4 actividades para fomentar el autoconocimiento en los niños

El mayor deseo de todo padre es ayudar a sus hijos a ser adultos equilibrados emocionalmente. Por ello, es importante suministrar las herramientas necesarias para afrontar distintas situaciones y reconocer sus habilidades, cualidades, debilidades y fortalezas.

El autoconocimiento es la capacidad de identificar los sentimientos, emociones y acciones. Lo importante de desarrollar esta habilidad es que no solo el niño puede conectarse consigo mismo, sino que también le permite comprender que sus acciones tienen consecuencias positivas o negativas, tanto para él como para las demás personas.

Conoce cómo fomentar el autoconocimiento en los niños en este artículo.

¿Qué es el autoconocimiento?

Es una habilidad que cada individuo debe desarrollar y consiste en tener conocimiento personal. Es decir, ser consciente de los sentimientos, los estados de ánimo, las limitaciones, las fortalezas y las actitudes. 

En otras palabras, meditar qué desencadena cada acción para tener un concepto de sí mismo. Por ello, el autoconocimiento es una excelente herramienta para los niños.

¿Cuándo comenzar a potenciar el autoconocimiento en los niños?

Es muy útil comenzar desde temprana edad, alrededor de los dos años. De esta manera, le será de gran ayuda durante su vida. Por eso, empieza cuanto antes a ayudar a tus hijos a identificar sus emociones.

“El autoconocimiento es la capacidad de identificar sus sentimientos, emociones y acciones”

4 actividades que ayudan a fomentar el autoconocimiento en los niños

Como el objetivo principal es que el autoconocimiento en los niños sea una práctica que pueda aplicar el resto de su vida, es importante que la enseñanza quede grabada en su mente y sea significativa.

Una manera de lograrlo es por medio de actividades didácticas. Aquí algunos ejemplos:

Manual del corazón

Como el corazón es el centro de los sentimientos, se apela a él. Así, podrás ayudar a tus niños a diferenciar las distintas emociones e ir descubriendo las que no conoce.

  • ¿En qué consiste la actividad? Dibujar, pegar o calcar en una hoja diferentes situaciones en las que el niño se identifique: puede ser en un parque, con la familia, jugando, en el colegio, en la playa o en la montaña. Y en cada hoja colocar una cara sin gestos, para que el niño pueda dibujarle la emoción que le causaría cada situación.
  • Desarrollo de la actividad. Permite que el niño comience a visualizar cada situación. Puedes ir narrando qué pasa en ese escenario involucrando al niño. Luego, pídele que dibuje la cara que está en cada hoja.
  • ¿Qué se espera lograr? Que el niño identifique las distintas emociones que le pueden causar diversas situaciones, promoviendo el autoconocimiento. Además, visualizar cómo reacciona al estar con otros. También permite que el niño pueda expresar sus sentimientos y  propicia la interacción padre-hijo, afianzando los lazos.
El autoconocimiento en niños les ayuda a interpretar sus sentimientos.

Recitar historias

Apela a tu sentido de identidad, ya que esto forma parte de cualquier cultura. Incluso desde temprana edad, todos tienen una historia que contar.

  • ¿En qué consiste la actividad? Escoges una historia o la adaptas a lo que deseas. Vas narrando los acontecimientos, poniendo vida a cada personaje y cada vivencia, utilizando las pausas, suspenso, exclamación, cambiando tono de voz. La idea es que el niño pueda meterse y vivir la historia.
  • Desarrollo de la actividad. Busca un ambiente relajado y sin interrupciones y narra la historia escogida, poniendo énfasis en donde sea necesario para que el niño pueda asimilar y procesar lo que escucha. Luego, al terminar, le preguntas al niño qué cosas le gustaron, qué situación le alegró, qué le dio tristeza y qué cosas cambiaría de la historia.
  • ¿Qué se espera lograr? Desencadenar las emociones internas del niño, que pueda desarrollar la empatía, sentir lo que viven los demás. Asimismo, se pretende incentivar al niño a meditar ante posibles situaciones, impulsarlo a pensar qué podría hacer de diferente.

Mi carta

Como individuos, siempre nos inquieta saber qué proyección se les da a los demás. Es decir, el modo en cómo te ven los demás. Para promover el autoconocimiento en los niños, se hará uso de esta actividad.

  • ¿En que consiste la actividad? Puedes involucrar algunos miembros de la familia; cada uno debe tener un lápiz y un papel y pensar en cosas positivas de cada individuo. El objetivo es escribir aspectos positivos.
  • Desarrollo de la actividad. Cada uno se pega la hoja en la espalda y hace un círculo. Luego, los demás escriben cualidades positivas que ven en esa persona. Eso es parte del autoconocimiento. Al final, cada uno lee su propia carta.
  • ¿Qué se espera lograr? Promover la interacción de los niños con otros, de manera que mediten sobre cómo sienten y ven los demás y que expresen sentimientos por otros y puedan escribirlos. Además, permite tener un concepto de cómo los demás los ven, que puede ser muy diferente a la manera en la que el niño se ve.
El autoconocimiento hace a los niños conscientes de sus emociones.

Con mímicas me expreso

Una de las formas de expresión del ser humano es mediante ademanes y expresiones faciales. Dado que lo que buscas es desarrollar el autoconocimiento en los niños, trabaja este aspecto importante.

  • ¿En qué consiste la actividad? En circunstancias en las que no puedan hablar, existen otras formas de expresar los sentimientos. Es una faceta que forma parte del autoconocimiento.
  • Desarrollo de la actividad. Realiza unas tarjetas con palabras o frases y divide los niños en dos grupos. Cada grupo escoge un miembro para hacer la mímica. Puedes ayudar al niño dándole ideas para realizar los gestos. De esta manera, podrás ver cuáles son sus limitaciones y habilidades.
  • ¿Qué se espera lograr? Propiciar actividades que ayuden al niño a expresarse de cualquier forma. Favorece la interacción entre padres e hijos. Además, incentiva la conexión con otras personas y aprenden de sus expresiones.

En conclusión, el aprendizaje que lleva al autoconocimiento en los niños es una experiencia muy significativa. Es tu responsabilidad saber qué significa, qué implica y cuáles son las herramientas que puedes usar.

Estas 4 actividades que propician el autoconocimiento en los niños permitirá impulsarlos a reconocer sus debilidades y fortalezas e identificar qué situaciones desencadenan sus emociones y cómo son percibidos por los demás.

Categorías: Educación emocional Etiquetas:
Te puede gustar