Miedos en niños de 6 años

Fernando Clementin 22 enero, 2018
Los niños son temerosos por naturaleza, ya que se encuentran en pleno descubrimiento del mundo y sus elementos. Ayúdalo a comprenderlos y enfrentarlos para que no desarrollen temores irracionales ante situaciones que no lo merecen.

Tener miedo es algo totalmente natural en los seres humanos. Sobre todo en los más pequeños, quienes aún están descubriendo el mundo y sus amenazas. A continuación, repasaremos los miedos en niños de 6 años que se presentan con mayor asiduidad y cómo lidiar con ellos.

A medida que un niño interactúa con el mundo exterior e incorpora nuevos conocimientos a través de los cuentos, la televisión o los videojuegos, experimenta nuevas sensaciones. Antes, pasaba mucho tiempo en casa y sus temores se relacionaban, sobre todo, con una posible ausencia de sus padres.

Sin embargo, desde los 5 años aproximadamente, su vida se amplía a nuevos acontecimientos. Comienza a relacionarse con amigos del colegio, sale más la calle y cambia sus gustos en cuanto a programas televisivos.

Le gusta ver historias de terror en la tele o matar villanos en el ordenador. Pero no quisiera enfrentarlos en la vida real por nada del mundo.

Miedos en niños de 6 años: desencadenantes más frecuentes

En edades anteriores, los temores están asociados a la falta de sus padres, a los animales, los monstruos o los fenómenos físicos (un rayo, por ejemplo). Desde los seis, este abanico de posibilidades se amplía considerablemente.

Estos son los miedos en niños de 6 años que se presentan con mayor frecuencia:

Animales

Como dijimos antes, el pequeño se encuentra en una etapa en la que gusta de recorrer y caminar las calles. En ese periplo, puede encontrarse con algún perro u otro animal que le haga daño o le haga vivir una mala experiencia.

Este es el factor más común que causa el miedo a los animales. Sin embargo, también puede ser por desconocimiento. Por ejemplo, un niño puede temerle a un gato hasta acercarse y descubrir que es amigable.

También podemos incluir en este apartado a los insectos. Las arañas lideran claramente esta lista, donde también podemos incluir a las cucarachas y los gusanos.

“El miedo es natural en el prudente, y el saberlo vencer es ser valiente”
–Alonso de Ercilla y Zúñiga–

Oscuridad

Empieza una etapa en la que los niños son incitados a dormir en su propia habitación. Por consecuencia, apagar las luces se relaciona con la aparición de todo tipo de seres malvados que aprovechan esta soledad.

Es un miedo perfectamente natural que incluso se presenta en algunos adultos. Por lo tanto, debes ser paciente y, si te lo pide, deja alguna luz encendida por las noches hasta que supere esta sensación.

Muchos niños sienten miedo a la oscuridad.

Personas malvadas

Muchos niños tienen miedo de los ladrones, secuestradores o cualquier otro tipo de malviviente que puedan cruzar en las calles.

Si bien se trata de un estado de alerta que los mantiene en guardia, el exceso puede provocar desconfianza desmedida en los demás cuando la situación no lo merece.

Es importante, no obstante, que le enseñes que no debe interactuar con extraños bajo ninguna circunstancia. De este modo, estará más seguro y podrá contrarrestar este miedo.

Monstruos

No hay niño en el mundo que no tema a los monstruos. Al menos la gran mayoría sí lo hace. Con una imaginación en pleno desarrollo, es normal que los niños inventen seres y situaciones tan impensadas como aterradoras.

Esto es algo normal en ellos, por lo que no debes alarmarte. Solo ayúdalo a mantenerse tranquilo y poco a poco lo superará.

Agua

Entre los miedos en niños de 6 años, también aparece el agua. La razón principal es que no es el medio natural para las personas.

Por eso, los niños, que desconocen sus peligros, se sienten inseguros al meterse en el mar o en una piscina. Incluso podrían sentir miedo a ahogarse en la tina de su propia casa.

Para prevenirlo, debes acostumbrar al pequeño al contacto con el agua desde una edad temprana. Así, sabrá que lo mantendrás a salvo y que es un medio en el que puede divertirse mucho.

Las pesadillas son desencadenantes comunes de miedos en los niños de 6 años.

¿Cómo actuar si mi hijo tiene miedo?

La acción principal que los padres deben emprender es ser comprensivos. Se debe escuchar al niño, entenderlo y acompañarlo en todo momento que sienta miedo.

Además, será de ayuda darle algún elemento de poder. Por ejemplo, una varita mágica para alejar monstruos o una mascota que lo “defienda” de los seres malvados.

Por otro lado, debemos predicar con el ejemplo. Cuando se dé la situación, mostrémosle al niño que lo mejor es enfrentar los temores.

Lo que no debemos hacer

Entre las cosas que no debemos hacer al afrontar miedos en niños de 6 años se encuentran:

  • Subestimar su miedo, decirle que “debe ser valiente” o que “no hay motivos para temer”.
  • Brindarle concesiones cuando está asustado, porque lo podría usar a su favor y ratificar su temor.
  • Contarle historias de terror para evitar una conducta, como salir a jugar al patio de noche.
  • Transmitirle miedos propios. Esto es algo muy común, por ejemplo, cuando el niño está jugando y alguien le dice “baja de ahí, que van a venir a por ti”, en lugar de “ten cuidado de no hacerte daño”.

Ante estos miedos, es normal que el niño llore y evite la fuente que origina esa sensación a toda costa. Si se presentan síntomas que consideres desmedidos, podrías consultar con un psicólogo infantil, ya que también podría tratarse de una fobia a algo en particular.

Por último, recuerda que todos sentimos miedo por algo. Por eso, sé comprensiva y ponte en sus zapatos para ayudarlo a sobreponerse de la mejor manera.

Te puede gustar