¿Qué es la psicomotricidad fina?

Se le llama psicomotricidad fina a la secuencia de movimientos coordinados que se realizan con diversas partes del cuerpo: coherencia entre los movimientos de las manos y los ojos, agarrar, tomar los objetos en pinzas… Estas y muchas otras habilidades requieren de un elevado nivel de precisión, y su dominio, en las primeras etapas de la vida de un ser humano, resulta fundamental para el desarrollo y la autonomía de este.


El bebé, a medida que crece y por sí solo, va adquiriendo las destrezas de la psicomotricidad fina. Pero como otros aprendizajes, existen maneras de ayudarlo a que los alcance de manera más rápida y efectiva.

Hoy te hablaremos sobre ello.

Algo que debes saber sobre la psicomotricidad fina

En Eres Mamá consideramos imprescindible informarte que los movimientos que engloban la psicomotricidad fina que se van adquiriendo de forma progresiva según los diversos niveles de dificultad; y cada niño, se toma su tiempo para dominarlos. Con esto queremos decirte que no debes alarmarte si en este sentido tu pequeño se queda un poquitín rezagado comparado con otros.

niño jugando

La psicomotricidad fina según la edad del niño

Durante los primeros meses (0-3) de tu niño deberás ponerle en la cuna juguetes de colores llamativos a una distancia prolongada para que él los vea y haga por alcanzarlos. Los juguetes que le agraden puedes tomarlos y ponérselos en su barriguita cuando él esté boca arriba, o retenerlos encima de él para que haga por cogerlos. Igual te recomendamos sujetar sus manitas y ayudarlo a que sostenga un muñeco.

Alrededor de los 2 meses gracias a los estímulos recibidos podrás notar que tu hijo comienza a dirigir su visión adonde mismo están sus manos para tocar o darle un empujón a los juguetes de su cunita. En este momento habrá adquirido la primera habilidad.

Pero aun cuando esta destreza se incluye dentro de los movimientos de la psicomotricidad fina y comienza en los primeros meses de vida, no es hasta el primer año en que el niño comienza a lograr el dominio de las restantes habilidades que engloba este concepto: dibujar, modelar, colorear, recortar, hacer laberintos, armar rompecabezas, hacer diversas manualidades, escribir… etc.

¿Cómo desarrollarle la psicomotricidad fina a mi hijo de 1 año?

Para contribuir con el desarrollo de la psicomotricidad fina de tu hijo te sugerimos brindarle actividades y juegos que exijan de él un esfuerzo extra.

Abrir y cerrar botellas de plástico

Esta es una maravillosa actividad que le posibilitará a tu pequeño tener dominio de sus movimientos, desarrollar su fuerza muscular y el agarre en sus manos, aprender a girar sus muñecas y lograr la precisión.

Para este ejercicio te sugerimos ofrecerle pomos y botellas plásticas con tapas de roscas que él pueda abrir y cerrar mediante la secuencia de coger la tapa-girar- soltar-girar hacia el otro lado-coger la tapa-girar.

Sostener la cuchara

Si tu niño no sabe sostener la cuchara y de pronto se la das para que coma claro que va a armar un caos sobre la mesa, encima de él y el suelo alrededor. Pero por una primera vez se empieza ¿verdad?

Para estimular el desarrollo de su psicomotricidad fina te recomendamos darle una cucharita solo para él cada vez que vaya a comer. Lo más seguro es que se dedique a jugar con la comida, pero tranquila, recuerda que jugando es como mejor se aprende. Si con tu mano le enseñas a coger correctamente la cuchara, servirse el alimento y despacito llevarlo a su boca, muy pronto habrás contribuido con el dominio de una nueva e importante habilidad.

tips-para-que-los-ninos-recojan-sus-juguetes_128590.jpg_37111

Ah, para que se alimente, tú deberás estar enfrente de él dándole la “papa” con otro cubierto.

Otras 3 actividades que puedes hacer con el niño

A continuación te ofrecemos otras 3 actividades que puedes y te recomendamos hacer con tu hijo.

  • Dale un peine para que peine su cabello y siempre que puedas siéntate enfrente de él para que también haga lo mismo con tu cabellera
  • Ofrécele un cepillo de dientes para que se cepille solito. Enséñale cómo deben ser los movimientos
  • En el tiempo de ocio dale plastilinas para que moldee, juegos de armar y de construir y dibujos para que los coloree sin salirse de los contornos.
Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar