Rosácea en el embarazo: causas, síntomas y tratamiento

La rosácea es una de las patologías de la piel más frecuentes en la consulta médica. A continuación te contamos todo sobre su aparición en el embarazo.
Rosácea en el embarazo: causas, síntomas y tratamiento
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 21 junio, 2022

Si bien la rosácea no es una de las manifestaciones más comunes de la piel durante el embarazo, suele presentarse en algunas ocasiones. Por esto, también se aconseja mantener las rutinas de cuidado de la piel en este período. De hecho, cualquier patología de la piel puede agravarse o manifestarse como primera vez durante el período de gestación.

¿Qué es y por qué se origina la rosácea?

La rosácea es una patología inflamatoria crónica usual que se presenta con diferentes lesiones en la superficie cutánea del rostro. Si bien suele limitarse a la piel, también existen manifestaciones oculares de la enfermedad.

La rosácea que se desarrolla en el embarazo es una condición momentánea que tiende a desaparecer luego del nacimiento del bebé, cuando las hormonas comienzan a estabilizar sus niveles.

No se conoce la causa exacta del desarrollo de la rosácea durante la gestación. No obstante, al ser una condición temporal del embarazo, se la asocia fuertemente con los cambios hormonales de esa etapa.

Incluso, entre los microorganismos, los ácaros demodex parecen estar involucrados en el desarrollo de la rosácea, ya que se evidencia una mayor cantidad en la piel afectada, de acuerdo con algunos estudios del New England Journal of Medicine.

cuidado piel cutis cara embarazo piel grasa rutina higiene salud prevencion
Los cuidados del rostro durante el embarazo son claves, debido a la serie de cambios propios del estado de gravidez que predisponen a ciertas patologías dermatológicas.



Manifestaciones clínicas de la rosácea en el embarazo

Se presenta con eritema, telangiectasias, enrojecimiento recurrente, pápulas o pústulas en la nariz, las mejillas, el mentón y la frente. Es decir, las manifestaciones de la rosácea en el embarazo suelen no diferenciarse en nada de las manifestaciones que surgen en otros momentos de la vida.

Los síntomas de la rosácea aparecen y desaparecen, como brotes y remisiones, acompañados con enrojecimiento facial persistente o transitorio. La parte central del rostro es la zona más afectada con escozor, ardor y diminutos vasos sanguíneos visibles, denominados telangiectasias.

Si bien algunas lesiones de la rosácea, como las pápulas y las pústulas, pueden parecerse al acné, en general, no se observan comedones abiertos (puntos negros) en ella.

La patología se clasifica en 4 subtipos de acuerdo a las manifestaciones clínicas que se presentan: eritematotelangiectásica, papulopustulosa, fimatosa y ocular. Veamos cada caso.

Rosácea eritematotelangiectásica

La rosácea eritematotelangiectásica se caracteriza por enrojecimiento persistente y rubefacción de la región central del rostro. Incluso, puede presentar vasos sanguíneos visibles y lesiones propias de la rosácea papulopustular. Este tipo de piel suele ser muy sensible, con sensación de prurito y quemazón.

Rosácea papulopustulosa

Las lesiones características de este subtipo, las pápulas y /o pústulas, pueden ocurrir junto con el eritema facial transitorio o persistente. Esta variante suele confundirse con cuadros de acné localizados en la cara. Si bien no existe una cura definitiva para la rosácea, se puede lograr controlar la enfermedad por medio del tratamiento adecuado.

Rosácea fimatosa (rinofima)

La rosácea fimatosa no es una de las manifestaciones más habituales en las embarazadas. Se caracteriza por marcados engrosamientos de la piel y nódulos irregulares en la superficie de la piel de la nariz. A su vez, se evidencia un incremento del volumen de las glándulas sebáceas y fibrosis.

Rosácea ocular

La rosácea ocular varía desde sensación de cuerpo extraña, irritación leve, visión borrosa y sequedad, hasta queratitis inflamatoria y alteración grave de la superficie ocular. La patología que amenaza la vista es rara con la rosácea. Las manifestaciones oculares de esta patología pueden aparecer antes que las cutáneas.



Opciones terapéuticas de la rosácea en el embarazo

La rosácea se basa en un diagnóstico clínico y no suele requerir biopsia. Luego, el primer paso terapéutico es aconsejar a la embarazada que identifique y evite los factores desencadenantes.

Tratamientos tópicos

Las cremas de aplicación tópica contienen antibióticos para disminuir el riesgo de infección. Incluso, pueden contener principios activos con efecto calmante y antiinflamatorio.

Cuando la rosácea se presenta durante el embarazo, lo ideal es acudir al dermatólogo para iniciar el tratamiento adecuado y evitar los medicamentos orales. Esto último es muy importante, ya que algunos fármacos no son apropiados durante la lactancia o el embarazo. De hecho, los corticoides sistémicos pueden ser requeridos, pero tienen la capacidad de provocar un retraso del crecimiento intrauterino, hipertensión o diabetes gestacional.

Uso de aparatología

Se debe consultar al médico obstetra antes de iniciar alguno de los siguientes tratamientos dermatológicos:

El ejercicio es uno de los más importantes consejos para embarazadas en verano.
La meditación y el yoga contribuye en el manejo terapéutico de la rosácea de la embarazada. Y además, le ofrece algunos beneficios más al organismo de la futura mamá.

Terapias naturales

Uno de los factores desencadenantes de los brotes de la rosácea pueden ser los episodios de estrés. Por lo tanto, se recomienda practicar actividades que brinden a la embarazada calma y relajamiento. La meditación, los masajes y el yoga prenatal son muy efectivos para ayudar a aliviar las manifestaciones clínicas de la patología.

La rosácea y el cuidado de la piel como prevención

Lo ideal es mantener una correcta rutina de cuidado de la piel, con el uso de un limpiador suave con pH equilibrado para pieles delicadas y sensibles. Además, la rosácea no es una patología mortal y su pronóstico general es bueno. No obstante, puede conducir a la ansiedad y a la depresión.

Te podría interesar...
Rutina de belleza diaria durante el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Rutina de belleza diaria durante el embarazo

La rutina de belleza diaria durante el embarazo es uno de los mayores placeres para las mujeres gestantes. Hay ciertos pasos que debes seguir



  • Bechstein SK, Ochsendorf F. Akne und Rosazea in der Schwangerschaft [Acne and rosacea in pregnancy]. Hautarzt. 2017 Feb;68(2):111-119. German. doi: 10.1007/s00105-016-3918-8. PMID: 28070633.
  • Gomolin T, Cline A, Pereira F. Treatment of rosacea during pregnancy. Dermatol Online J. 2021 Jul 15;27(7). doi: 10.5070/D327754360. PMID: 34391325.
  • van Zuuren EJ. Rosacea. N Engl J Med. 2017 Nov 2;377(18):1754-1764. doi: 10.1056/NEJMcp1506630. PMID: 29091565.