Los mejores deportes durante la educación infantil

Fernando Clementin · 14 febrero, 2018
Hay diversos factores que considerar a la hora de evaluar deportes para practicar en las escuelas: equipamiento, disponibilidad espacial y cantidad de participantes.

Está más que comprobado que el deporte es un aspecto fundamental en la educación integral de los niños. Además de aportar notables beneficios para su organismo, también les permite interactuar y desarrollar así sus habilidades sociales. ¿Cuáles son, entonces, los mejores deportes durante la educación infantil?

De mayores, algunos de los mejores recuerdos que tenemos de la escuela primaria son los momentos de juego con nuestros compañeros. Ya sea en los ratos libres o como práctica deportiva en la hora de educación física, muchos hemos formado grandes amistades.

Una de las mayores ventajas con las que cuenta el deporte como elemento educativo es su aspecto lúdico. Como se están divirtiendo, los niños ni siquiera notan que también se los está formando en valores y, asimismo, se los está evaluando actitudinalmente.

Beneficios del deporte para los niños

La práctica de un deporte tiene ventajas esenciales para la maduración plena y el desarrollo sano de los niños. Entre las más importantes, podemos enumerar:

  • Favorece el bienestar físico y previene enfermedades cardíacas, el sobrepeso, la osteoporosis y la diabetes, entre muchas otras.
  • Estimula el desarrollo muscular y óseo.
  • Ayuda al niño a crear sus primeras relaciones interpersonales: desarrolla empatía, trabajo en equipo y elimina prejuicios que llevan a la discriminación racial, cultural o económica.
  • Combate el sedentarismo y la adicción de los niños a la tecnología.
  • Colabora con la incorporación de valores y en la formación de la personalidad, la autoestima y el autoconcepto.
  • Ejercita el cerebro, debido a la segregación de tres hormonas: la dopamina, serotonina y norepinefrina.
Los deportes en la educación infantil refuerza su cooperativismo y el trabajo en equipo.

¿Cuáles son los mejores deportes durante la educación infantil?

La variedad de opciones en cuanto a deportes para que practiquen los chicos es verdaderamente amplia. Sin embargo, por cuestiones de infraestructura, cantidad de chicos o equipamiento necesario, en el ámbito escolar las alternativas se reducen.

Por estos motivos, quedan afuera de la lista el ciclismo, el tenis, el frontón y el golf, entre otros. Lógicamente, también se descartan los más demandantes en cuanto a espacio y posibilidades económicas, como el submarinismo y la hípica.

Teniendo en cuenta esta salvedad, enumeramos 4 grandes opciones de deportes durante la educación infantil:

1.- Fútbol

Es, por excelencia, el deporte favorito de muchos niños y niñas. Basta con lanzar un balón a un campo para que los niños formen dos porterías con lo que tengan a mano y se pongan a jugar.

Además del desarrollo físico (sobre todo de los miembros inferiores) y cardíaco, el fútbol tiene enormes ventajas sobre el desarrollo integral:

  • Favorece el trabajo en equipo y la necesidad de elaborar estrategias colectivas.
  • Exige constancia para conseguir marcar o revertir resultados.
  • Fomenta el cumplimiento de roles.

Los profesores tienen una condición fundamental asegurada cuando se trata de fútbol: los niños pondrán todo su empeño. Su afán por ser como los ídolos de las grandes ligas los llevarán a ofrecer lo mejor de sí en las clases de educación física.

“Una de las mayores ventajas con las que cuenta el deporte como elemento educativo es su aspecto lúdico”

2.- Baloncesto

Además de ser el segundo en cuanto a popularidad, el baloncesto es un excelente complemento del fútbol. Esto se debe a que incluye también el ejercicio de los miembros superiores, a la vez que exige movimientos coordinados diferentes.

En el baloncesto, la necesidad de cumplir roles y planificar tácticas se acentúa todavía más. De hecho, también es importante tener un líder exterior (el profesor) que guíe a los jugadores para potenciar sus virtudes y aprender las bases del juego.

Su práctica en el ámbito escolar es totalmente factible, dado que solo se necesitan un par de aros y un campo de juego, que puede ser cualquier patio disponible.

La educación se complementa en la infancia con los deportes.

3.- Balonmano

Otra alternativa de deportes durante la educación infantil que complementa las anteriores. El balonmano trabaja las extremidades inferiores y superiores, además de demandar una gran ubicación espacial, ya que hay zonas del campo a las que ciertos jugadores no pueden acceder.

Asimismo, exige mucha coordinación para picar la pelota al correr y para efectuar lanzamientos precisos y potentes.

La ventaja del balonmano es que solo se necesitan dos arcos para jugarlo, que hasta pueden ser los mismos del fútbol. En cuanto al balón, si bien hay uno específico para este deporte, no es un requerimiento esencial si se consigue otra pelota útil.

“Por cuestiones de infraestructura, cantidad de chicos o equipamiento necesario, en el ámbito escolar las alternativas deportivas se reducen”

4.-  Hockey

En este caso, los requerimientos en cuanto a equipamiento se expanden un poco. Se necesitan dos porterías de menor tamaño que los de fútbol, un palo para cada jugador, elementos de seguridad (sobre todo para los porteros) y una bocha.

Aunque se puede practicar sobre patines o sobre hielo, en las escuelas se adopta el hockey sobre césped. Sus ventajas radican en la adquisición de cualidades que no son propias de ningún otro deporte. El hockey estimula el uso de una herramienta externa para conseguir un resultado, dado que no se puede jugar la bocha con las manos o los pies.

Además, es un deporte de mucha intensidad y que requiere de gran resistencia para practicarlo. Es perfecto para integrar a mujeres y varones en un mismo juego, lo que mejora la integración de los grupos de alumnos.

Las opciones en cuanto a deportes durante la educación infantil se podrían ampliar aún más: voleibol, atletismo y natación son otras excelentes alternativas.

Lo fundamental en todos los casos es que los niños experimenten y desarrollen movimientos variados, al tiempo que estimulan su cerebro y forjan relaciones con sus pares.