Madre tigre, delfín o medusa, ¿cuál eres?

Los modelos de crianza obedecen a las diferencias en la manera de aplicar disciplina con los hijos. ¿Quieres descubrir cuál de estos te caracteriza mejor?
Madre tigre, delfín o medusa, ¿cuál eres?
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López el 11 agosto, 2021.

Última actualización: 11 agosto, 2021

La forma en la que criamos a nuestros hijos es un factor determinante para su futuro. A través de esta colaboramos con el desarrollo de su personalidad, su autoestima y de los modos de relacionarse con los demás.

Todos deseamos lo mejor para nuestros hijos, pero algunas veces no reparamos en los errores que pueden afectarlos. Es necesario tomar conciencia de la educación que les brindamos y seguir el estilo de crianza que más nos represente.

¿Eres de las que quiere que su hijo destaque en todo, aunque eso no lo haga feliz?, ¿o le permites hacer todo lo que quiere, para que aprenda a vivir por sí mismo? A continuación, te contaremos las diferencias entre las madres tigre, delfín y medusa.

¿Qué son los estilos de crianza y por qué son importantes?

Los estilos de crianza son las formas en las que los padres responden a las emociones y a las acciones de sus hijos. Se trata de una pauta de actuación que incluye a las conductas, las actitudes, las emociones y los pensamientos que surgen de la crianza de los niños.

Su aspecto más importante es que determina la base sobre la que los niños construyen su desarrollo emocional y social, en pos del bienestar presente y futuro. La crianza determina cómo se sienten consigo mismos y con los demás.

Esto es fundamental para lograr una adecuada interacción social y para establecer relaciones de afecto sólidas con los otros.

Existen cuatro estilos de crianza clásicos: el democrático, el autoritario, el permisivo y el indiferente. Dependiendo del que optes, te podrás situar en alguno de los tres tipos de madre que te proponemos en este artículo.

Madre tigre, delfín o medusa, ¿con cuál te identificas?

Todos los humanos somos diferentes. Entonces, así como existen distintos tipos de hijos, también hay varias clases de madres. Esto depende de la forma que tengan de aplicar la disciplina y también, de la actitud que presenten frente a las actividades de sus hijos.

Madre tigre

Este tipo de madre se caracteriza por ser excesivamente rígida y estar totalmente en contra de la permisividad extrema.

Se asegura de que sus hijos realicen sus tareas a la perfección, ya sea las escolares o las del hogar. Pone límites al tiempo libre y prioriza el aprendizaje, para que sus pequeños obtengan las mejores notas.

Madre regañando a su hija por su mal comportamiento.

Aunque este tipo de crianza tiene muchas ventajas, no podemos olvidar las consecuencias negativas que conlleva. Como por ejemplo, los miedos, la represión de emociones y la autoestima baja de los niños.

A continuación, enumeraremos alguna de las características salientes de la madre tigre:

  • Hace uso de amenazas con frecuencia: “si no recoges los juguetes, te los voy a tirar”.
  • Impone unas reglas estrictas y rígidas.
  • Siempre está vigilando y recordándole a sus hijos lo que tienen que hacer.
  • Su amor maternal queda condicionado al desempeño de los niños: “me rompe el corazón que no hayas sacado buenas notas”.

Madre medusa

Este tipo de madre hace referencia a las partes suaves que tiene una medusa. Por eso, se caracterizan por la falta de autoridad y firmeza y por ser excesivamente permisivas.

Dejan a sus hijos enfrentarse a las situaciones de la vida sin establecer límites ni reglas. No suelen aplican disciplina y no dejan claro qué es lo que esperan de sus hijos. Confían en que los niños pueden aprender a través de sus propias acciones, sin que los adultos medien en ellas.

Te compartimos algunas características más de la madre medusa:

  • Le resulta difícil hablar con sus hijos de forma clara, para explicarles qué es lo que quiere que cambien.
  • Sus niños hacen siempre lo que quieren. Al menos, la mayoría de las veces.
  • Se deja manipular por los hijos a través de los berrinches o rabietas.
  • Suele ceder a las demandas y las exigencias de sus hijos.
  • Posee poco control sobre los niños y les permite romper sus rutinas diarias muy seguido.

Madre delfín

Este estilo de crianza es el más equilibrado y resulta de una mezcla entre la madre medusa y la madre tigre.

La madre delfín está pendiente de lo que sucede alrededor de sus hijos, pero no reacciona inmediatamente ante cualquier evento.

Le permite a sus hijos tomar decisiones sobre sus propias acciones y los ayuda a ser auto suficientes. Es un estilo balanceado entre reglas e independencia, juego y trabajo.

Este estilo de madre establece buenos límites y le ofrece a sus hijos las responsabilidades acordes a la edad. Les permite tomar elecciones, pero con conciencia de sus actos. Le da mucha importancia a ciertas habilidades, tales como el pensamiento critico, la creatividad, la colaboración y la comunicación.

Otros rasgos típicos de la madre delfín son los siguientes:

  • Establece una comunicación clara, firme y flexible con sus hijos.
  • Prioriza la salud emocional y la automotivación de los pequeños.
  • Permite el aprendizaje autónomo y valora mucho la creatividad. No sólo las reglas.
  • Promueve el aprendizaje a partir de los errores y los fracasos.
Madre generando autoconfianza en su hija.

Sobre la madre tigre, delfín o medusa podemos decir…

Ahora que ya conoces los tres tipos de madre, estás lista para identificarte con alguno de ellos.

Está claro que cada mamá o papá decide la forma de criar a su hijo. Pero es importante considerar que para obtener un determinado resultado hay que elegir el camino más apropiado. Cada estilo de educación trae distintas consecuencias en los niños, por lo que resulta fundamental conocer cuáles son las aspiraciones y cómo actuar para alcanzarlas.



  • Jorge, E., & González, M. C. (2017). Estilos de crianza parental: una revisión teórica. Informes Psicológicos, 17(2), 39-66. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=7044268
  • Escrivá, M. V. M., García, P. S., Porcar, A. M. T., & Díez, I. (2001). Estilos de crianza y desarrollo prosocial de los hijos. Revista de psicología general y aplicada: Revista de la Federación Española de Asociaciones de Psicología, 54(4), 691-703.
  • Rangel, J. V. (2003). Estilos de crianza, estilos educativos y socialización:¿ Fuentes de bienestar psicológico?. Acción pedagógica, 12(1), 48-55. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2972859