Sinónimos y antónimos para niños: definición, ejercicios y ejemplos

Este artículo fue redactado y avalado por la profesora Ana María Ruiz Sánchez
12 mayo, 2019
Los sinónimos y los antónimos son palabras que nos ayudan a enriquecer nuestra expresión y a mejorar las conexiones léxicas

Los niños necesitan ir ampliando su vocabulario poco a poco. Por un lado, lo harán conforme vaya creciendo su conocimiento del mundo que los rodea. Por otro lado, les ayudará el uso de sinónimos y antónimos de palabras que los niños ya conocen.

Los sinónimos y antónimos para niños los podemos trabajar a partir de los 5 años, cuando los niños ya manejan un vocabulario de 3500 palabras, aproximadamente. Así, les ayudaremos a desarrollar sus aptitudes verbales.

Definición de sinónimos para niños

Llamaremos sinónimo a aquellas palabras que tienen un significado igual o muy similar, pero que se escriben de manera diferente. Es importante tener en cuenta que los sinónimos tienen diferentes grados y no todos se pueden utilizar en los mismos contextos.

Son palabras que solemos utilizar para no repetir una que ya hemos empleado. Un ejemplo de palabras sinónimas puede ser casa residencia.Sinónimos y antónimos para niños: definición, ejercicios y ejemplos.

Definición de antónimos para niños

Los antónimos son aquellas palabras que tienen un significado opuesto o contrario entre sí. Un ejemplo de este tipo de palabras puede ser feliz triste. A veces, los antónimos se crean añadiendo un prefijo de oposición como es el caso de cómodo incómodo.

Juegos con sinónimos y antónimos para niños

Jugar es, sin duda, la mejor manera de aprender. Por ello, aquí proponemos algunas ideas que pueden ayudar a que nuestros niños comprendan el significado y uso de palabras sinónimas y antónimas.

Identificar la emoción

Con este juego, además de trabajar los sinónimos y antónimos para niños, podremos trabajar las emociones. Para ello, crearemos tarjetas con nombres de emociones como alegría, felicidad, tristeza, rabia, etc., y pediremos al niño que escoja una tarjeta e identifique el tipo de emoción (positiva, negativa, agradable, desagradable…).

Después, deberá seleccionar todas las tarjetas que contengan una emoción similar. Si queremos, en este momento podremos añadir una pequeña explicación de lo que es un sinónimo, dependiendo de la edad del niño.

Una vez identificadas las emociones similares, podemos centrarnos en las contrarias a las de la tarjeta escogida por el niño y trabajar la noción de antónimos, si se desea.

Grupos de palabras

Para este juego solo tendremos que escribir en un círculo cuatro o cinco sinónimos y un antónimo. Pediremos al niño que lea todas las palabras y que marque la que no tenga el mismo significado.

Crucigramas

En internet podemos encontrar fácilmente herramientas que nos permiten realizar nuestros propios crucigramas, así que los podremos adaptar a la edad y conocimientos de nuestros hijos. Si tenemos varios de edades similares, podemos incluso hacer un pequeño concurso.

Juego de imágenes

Para los pequeños que no dominen la lectoescritura, podemos centrarnos en trabajar estos conceptos con dibujos. Les diremos una palabra y tendrán que buscar una imagen que se asemeje lo máximo a dicha palabra y otra que represente lo contrario. Dejaremos que sean ellos quienes expresen el sinónimo y el antónimo correspondiente, basándose en las imágenes que han elegido.Sinónimos y antónimos para niños: definición, ejercicios y ejemplos.

Juegos interactivos

En la red podemos encontrar muchos juegos interactivos que nos ayuden a trabajar el concepto que queramos. Son especialmente útiles para trabajar la gramática. Además, el uso del ratón y el teclado también ayuda al desarrollo de la motricidad.

Eso sí, siempre debería haber un adulto presente mientras el niño maneja el ordenador, y nunca se debería exceder el tiempo aconsejado delante de una pantalla correspondiente a cada edad.

Ejercicios con sinónimos y antónimos para niños

Con niños más mayores (de entre nueve y diez años) podemos realizar ocasionalmente un ejercicio posterior a una lectura conjunta para fomentar el uso de sinónimos y antónimos, y el razonamiento verbal. Podemos proponerles a los niños que busquen sinónimos o antónimos en el texto, o bien que los piensen ellos mismos a partir de alguna de las palabras leídas.

También podemos pedirles que sustituyan una palabra por otra para que experimenten y comprendan el uso de sinónimos totales y contextuales.

Conclusión

Conocer la lengua implica saber el uso y el significado de las palabras. Por ello, es importante el uso de sinónimos y antónimos por parte de los niños desde que son pequeños.

Esto les ayudará a afrontar con más soltura el momento de expresarse, pues sentirán que cuentan con los recursos suficientes para desenvolverse en contextos muy diversos.

  •  A. (2014). 10 Ejemplos de Sinónimos y Antónimos. Disponible en https://10ejemplos.com/10-ejemplos-de-sinonimos-y-antonimos/
  • Garrido, M., Rodríguez, A., Rodríguez, R. y Sánchez, A. (2006). Guía de atención temprana: el niño y la niña de tres a seis años. La Rioja: Consejería de Educación, Cultura y Deporte
  • Mendoza Fillola, A. et al. (2003). Didáctica de la Lengua y la Literatura para Primaria. Madrid: Pearson Education.
  • Pérez Pereira, M. (2004). Desarrollo del lenguaje. En J. Palacios, A. Marchesi, C. Coll (Eds.), Desarrollo psicológico y educación: Psicología Evolutiva. Madrid: Alianza Editorial.