¿Se puede comer mozzarella en el embarazo?

El principal peligro del consumo de mozzarella y otros quesos en el embarazo es la presencia en su interior de bacterias que puedan resultar perjudiciales.
¿Se puede comer mozzarella en el embarazo?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 01 Abril, 2021.

Última actualización: 01 Abril, 2021

La mozzarella es uno de los mejores quesos que se pueden consumir. Presenta en su interior proteínas de alto valor biológico y un contenido en lípidos inferior al de otros lácteos. Sin embargo, no todos los tipos de mozzarella se pueden comer en el embarazo. Te vamos a contar todo lo que tienes que saber.

Algunos quesos pueden desarrollar bacterias nocivas para la salud, como puede ser la listeria. Resulta especialmente perjudicial en el caso de las mujeres embarazadas, ya que podría poner en riesgo la integridad del feto. Por ello, hay que tomar una serie de precauciones al respecto.

¿De dónde procede la mozzarella?

Para precisar si un queso se puede consumir o no durante el embarazo hay que determinar su procedencia. En el caso de la mozzarella, el alimento se elabora a partir de leche de búfala o de vaca. Aquí el problema es saber si este ingrediente ha sido sometido a un proceso de pasteurización o no. En el caso de que no haya superado el tratamiento térmico, ha de evitase su consumo.

Mozzarella en rodajas.

Normalmente aparece siempre en el etiquetado si la leche con la que se elabora el producto ha sido pasteurizada, por lo que fácilmente se puede distinguir si el alimento es apto. Si no aparece este proceso expreso, lo mejor es no consumir el lácteo, ya que podría generar problemas para la salud del feto.

Beneficios de la mozzarella

Como comentamos, la mozzarella destaca por su contenido en proteínas. Estos nutrientes son esenciales para asegurar el desarrollo y la reparación de los tejidos, tal y como afirma un estudio publicado en la revista Annals of Nutrition & Metabolism. Además, las que se encuentran en los lácteos son de alto valor biológico, es decir, contienen todos los aminoácidos esenciales.

Su ingesta contribuirá a que el feto evolucione de forma favorable, asegurando, así, su crecimiento. Si se generase un déficit en el aporte proteico, podrían experimentarse problemas de salud tanto para la madre como para el bebé.

Por otra parte, la mozzarella cuenta con un contenido significativo en ácidos grasos de tipo saturado. Aunque se pensó que estos podrían resultar nocivos para la salud cardiovascular, en la actualidad se ha demostrado su salubridad.

Para terminar, hemos de destacar la presencia de calcio en el alimento, que resulta clave para asegurar el buen desarrollo de la masa ósea, tal y como evidencia una investigación publicada en Nutrients. Además, para favorecer su absorción, será necesaria la exposición frecuente a la luz solar.

¿Cómo consumir mozzarella en el embarazo?

Uno de los aspectos positivos de la mozzarella es que se puede consumir de varias formas diferentes durante el embarazo. Una vez que se comprueba en el etiquetado que la leche ha sido sometida a un proceso de pasteurización, es posible añadirla a pastas, arroces, ensaladas…

Se trata de un queso con un sabor muy suave y una elevada gomosidad y elasticidad. Por ello, puede formar parte de una gran multitud de platos diferentes. Existen incluso diferentes variedades en el mercado dependiendo de su contenido en lactosa, por lo que se pueden encontrar productos aptos para intolerantes.

Riesgos del consumo de mozzarella

El único posible riesgo derivado del consumo de mozzarella en el embarazo, siempre y cuando proceda de leche pasteurizada, es el incremento del valor energético de la dieta. Se trata de un alimento que aporta una cantidad significativa de calorías, por lo que si no se consume con moderación, podría acabar por generar una ganancia indeseada de peso y superior a la normal.

Ensalada de tomate y mozzarella.

En este sentido, te recomendamos que la introduzcas en el contexto de una dieta equilibrada y variada, además de practicar ejercicio físico ligero de forma habitual.

Se puede consumir mozzarella en el embarazo

Como has visto, es posible consumir de forma segura mozzarella en el embarazo, eso sí, siempre y cuando se preste atención a su etiquetado nutricional. Se trata de un alimento capaz de generar beneficios a nivel de salud, tanto para la madre como para el feto.

Te recomendamos que combines este queso con el consumo de otros productos lácteos elaborados a partir de leche pasteurizada. Los yogures, por ejemplo, son maravillosos para prevenir problemas digestivos y para incrementar la biodiversidad de la microbiota. También el kéfir ha demostrado aportar muchos nutrientes beneficiosos.

Te podría interesar...
La fibra en la alimentación de los niños
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
La fibra en la alimentación de los niños

La fibra es una sustancia determinante en la dieta de los niños, ya que su presencia reduce el riesgo de problemas intestinales.



  • Richter M, Baerlocher K, Bauer JM, Elmadfa I, Heseker H, Leschik-Bonnet E, Stangl G, Volkert D, Stehle P; on behalf of the German Nutrition Society (DGE). Revised Reference Values for the Intake of Protein. Ann Nutr Metab. 2019;74(3):242-250. doi: 10.1159/000499374. Epub 2019 Mar 22. PMID: 30904906; PMCID: PMC6492513.
  • Vannucci L, Fossi C, Quattrini S, Guasti L, Pampaloni B, Gronchi G, Giusti F, Romagnoli C, Cianferotti L, Marcucci G, Brandi ML. Calcium Intake in Bone Health: A Focus on Calcium-Rich Mineral Waters. Nutrients. 2018 Dec 5;10(12):1930. doi: 10.3390/nu10121930. PMID: 30563174; PMCID: PMC6316542.

Graduado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Santiago de Compostela, con un postgrado en Condicionantes Genéticos, Ambientales y Nutricionales del Desarrollo y el Crecimiento y un curso de Experto Universitario en Nutrición Deportiva por la UNIR.
Actualmente, trabaja como nutricionista en una clínica y en el Real Club Deportivo de La Coruña S.A.D.