, comienzan a relacionarse de otra forma con el mundo y ganan autonomía e independencia, de manera que empiezan a asumir ciertas tareas que antes no realizaban o que llevaban a cabo con total ayuda de los padres u otros adultos.

Niño de entre 2 y 3 años comiendo con cuchara él solo.

Así, los progenitores observan cómo sus hijos cambian y se convierten en pequeños niños dispuestos a seguir aprendiendo y adquiriendo nuevas habilidades.

“Hay belleza y alegría en cada etapa de la vida de los hijos, pero hay un poco de dolor inevitable al pasar de una etapa a otra”.

-Nichole Nordeman-

1. Entre los 2 y los 3 años, los niños adquieren autonomía para ir al baño

Según el Equipo de Atención Temprana de La Rioja, a los 2 años, los niños son capaces de reconocer el orinal y el váter, y pueden llegar a utilizarlos adecuadamente, siempre y cuando un adulto lo indique.

Cumplidos los 3 años de edad, los pequeños suelen pedir para ir al baño, incluso pueden ir solos, aunque, por lo general, precisan ayuda para limpiarse. Además, una vez acabadas de hacer sus necesidades, son capaces de lavarse y secarse las manos de forma autónoma.

2. Adquieren cierta autonomía para vestirse

La mayoría de los niños a los 2 años sabe quitarse los zapatos y los pantalones, si estos se han desabrochado previamente. Llegados los 3 años, adquieren más destreza en este aspecto; aprenden a desvestirse solos y comienzan a vestirse con ayuda de algún adulto.

3. Aprenden a comer de forma independiente

Otro de los cambios notables entre los 2 y los 3 años de vida de los niños es que estos pasan de utilizar, con ciertas dificultades, la cuchara para comer los alimentos solos a dominar por completo el uso de los cubiertos, derramando cada vez menos comida.

4. El habla se vuelve más compleja y comprensible

Durante el segundo año de vida, los niños emplean un lenguaje simple basado en la realización de frases formadas por un sustantivo y un verbo. Por ejemplo: “quiero agua” o “mamá ven”. Además, responden a preguntas sencillas, tales como: “¿qué estás haciendo?, ¿qué quieres?, ¿dónde está?”, etc.

Sin embargo, durante el tercer año, el habla se vuelve más compleja y comprensible, ya que los niños dominan prácticamente todos los fonemas y añaden a su vocabulario los verbos en gerundio, los plurales, los pronombres y los artículos. Esto hace que empleen, con frecuencia, el lenguaje oral para contar lo que hacen, lo que quieren o lo que les ocurre.

Madre usando las técnicas para hablar sobre los extraños a un niño con su hijo.

5. Aumentan la vida social

Entre los 2 y los 3 años, la mayoría de los niños comienza la etapa de Educación Infantil, de manera que pasan de relacionarse casi exclusivamente con el núcleo familiar a interaccionar con sus iguales (los compañeros de clase) y con otros adultos (los profesores).

Por tanto, se trata de una época en la que, al aumentar significativamente la vida social, aprenden habilidades relacionadas con las normas y hábitos de comportamiento socialmente aceptados.

6. Comienzan a ayudar en casa

Aunque parezca pronto, los niños entre los 2 y los 3 años pueden empezar a ayudar en casa, contribuyendo a mantener el orden en el hogar. Por ejemplo, pueden colaborar a la hora de recoger y guardar sus juguetes o colocar algunos objetos fáciles en la mesa, como los platos, las servilletas, las cucharas, etc.

En lo que al desarrollo de los niños entre los 2 y los 3 años se refiere…

La vida de los niños de entre 2 y 3 años cambia mucho. Pero también la de los padres, quienes deben asumir que sus pequeños se hacen mayores y no son tan dependientes como antes.

Aunque, si a estas edades no se logra alguno de los cambios comentados hasta el momentos, no hay que alarmarse, puesto que cada niño sigue su propio ritmo del desarrollo y del aprendizaje.

  • Fernández, M.A., Idoate, J. L., Izal, M.C. y Labarta, I. (2007). Desarrollo de conductas responsables de 3 a 12 años. Gobierno de Navarra: Departamento de Educación y Cultura.
  • Garrido-Eguizábal, M., Rodríguez-Ruiz, A., Rodríguez Ruiz, R. y Sánchez-Rodríguez, A. (2008). El niño de 0 a 3 años: Guía para padres y educadores. La Rioja: Gobierno de La Rioja. Consejería de Educación, Cultura y Deporte.