Manualidades con tapones de botella

21 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
Un objeto que se suele tener en casa y que además servirá para reciclar. ¡Ya tenemos todo preparado para nuestras manualidades!

Para disfrutar de un agradable fin de semana en familia o de una tarde fría en invierno, os proponemos una serie de manualidades muy sencillas que encantarán a los más pequeños. En este caso, hablamos de los tapones de botella. Es hora de recopilar todos los que encontréis y, así, podremos comenzar cuanto antes estas manualidades con tapones de botella, muy económicas a la vez que sencillas y divertidas.

¿Qué manualidades con tapones de botella puedo hacer?

1. Un bote para lapiceros

Si recopiláis muchos tapones de botella, realizar un bote para lapiceros será una manualidad muy divertida que después servirá como objeto de decoración y de uso. Tan solo necesitaréis un número de tapones suficientes como para que, colocados uno sobre otro en vertical, tengan la capacidad de albergar un lapicero. Además de los tapones, también necesitaréis cola para ir pegando los tapones uno a uno.

En este caso, os aconsejamos escoger una cola que tenga un pegado bastante potente para que los tapones no se desmoronen. No es necesario llenar el tapón de cola, sino que será suficiente incluir una cantidad que permita unirlo al siguiente tapón, esperando a su secado.Barcos hechos con tapones de plástico.

Para que la fila de tapones quede totalmente recta, un truco que podéis utilizar es colocar una regla en sentido horizontal debajo de la hilera de tapones.

2. Conocer los animales

Otra de las manualidades con tapones de botella ideal para los más pequeños y un recurso excelente tanto para utilizar en las aulas como para aprender en casa. En función del número de tapones del que se disponga, se podrá crear un número de animales mayor o menor. Cada tapón representará un animal diferente. 

Además de los tapones de botella, que serán la base de cada animal, necesitaréis ojos móviles y goma EVA para decorar cada animal en función de sus características.

Para que esta manualidad dure el mayor tiempo posible, os aconsejamos colocar cada tapón encima de un soporte, como una cartulina e incluso un cartón, y poder, así, transportarlo de una manera mucho más sencilla.

Por ejemplo, crearemos un pez. Para ello, el tapón será la cabeza del pez, mientras que será necesario añadir con cartulina la cola de este. También necesitaréis un ojo movible de los que hemos hablado anteriormente.

Un sinfín de posibilidades a partir de un objeto tan sencillo como los tapones de botella con los que los niños podrán aprender e incluso participar.

3. Flores

Las flores son siempre sinónimo de alegría, de color y de buen tiempo. Por este motivo, esta manualidad encantará a los más pequeños. Para realizarla necesitaréis:

  • Siete tapones del mismo color para la base.
  • Otros siete tapones de un color diferente para los pétalos.
  • Un solo tapón de otro color.
  • Alambre.
  • Cola.

Estos tapones de los que hablamos deberán ser todos del mismo tamaño para que la flor no quede descompensada. El primer paso será pegar los siete tapones de la base. Para ello, uno quedará en el medio y los otros seis alrededor.

Una vez creada la base, utilizaremos los otros ocho tapones de los que antes hemos hablado. El único que es de diferente color irá en el medio y, nuevamente, los otros siete que quedan sin utilizar se colocarán alrededor, realizando, así, la forma de los pétalos de una flor.Pez hecho con botones y tapones de plástico.

El último paso será doblar el alambre en forma de bucle y pegar un extremo a la base y el otro extremo a los pétalos, y así tendremos nuestra maravillosa flor lista para todo el año.

4. Manualidad con tapones de botella para Navidad

Las Navidades están ya a la vuelta de la esquina, y a muchas familias les encanta crear sus propios adornos y tenerlos listos enseguida. En este caso, os enseñaremos cómo crear un muñeco de nieve de una forma muy rápida, fácil, sencilla y con material que tenéis en casa.

Para el muñeco de nieve necesitaréis:

  • Tres tapones de botella de color blanco, cada uno más pequeño que el anterior.
  • Goma EVA.
  • Una cartulina azul.
  • Pegamento.
  • Botones de tamaño pequeño también de color azul.

En primer lugar, colocaremos encima de la cartulina los tres tapones. El de menor tamaño será el que utilicemos para la cabeza, el de tamaño mediano para el medio y el de mayor tamaño el último, colocados estos en forma vertical.

El siguiente paso será colocar la decoración. En el tapón del medio colocaremos los botones de los que hemos hablado anteriormente, mientras que en el más pequeño crearemos la cara del muñeco. ¡Imprescindibles serán su gorrito de Navidad y su nariz en forma de zanahoria!