¡Vamos al parque! Beneficios de cada uno de los juegos

Es típico llevar a nuestros niños al parque solo por esparcimiento y diversión; pero casi nunca nos fijamos en el estímulo que cada juego puede producir en ellos. En el parque hay muchas estaciones de juegos, cada una con un propósito; pero no es muy común que nos detengamos a definir la importancia de estos.

El juego en  los parques puede ser muy beneficioso en general, sobre todo porque le da al niño la oportunidad de socializar y cambiar de ambiente. Sin embargo, cada uno de los juegos por separado puede ser una fuente de grandes beneficios para los pequeños.

Existen algunos juegos que fomentan la coordinación, otros el ejercicio físico o las dos cosas. En tal sentido, mientras los niños se divierten, pueden ser estimulados en distintos aspectos de su vida, pues aprenden, se ejercitan y mejoran sus capacidades físicas y mentales.

El parque de juegos y sus beneficios

Para comenzar a averiguar cuánto estimula el parque a los niños, vamos a proceder a determinar cuál es el beneficio que cada juego aporta en su desarrollo personal.

Los beneficios que los parques traen a los niños, pueden ser tanto físicos como psicológicos y sociales, pues están diseñados para fomentar cada una de estas áreas con total conciencia de ello.

Beneficios Físicos

Cada uno de las estaciones que se pueden encontrar en los parques infantiles, contribuyen en gran medida al desarrollo físico de los niños, ya que están planeados conscientemente para fortalecer cada una de sus extremidades.

Del mismo modo son adecuados para mantener a los niños activos todo el tiempo, lo cual es considerado para relacionarse a ejercicios cardiovasculares, que son muy beneficiosos para el organismo.

shutterstock_86311012

Beneficios psicológicos

Entre las múltiples ventajas y recompensas que podemos encontrar en los juegos diseñados para los parques infantiles, también resaltamos los que están relaciones con el aspecto psíquico de los niños, pues de alguna manera su aporte es significativo para ello y se pueden ver los resultados en poco tiempo.

  • Autoconfianza y autoestima: Los juegos encontrados en los parques infantiles contribuyen a la mejora de la autoestima de los niños, ya que pueden llegar a enfrentar sus propios miedos y conquistarlos.

Además está científicamente comprobado que los juegos diseñados en espacios cerrados fomentan la creatividad.

  • Beneficios mentales: Muchos estudios han comprobado que los juegos diseñados para los parques infantiles son de gran importancia, ya que estimulan la parte motora y sensorial del pequeño organismo del niño.

En tal sentido, los resultados que genera son positivos debido a que durante el período de esparcimiento se crean muchas más conexiones entre las neuronas, mejorando notablemente la capacidad mental.

Beneficios Sociales

Al llevar a nuestros hijos a los parques, los estamos ayudando a que entren en contacto con otros niños. De esta manera se fomenta la superación del miedo escénico y en consecuencia se facilita el desenvolvimiento dentro de un grupo.
Adicionalmente, en los parques infantiles los niños llegan a aprender y ejercitar el autocontrol cuando tengan que esperar a que se haya desocupado algún juego.

Beneficios de cada uno de los juegos

Considerando los juegos que encontramos comúnmente en cada parque, podemos establecer que los beneficios de su disfrute radican en el uso compartido con otros niños, en el buen manejo del equipo y el sano esparcimiento. Es decir, su uso adecuado en condiciones normales.

shutterstock_279413759

  1. La casa: Enseña al niño a participar en los juegos de roles, además de ayudarlo a ejercitar la parte media del cuerpo, específicamente la cadera, al permitirle saltar de un lugar a otro. Adicionalmente lo incentiva para explorar las áreas desconocidas del lugar.
  2. La Rueda: Está diseñada para ejercitar y fortalecer los brazos, debido a que el niño debe mover a sus compañeros. Igualmente, contribuye a incrementar la fuerza y la coordinación de aquellos que deben sostenerse para no caer.
  3. El Tobogán o Resbaladilla: Este tipo de juegos los ayuda a mejorar el equilibrio, a practicar la seguridad y la protección, debido al miedo que pueda tener el niño de caerse. Aunque muchos no lo crean, al lanzarse en todas las posiciones se ejercita la postura, lo cual es útil para mejorar la lectura.
  4. La Balanza: Favorece los sentidos porque permite experimentar diversas sensaciones al momento de acelerar, frenar, subir, bajar y estirar las piernas. Adicionalmente contribuye a que se ejercite y se fortalezca la espalda, mejorando así la postura al permanecer sentados.
  5. El Columpio: ofrece beneficios a los sentidos, gracias al movimiento que ejercen sobre ellos, contribuye a la mejora de la postura. También sirve para identificar y mejorar el nivel de tolerancia de los niños al movimiento, ya que de no utilizarlo jamás, los niños suelen marearse en los vehículos en movimiento, por ejemplo.
  6. La Malla: Contribuye al mejoramiento del equilibrio en brazos y piernas; además, a nivel psicológico, fomenta el desarrollo de la escritura, lectura y el aprendizaje matemático.
  7. El Pasamanos: está asociado con el fortalecimiento de brazos y piernas, además de la coordinación y el equilibrio.

Jugar en el parque trae innumerables beneficios físicos y mentales a nuestros niños, contribuyen a su desarrollo mental y personal. Igualmente, es una excelente opción para la recreación y que los pequeños puedan distraerse de una manera sana y beneficiosa para su propio organismo.

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar