Enseña a tu hijo a ir al baño en solo 3 días

Macarena46 26 enero, 2017

Enseñar a tu hijo a ir al baño en solo 3 días parece imposible, mas no lo es. Llegó el ansiado momento de olvidar los pañales, pero no hay de qué temer. Este proceso no tiene por qué convertirse en una lucha compleja, desigual e interminable.

Retirar rápidamente los pañales para que nuestros niños puedan ir al baño no es un sueño, sino una realidad que requiere de una buena técnica. Por supuesto, puede que en este corto, rápido y efectivo camino percibamos unas pocas ‘resistencias’ lógicas.

Ya estás avisada: si el niño muy de vez en cuando se hace pipí no deberá alarmarte. Además el chico necesitará de tu apoyo constante para lograr superar esta etapa que no es nada sencilla para él. Y, fundamentalmente, requerirá de una serie de ‘competencias’ complementarias para poder decirle adiós a los pañales.

Bajarse y subirse los pantalones, tirar de la cadena, lavarse y secarse las manos deben incorporarse tempranamente en la rutina diaria del pequeño. Asegúrate de no perder tiempo durante el desarrollo del menor para inculcar estas destrezas que te garantizarán el éxito a la hora de enseñarle a ir al baño.

Despedir el pañal e ir al baño, día a día

728px-potty-train-your-child-step-24

Sientes que tu hijo está preparado física y mentalmente para enfrentar este momento. ¿Cómo hacerlo sin perecer en el intento? Presta atención a los detalles que brindaremos a continuación. Compartimos con ustedes el día a día de este proceso con el que los bebés pueden ir al baño en 3 días.

Primer día

Ni bien se despierte tu hijo, explícale su ingreso en una nueva etapa y sus implicaciones. Dile que no usará más pañal, sino que estará desnudo de cintura para abajo. Por ello, para hacer sus necesidades sin ensuciar la casa tendrá que utilizar la bacinica.

Mantente atenta todo el día a su actividad, y pide que te avise cada vez que sienta ganas de evacuar. Muéstrale incluso cómo los miembros de la casa hacen sus necesidades fisiológicas en el baño. Evita exasperarte en caso de que el plan falle y celebra cada pequeño avance del bebé.

No es un mal recurso apelar a botanas saladas o snacks con altos contenidos de agua. Ello obligará a todos los miembros del hogar a asistir seguido al baño. Es fundamental que el pequeño vea cuando van al baño, así se familiarizará con todo el ‘ritual’ que supone el abandono del pañal.

Cuando al menos llegue a depositar unas pocas gotas de pipí en la bacinica, felicítalo y recurre al “baile de la bacinica”. Claro que es un gran avance, pues según expertos, tras acudir once veces a la bacinica, el niño comenzará a utilizarla solo.

Llegado el momento de ir a dormir la siesta o por la noche, dile a tu bebé que es momento de ir al baño. Jamás se lo consultes dado que esta pregunta siempre suele encontrar respuestas negativas de su parte.

Llegó el fin de este primer día duro. Puedes tomar dos caminos para la noche. Una alternativa consiste en colocarle el pañal justo antes de que se quede dormido. La otra es, si crees que permanecerá seco durante esas horas, dejarlo descansar desnudo.

Segundo día

En este caso el plan de acción será el mismo que el llevado a cabo durante la jornada anterior. Ahora bien, es posible salir de paseo este segundo día, claro, luego de que el niño orine en su bacinica. El paseo preferentemente debe ser por la tarde y es recomendable que no se extienda por más de una hora.

De este modo, el pequeño asociará esa salida a la calle como un efecto directo de ir al baño. Del mismo modo, es un buen entrenamiento del pequeño para que sepa que previo a salir de casa debe hacer sus necesidades.

728px-potty-train-your-child-step-19

No olvides que, para esta salida familiar, resulta conveniente que el nene no vista ropa interior (ni de entrenamiento ni pañales). Resulta fundamental saber si es posible llegar a casa sin haber tenido que lamentar algún accidente.

Los especialistas recomiendan no salir lejos de casa ni usar el auto. Asimismo, es fundamental ser precavida en esta misión. Ten a bien llevar contigo la bacinica e incluso una muda de ropa por si no eres afortunada en el intento a la primera.

¡Tercer y último día!

Simplemente continúa el programa del segundo día. Este último día del reto es posible salir de paseo una hora en la mañana y otra en la tarde. Recuerda que vaya al baño antes de salir, y vestirlo con pantalones sueltos sin nada debajo.

Tampoco olvides llevar los implementos fundamentales para casos de emergencias. Recuerda en todo momento que la paciencia y el respeto se constituyen en la clave del éxito para llegar a la meta. Solo así lograrás resultados sin herir, avergonzar, frustrar ni agotar al niño.

Recuerda no perder la calma y seguir intentándolo. Quizás resulte más práctico implementar el plan durante un fin de semana para enfocar todas nuestras energías en esta misión. No sientas miedo y no desistas, la determinación lo es todo en esta pequeña batalla que permitirá a tu hijo ir al baño en tan solo 3 días.

Imágenes cortesía de wikihow.com

Te puede gustar