El narcisismo en la adolescencia

04 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
El narcisismo es un rasgo que puede estar presente en la etapa de la adolescencia. El problema surge cuando este narcisismo se intensifica y puede volverse patológico.

La adolescencia es la etapa de la vida en la que surgen los conflictos entre nuestra identidad y nuestra autoestima. Es en este periodo en el que la sociedad nos exige pasar de ser niños a vivir como adultos, sin que todavía estemos preparados para esto. En las siguientes líneas vamos a hablar sobre el narcisismo en la adolescencia y su influencia en diferentes áreas de su vida.

Un narcisismo repetido en el adolescente puede producir problemas mentales a posteriori. Las redes sociales tampoco juegan a favor de este problema, puesto que son una puerta para que estos jóvenes expongan su vida en un intento de conseguir la admiración de los otros.

¿Quieres saber más sobre el narcisismo, cómo puede afectar al aprendizaje y cómo las redes sociales pueden fomentarlo? Te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué es el narcisismo en la adolescencia?

Antes de comenzar a centrarnos en el tema que nos ocupa, es conveniente saber a qué nos referimos cuando hablamos de narcisismo. Este consiste en una admiración en exceso que sienta una persona acerca de sí misma, tanto por su aspecto físico como sus otras cualidades.

Niña con una corona en la cabeza mostrando su egocentrismo.

Podemos considerar al narcisismo como un rasgo más en una persona y, por lo tanto, algo normal. Pero también puede presentarse de forma patológica con el trastorno de personalidad narcisista. ¿En qué consiste este trastorno?

En un comportamiento de grandiosidad (exagerando sus talentos y logros), constante necesidad de ser admirado y, en muchos casos, con una falta de empatía hacia los demás. Todo esto ha de manifestarse durante un periodo largo de tiempo.

Rasgos característicos del narcisismo en la adolescencia

Algunas de las características de los adolescentes con rasgos narcisistas son

  • Necesidad de admiración constante.
  • Falta de empatía hacia los demás adolescentes.
  • Sentimientos de grandiosidad; se considera una persona perfecta y única.
  • Se rodea de chicos que considera inferiores a él.
  • Sentimientos de envidia hacia otros, al igual que cree que los otros le envidian.
  • Para conseguir sus fines, acaba aprovechándose de los demás.
  • Baja autoestima que se acompaña de una sobrevaloración de sí mismo.
  • Cree que merece una atención especial por parte de otras personas.
  • Baja tolerancia a la frustración; no considera la oportunidad de error.

Narcisismo en la adolescencia: problemas en clase

Si el narcisismo se convierte en algo patológico, van a surgir situaciones complicadas en el aula que van a interferir en el aprendizaje de los chicos. En este sentido, pueden surgir problemas como los siguientes:

  • No realizan las tareas que se mandan en clase.
  • Actitud altiva ante sus profesores: piensan que nadie debe decirles lo que tienen que hacer.
  • No sienten el gusto por aprender y adquirir nuevos conocimientos.
  • Tienen una necesidad persistente de ser admirados y no admiten sus defectos.

Los adolescentes se enfrentan al docente, ya que para ellos es un adulto que pone límites a su creencia de que lo saben todo y se niegan a aceptar cualquier norma, provocando un ambiente en clase que interrumpe el aprendizaje del resto de sus compañeros.

El narcisismo en la adolescencia y las redes sociales

Las redes sociales aumentan nuestro propio enfoque, es decir, hacen que nos centremos demasiado en nosotros mismos. Esta cuestión puede acabar perjudicando seriamente nuestra salud mental y las consecuencias pueden ser funestas, especialmente si se trata de adolescentes.

El narcisismo, como rasgo normal en los adolescentes, puede volverse patológico a causa de las redes sociales, generando ansiedad y malestar. Si los chicos no saben gestionar su propio enfoque, esto puede provocar problemas de salud mental como depresión, abuso de alcohol o ansiedad.

La solución no puede ser que los adolescentes dejen de manejar la tecnología, puesto que ahora, en la actualidad, es necesaria para todo: educación, información, acercarnos a personas que viven lejos, etc.

Entonces, ¿qué solución podemos dar los padres ante esta situación? Tenemos que enseñar a nuestros hijos a utilizar la tecnología, pero sin centrarse tanto en ellos mismos. Así pues, algunas de las estrategias que podemos seguir son las que comentamos a continuación.

Encaminarse a lo que uno puede aportar

En vez de centrarse en lo que uno puede obtener, lo conveniente es ver qué podemos dar de nosotros mismos. Enseñar a los chicos a no compararse con nadie para ver en qué fallan para ser mejores porque esto, al final, les hará sentirse mal. Lo importante es centrarse en ver qué pueden dar a los demás y enfocarse menos en ellos mismos.

Adolescente narcisita.

Menos selfies y más fotos en compañía de amigos

En la adolescencia el tema selfies está a la orden del día. Enseñar a los demás cómo se sienten en cada momento o lo bien que les queda cierta ropa, puede resultar muy perjudicial para su salud.

Al final, ese exceso de mostrar las características de uno mismos hace sentirse peor y disminuir la autoestima. Por ello, es importante fomentar que se hagan fotos con los amigos, disfrutando de su compañía y destacando aquellos momentos que pasen con ellos.

Dejar de presumir y compartir de verdad

Tenemos que enseñar a los adolescentes que no tienen que publicar solo cosas acerca de ellos mismos para centrar la atención sobre sí mismos, sino que tienen que aprender a compartir.

En este sentido, pueden compartir consejos, palabras de aliento, empatía hacia los demás… En definitiva, han de encontrar la manera de conectar con los otros de forma más auténtica.

En lo que al narcisismo en la adolescencia respecta…

Como ya has podido comprobar, el narcisismo en la adolescencia puede ser un rasgo normal o puede acabar convirtiéndose en un problema mental para el adolescente. Por ello, es importante que los padres ayudemos a nuestros hijos a no enfocarse tanto en ellos mismos y les transmitamos la importancia de compartir momentos con otras personas.

  • Sundt, M. E. L., & Cucurella, M. A. (2010). Adolescencia: identidad, moda y narcisismo. Revista de comunicación, (9), 174-189.
  • Kernberg, O. (1992). La patología narcisista hoy. In VI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Psiquiatria y Psicoterapia de Niños y Adolescentes (SEPYPNA). Barcelona.
  • Guzm, M. O., Arellano, A. E. H., & Escalante, H. S. (2012). Violencia al cuerpo en la adolescencia. Narcisismo e hipermodernidad: una mirada desde el psicoanálisis. Psicogente, 15(27).
  • Hernández, M. (2002). Actualidad del trauma narcisista en la adolescencia. Revista de Psicoanálisis, 37, 117-133.