¿Qué es el aborto diferido? - Eres Mamá

¿Qué es el aborto diferido?

La interrupción de un embarazo puede ser una situación que la mujer debe superar poco a poco. Afecta tanto a nivel físico como psicológico y se extiende a toda la familia. Dependiendo de la causa, puede haber distintos tipos de pérdidas, entre estos, tenemos el aborto completo e incompleto y aborto diferido.

Del aborto diferido se habla cuando el embarazo termina repentinamente, pero el feto sigue creciendo por razones inexplicables. En la mayoría de los casos sucede que el feto muere y sigue estando presente durante varias semanas en el útero. Esto sucede porque el cuerpo retiene al feto, la placenta y demás componentes del embarazo. Causa que pase inadvertido por la falta de síntomas de aborto, la madre no sabe que su hijo está muerto.

¿Cómo se explica el aborto diferido?

El ginecólogo, Juan Víctor Valdivia, indica que la expulsión del feto no se produce de manera natural. Se cree que la causa principal, es que el cuerpo no sabe de la pérdida. Explica que este tipo de aborto es uno de los más graves, porque representa una amenaza a la salud de la madre. Pone en riesgo la vida de la gestante porque actúa silenciosamente.

Lo más recomendable es que el feto sea expulsado de forma espontánea. Si esto no sucede se puede utilizar diversos fármacos que provoque la dilatación del cuello uterino. Es decir, la madre se ve en la necesidad de someterse a un proceso de parto de bebé muerto.

Las mujeres no se dan cuenta por la sencilla razón de no haber sangrado y no existe la expulsión del embrión. En estos casos ni siquiera se sienten los síntomas del embarazo. Es decir, no sienten nauseas ni tienen vómitos como sucede normalmente a las mujeres embarazadas.

Doctor measuring pregnant woman's belly.

La única forma de examinar y diagnosticar un aborto diferido es a través de un eco pélvico. Este estudio  puede comprobar que no hay ritmo cardiaco en el embrión.

Las principales causas de aborto retenido son las alteraciones en el número de cromosomas en el momento de la concepción. También sucede en caso de trombofilias y por infecciones.

Riesgos en la madre

Como el feto ya está muerto dentro del útero de la madre, puede traer mucho riesgo para la madre. Por ejemplo, puede que se presente una grave alteración de coagulación ya que el tejido desvitalizado puede consumir sustancias. El riesgo se produce cuando consumen  algún tipo de control de coagulación.

Es probable que ocurra una hemorragia. Por eso es precisa la atención médica, para evitar complicaciones de este tipo.

Un embarazo posterior puede traer riesgos si no se espera el tiempo suficiente para cicatrizar. Es inevitable que la pérdida de un bebé para la mujer sea un episodio muy doloroso y triste.  Conviene que ella se tome el tiempo de superar esa etapa.

Hay mujeres que no logran superarse por sí solas, y necesitan de un apoyo psicológico y familiar. Se recomienda que esperen por lo menos tres meses antes de volver a intentar quedar en estado.

mamá triste

Esta recomendación se basa en que la cavidad uterina tenga tiempo de cicatrizar. También es importante para que las hormonas que regulan el ciclo menstrual vuelvan a su estado natural. En otro intento las probabilidades de otro aborto son escasas.

Es importante acudir a todos los exámenes médicos necesarios para evitar alguna complicación con el feto. Observar el estado en el que se encuentra el bebé, si se halla algo anormal o diferente, como por ejemplo no sentir sus movimientos. No tener los síntomas comunes de un embarazo, es un síntoma fácil de observar. Ante un sangrado vaginal se debe acudir de inmediato al médico encargado para verificar lo que ocurre.