¿Por qué es tan importante enseñar a nuestros hijos a ganar y perder en los juegos?

Jugar hace parte de toda infancia feliz. No obstante, es de gran beneficio saber educar a los hijos para saber manejar sus emociones y no pensar solo en la victoria.
¿Por qué es tan importante enseñar a nuestros hijos a ganar y perder en los juegos?

Última actualización: 16 julio, 2022

Los niños le quitan toda la diversión a los juegos cuando al momento de compartir con sus amigos o familiares solo se centran en quién va a ganar y perder. Es muy necesario que, conforme van creciendo, los pequeños aprendan a manejar sus emociones de manera inteligente para saber apreciar sus triunfos, pero también las derrotas.

Los juegos están para que los niños puedan divertirse a través de actividades lúdicas. Y aunque en muchos de ellos se termina con un ganador y un perdedor, es crucial hacer comprender a los hijos de que solo se trata de un entretenimiento. Por lo que hoy te presentamos algunas claves que serán de gran ayuda para lograr este cometido.



Cómo educar a los hijos cuando pierden en los juegos

La manera en la que los pequeños se comportan al ganar y perder es determinante para comprobar su inteligencia emocional. Cada niño le da un significado personal a la palabra pérdida. Mientras para algunos tiene una connotación negativa, otros consideran que es una oportunidad para mejorar. Lo cual es fundamental para que aprendan a manejar sus niveles de frustración.

Estas son cuatro claves para educar a los hijos cuando pierden.

1. Enseña a no compararse con los demás

Todos los niños cuentan con habilidades diversas que les facilitan la realización de algunas actividades. Y aunque está claro para los adultos que eso no significa que sean superiores a sus compañeros, algunos de nuestros hijos podrían compararse con sus amigos o hermanos.

Algunos niños tienes más destrezas con un balón, mientras que otros poseen habilidades artísticas con los pinceles. Y ya que cada persona tiene cualidades únicas no vale la pena sentirse mal.

Por eso, mejor enséñales a disfrutar del juego y enfocarse en mejorar las destrezas propias. De nada sirve compararse para lastimar los sentimientos propios y los de los demás. Perder es una oportunidad para reconocer y perfeccionar los talentos.

2. Explica cómo manejar la frustración

La frustración es una emoción totalmente válida y viene a traer a los niños importantes mensajes. Aprender a manejarla en momentos como la derrota es decisivo para que los pequeños no se indispongan o estallen en ataques de ira. Por tal motivo, demuestra desde el ejemplo cómo se debe controlar para mantener la calma.

3. Desarrolla la motivación intrínseca

La finalidad de los juegos es disfrutar del esparcimiento con los amigos. La motivación intrínseca es aquella que nace desde el interior de cada persona, movida por el deseo de pasarla bien sin importar factores externos. Lo que les permite a los niños disfrutar de los juegos por lo que son y no porque les podrían traer algún beneficio.

4. Demuestra que tras una pérdida también hay aprendizaje

Aunque esto no siempre se da en todos los casos, en una gran mayoría de ocasiones tras una derrota se pueden encontrar grandes lecciones para mejorar.

Así que, alienta a tu hijo para que encuentre algo positivo cuando pierde. Ya sea perfeccionar su técnica de juego, rapidez o cualquier otra cosa que le permita aprender. Perder no debe tener una connotación negativa.

Cómo enseñar a nuestros hijos a ganar en los juegos

Para todas las personas es muy gratificante ganar en las actividades de esparcimiento con los amigos. No obstante, la manera en la que se afronta la victoria dice mucho de los valores y la educación de cada niño. Porque de nada sirve que los pequeños sean vencedores en cualquier logro si con eso hacen sentir mal a sus compañeros o le dan más relevancia de la necesaria.

Estas son tres claves para enseñar a los niños a ganar:

1. Fomenta la gratitud

Ya sea que los pequeños hayan ganado individualmente o de la mano de un equipo, educa a tu hijo para que sea agradecido con la vida por todo lo que le brinda.

Felicitar a los niños y brindarles apoyo y compañía es una manera de demostrarles nuestro cariño durante los juegos en familia.

Y, a pesar de que los juegos no deberían ser algo trascendental en el día a día de los niños, es necesario que también aprendan a ser agradecidos con esos detalles pequeños. No siempre en la vida se gana y vale la pena apreciar estos momentos.

2. Cultiva la empatía

El hecho de haber ganado una partida de videojuegos o ser el máximo goleador de la temporada escolar no les da el derecho a los niños de tratar mal a sus compañeros.

Las victorias deben celebrarse y reconocerse, pero teniendo empatía. Lo que significa reconocer la derrota de los demás y no pasar por encima de sus sentimientos con comentarios o actitudes malintencionadas.



3. Reconoce el esfuerzo

Detrás de cada victoria se esconden esfuerzos que muchos no saben reconocer. Puede que ganar no defina a los niños como personas (al final del día es solo un juego), pero sí demuestra que se alcanzaron ciertos logros que merecen ser aplaudidos. Por lo que el refuerzo positivo a través de palabras de aliento es una gran idea para mejorar su autoestima y confianza.

Enseñar a nuestros hijos a ganar y perder en los juegos es fundamental

Promover la competitividad y el cumplimiento de propósitos en los niños es algo importante cuando se trata de metas académicas o logros personales. Sin embargo, cuando estamos hablando de juegos con los amigos, lo más valioso es que los pequeños disfruten de esos momentos que les brinda su infancia.

Tanto perder como ganar trae sus enseñanzas propias y en la manera en la que se gestionan esas emociones radica mucha de la inteligencia emocional de los niños. Por eso, motívalos a gozar del presente sin importar los resultados finales.

Te podría interesar...
Enseñar a los niños a perder
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Enseñar a los niños a perder

No siempre se gana en todo, pero a todos nos gusta ganar. Enseñar a los niños a perder garantiza adultos equilibrados. ¡Perder también tiene recomp...