La importancia de la motivación intrínseca en los niños

26 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
Vamos a descubrir algunas estrategias intrínsecas beneficiosas para los alumnos. Estas técnicas pueden ser aplicadas por todo tipo de maestros en el aula.

La motivación intrínseca en los niños es la que nace de ellos y del deseo propio de saber; es la motivación que viene del interior. Con esta motivación intrínseca es con la que aparece el anhelo por mejorar como alumno, por tener conocimientos más profundos.

Al contrario que la motivación intrínseca, centrada en querer saber, la motivación extrínseca es la que se centra en que el alumno piense y necesite estar centrado en estudiar, hacer sus deberes, participe en clase y esté atento por razones externas a él, como premios o buenas notas.

Cuando nos surge la pregunta motivacional ¿qué es lo que motiva a los estudiantes? ¿Qué hace que se comprometan con el colegio? La respuesta suele estar bastante clara. En general, la mayoría de los alumnos va al colegio solo porque hay que ir, porque todo el mundo va y porque piensan que es lo que hay que hacer.

Pero hay más razones, intrínsecas y extrínsecas. Vamos a centrarnos en la motivación intrínseca en los niños para ir al colegio y aprender.

Motivación intrínseca y compromiso

La motivación intrínseca de los niños tiene más efecto en su nivel real de compromiso que la extrínseca. Al ser esta la motivación que surge de uno mismo, es la motivación capaz de crear compromisos reales, y los compromisos son importantes, ya que con ellos es como se logran los grandes proyectos.Profesora promoviendo con sus alumnos la motivación intrínseca.

Lo ideal, por supuesto, sería que en cada aula todos los estudiantes estuvieran interesados en trabajar de forma productiva todo el tiempo que están en el aula. Esto, evidentemente, es algo utópico, pero las utopías pueden servirnos como una forma de guía en la realidad. Se trata de buscar la manera de motivarlos para que quieran aprender.

Evaluación y motivación intrínseca-extrínseca

La evaluación juega un papel importante en la motivación intrínseca de los niños. Si evaluamos demasiado a los alumnos a lo largo del curso y damos más notas que retroalimentación o comentarios sobre cómo van evolucionando en su proceso de enseñanza-aprendizaje, estaremos potenciando las recompensas que llevan a motivaciones extrínsecas.

En el sistema educativo actual, la mayoría de las veces tenemos en cuenta este tipo de evaluaciones centradas en dar notas. Son evaluaciones más centradas en calificar y dar números que en un aprendizaje de calidad. Esto hace que los alumnos no se involucren de una forma real en su aprendizaje.

La escuela, así, pasa a ser un trabajo, algo que hay que hacer. Necesitamos buscar y potenciar una motivación intrínseca en los alumnos, centrarnos más en eso. Es mejor pensar en alumnos que dominan una materia que centrarnos en aprobados y suspensos.

Una buena forma de empezar sería eliminar todas las calificaciones que podamos eliminar. Dedicarnos a realizar una evaluación centrada en el aprendizaje y, sobre todo, pensar en una retroalimentación real más que en la búsqueda de buenas notas.

Autonomía y participación de los alumnos

Otra buena forma de lograr que los alumnos quieran participar es facilitarles más autonomía a la hora de crear su materia curricular y buscar métodos cooperativos y de participación a la hora de evaluar y calificar.Adolescente estudiando en su casa con una gran motivación intrínseca.

Autorreflexión

Además, podemos motivar a los alumnos animándolos a hacer reflexiones sobre algo más que la materia que estemos dando. Dedicar tiempo de clase a pensar en cuáles son sus puntos fuertes y sus puntos más débiles a la hora de aprender.

Los alumnos, al conocer este tipo de prácticas promovidas por un maestro y reflexionar sobre ellas, suelen motivarse mucho más a la hora de retomar el estudio en sí.

La importancia de la retroalimentación

Los maestros deben ser capaces de lograr un clima positivo en el aula. Una de sus misiones es crear herramientas para transmitir a los alumnos la confianza y la creencia de que el aprendizaje es importante para su futuro de forma práctica. Se dedicará tiempo semanal a esta misión.

Para terminar, recordaremos que solo los estudiantes que están intrínsecamente motivados en el colegio van a tener un proceso de enseñanza-aprendizaje realmente completo, y solo así van a sentir que aprender es un desafío al que enfrentarse porque quieren hacerlo.

  • Deci, Edward L., et al. Motivation and education: The self-determination perspective. Educational psychologist. (1991)
  • Sansone, Carol, y Judith M. Harackiewicz, eds. Intrinsic and extrinsic motivation: The search for optimal motivation and performance. Elsevier. 2000.