5 juegos para días de lluvia

Fernando Clementin 22 enero, 2018
Los días de lluvia son aburridos muchas veces hasta para los adultos. Cuando los planes se aguan, hay que agudizar la imaginación para encontrar alternativas divertidas para los más pequeños.

Los niños que disfrutan del aire libre tienen un gran problema durante los días lluviosos. Muchos se ponen irritables, ansiosos y de mal humor debido a su aburrimiento. Si has vivido estas incómodas situaciones, estos juegos para días de lluvia te serán de gran utilidad. Échales un vistazo y elige tu favorito.

Pocas cosas desafían tanto la imaginación y creatividad de los padres como los días de lluvia. Verdaderamente, son toda una evaluación a las capacidades maternales.

Desde un principio, debes descartar las visitas al parque, los juegos en el patio y las excursiones al zoológico. Tu misión será agudizar el ingenio para encontrar qué hacer con ese niño que no para de dar vueltas por la casa quejándose de su aburrimiento.

Que no cunda el pánico: te presentamos 5 juegos para días de lluvia que pueden sacarte del apuro y te ayudarán a pasar un gran rato con tus pequeños.

Juegos para días de lluvia para divertirse en casa

Por un lado, una opción que surge instantáneamente al pensar en juegos para días de lluvia son los videojuegos. Sin embargo, debido a que es una alternativa de la que no todo el mundo dispone, la dejaremos de lado en esta lista.

Si está a tu alcance, claro que es una excelente posibilidad. De todos modos, considera que debes establecer límites y tiempos.

Por otro lado, algo parecido ocurre con los juegos de mesa. Son muy buenos para fomentar la interacción y el juego entre amigos y familia, pero podríamos sugerir alternativas que no todo el mundo tiene en casa. Entonces, al igual que en el caso anterior, no los incluiremos.

1.- El mapa del tesoro

Un juego amado por los pequeños. Consiste en que uno de los participantes (si no pueden, hazlo tú) deberá dibujar un mapa de la casa en el que enseñe el trayecto hacia el tesoro escondido. Puedes usar un objeto o una bolsa con monedas como tesoro.

La búsqueda puede ser por persona (ya sea por turnos o por tiempo) o todos simultáneamente. Al final del juego, gana quien haya encontrado más tesoros.

Para hacerlo más divertido, puedes añadir un disfraz o al menos un parche en el ojo para el capitán del barco pirata, que será quien esconda el tesoro.

“La lluvia es gracia, la lluvia es el cielo que desciende a la tierra, sin lluvia, no habría vida”
–John Updicke–

2.- Adivinanza de objetos

Una gran alternativa para jugar en grupos. Debes colocar en una bolsa o mochila la mayor cantidad de objetos (que no pinchen).

Luego, un jugador se vendará los ojos y, en el lapso de un minuto, deberá adivinar qué hay en la bolsa. Ganará el jugador que más objetos adivine.

Los juegos para días de lluvia evitarán que tus hijos desperdicien horas sin saber qué hacer.

3.- Pictionary

Clásico, pero no por eso menos efectivo. Para este juego, que apunta a niños de edad avanzada, necesitarás al menos cuatro participantes, una pizarra y algo con que escribir en ella.

Deberás hacer una lista de películas, programas o personajes y escribirlos en diferentes pedazos de papel. Luego, divide a los jugadores en parejas o en grupos.

Un jugador deberá sacar un papel y dibujar lo que aparece escrito en él en la pizarra. El otro participante deberá adivinar de qué se trata en un determinado periodo de tiempo. Ganará el equipo que sume más aciertos.

4.- ¿Quién soy?

Otro de los más conocidos. Coloca nombres de personajes famosos en trozos de papel. Luego, cada jugador deberá sacar uno y colocárselo en la frente. Gracias a las preguntas de los demás, deberá ir averiguando datos para adivinar de quién se trata.

Es importante que las preguntas sean de respuesta “sí/no”, para que sea cada uno quien busque la información que necesita. Al igual que el Pictionary, es un juego que tiene como objetivo niños de cierta edad.

Una variante igual de divertida (y más inclusiva para niños menores) es hacerlo con acciones. Es decir, en lugar de personajes, escribe alguna acción como “pasear el perro”. Quien saque ese papel deberá hacer la mímica de esta acción y los demás, adivinar.

Para los niños, los días de lluvia suelen ser muy aburridos.

5.- Campamento hogareño

Con la ayuda de sábanas, sillones, sillas y todos los elementos del hogar que encuentres a disposición, podéis jugar a montar tiendas y simular un divertido campamento hogareño.

Puedes incluir bocadillos, contar historias y hacer actividades características de estas salidas, pero en casa.

Esta actividad, además, tiene una doble función: entretiene y, a la vez, educa a los niños sobre lo que se necesita para un día de supervivencia en el campo.

Existen muchas otras opciones. Tienes también la posibilidad de hacer desfiles de moda, concursos de canto y baile o divertidos juegos con naipes. Todo dependerá de la disposición de espacio, elementos y de las preferencias de los niños.

Lo importante es lograr que los días lluviosos pasen de ser días perdidos a verdaderas oportunidades de ocio. Con buena predisposición y dedicación a tus hijos, seguro que pasaréis grandes momentos.

Te puede gustar