Los 10 mejores ejercicios de grafomotricidad para aprender a escribir

La magia de la escritura comienza mucho antes de graficar una letra. ¡Acompaña a tu niño en este maravilloso camino de una forma divertida!
Los 10 mejores ejercicios de grafomotricidad para aprender a escribir
Samanta Ruiz

Escrito y verificado por la profesora Samanta Ruiz.

Última actualización: 27 julio, 2022

En las etapas previas a la adquisición de la escritura podemos estimular a los niños con actividades y ejercicios de grafomotricidad. Todas estas actividades pueden funcionar para diversos fines, pero también les darán las habilidades necesarias para aprender a escribir.

Desde el nacimiento los niños avanzan con el desarrollo de la motricidad fina y con tu estímulo, a través de juegos y actividades prácticas en casa, puedes ayudarlos a potenciar sus logros.

No tienes que esperar que lleguen a la escuela primaria para fomentar este aprendizaje, pues las bases del mismo se sientan mucho antes de lo que piensas.

“La grafomotricidad parte de las unidades gráficas que conforman el código del lenguaje infantil (CLI), llamadas grafismos, y que aparecen en las producciones espontáneas de los niños y niñas desde los 18 – 24 meses”.

-María Dolores Rius Estrada-

Entonces, una vez que tu niño se siente, realice el movimiento de pinza con sus dedos y coordine los movimientos de la mano con la mirada, estará listo para ejecutar estos ejercicios. ¿Comenzamos?

Ejercicios de grafomotricidad para hacer en casa

Hemos organizado las siguientes actividades con un orden creciente de dificultad, es decir, de la menos a la más compleja. No obstante, todas son de gran utilidad para que los niños ejerciten sus dedos y sus manos y estimulen así la grafomotricidad. ¡Apunta!

1. Cantar, bailar y acompañar el ritmo de la música con las manos

Llevar el ritmo con las palmas es un ejercicio genial para potenciar la destreza de las manos. La idea es con canciones sencillas le enseñes a los niños cómo seguir el compás de la música. Y si además le incorporas movimientos corporales con bailes y rondas, ¡tus hijos pasarán un momento a puras risas!

aplaude tortita mama bebe feliz
Hacer palmas al compás de la música es una actividad muy divertida para los bebés y los niños pequeños. Además, constituye un ejercicio de estimulación de sus manos y de la coordinación.

2. Imitar acciones con los movimientos de las manos

Esta actividad se puede poner en práctica con diferentes acciones cotidianas que involucren movimientos manuales que los pequeños puedan imitar. Por ejemplo, comer, lavarse el cabello, barrer, andar en bicicleta, doblar la ropa, lavarse la cara, entre otros.

3. Representar animales con las manos

El ejercicio consiste en que los niños elijan a su animal preferido y traten de imitar sus movimientos con las manos: el movimiento de la trompa del elefante, el aleteo de un pájaro, el vuelo de una mariposa, las garras de un oso.

4. Pintar con las manos: ejercicios de grafomotricidad sensorial

¡A ensuciarse y divertirse! Este es una de las mejores tareas para estimular la destreza de las manos, ya que pone en movimiento todas sus partes, a la vez que activa un componente sensorial: el tacto.

5. Practicar ejercicios de grafomotricidad para mejorar la destreza de los dedos

Hacer juegos con los dedos como juntarlos y separarlos, primero de a uno y luego de a pares ayuda a ejercitar la coordinación de los movimientos de la mano con la actividad del cerebro. También, es entretenido enseñarles a los peques algunos gestos como cruzar los dedos para la suerte o levantar el pulgar en señal de aprobación.

6. Jugar a los naipes

Mezclar las cartas y repartirlas es un buen ejercicio para fomentar la destreza de las manos y de los dedos. Si además le agregas el conteo, ¡tienes un aprendizaje muy completo!

7. Ejercitar con el juego de “piedra, papel o tijera”

Un juego tradicional para niños que es genial para estimular la coordinación de manos y dedos, tan importante para la grafomotricidad.

ninos juegan juego popular en el parque
Con el juego de piedra, papel o tijera incentivas el desarrollo de la motricidad fina, de la coordinación óculo motora y la velocidad del pensamiento. Además, tus hijos se divierten y ¡pasan un rato a lo grande!

8. Dibujar puntos, líneas y rayas

Comencemos con los más pequeños a dibujar con puntos y rayas, y al avanzar, el siguiente paso es trazar líneas rectas. Una forma interesante de aprender es repasar las líneas de un papel cuadriculado o hacer rayasen diferentes direcciones.

9. Graficar líneas curvas y figuras redondeadas

Esta habilidad ya es un poco más compleja, pues requiere de mucho control de los dedos para realizar las formas curvas, como los círculos, los espirales, las ondas, los bucles o el arco iris y las nubes.

Este ejercicio es especial, porque ayuda mucho para el aprendizaje de la escritura en cursiva, ya que la mayoría de las letras tienen formas curvas o redondeadas.

10. Ejercitar con actividades de grafomotricidad más avanzadas: “¡no te salgas!”

Pintar dentro de los bordes de una plantilla o un dibujo es un ejercicio complejo, pero muy eficaz. Requiere de concentración, de un control completo del movimiento de las manos y de los dedos y de una gran dosis de paciencia.

Niño dibujando para canalizar su ira.
Además de estimular un aprendizaje, estas actividades te permitirán evaluar cómo evoluciona el agarre del lápiz conforme a la edad de tu hijo. Este aspecto es clave para los procesos de escritura que vendrán.

¿Cuáles son los beneficios de los ejercicios de grafomotricidad para aprender a escribir?

Aprender a escribir es un hito importante en la vida de los niños, pero antes de esto, hay que dominar bien las habilidades de la etapa de preescritura.

De acuerdo con el desarrollo físico natural y con la capacidad de realizar ciertos movimientos con las manos y con el cuerpo, los niños comienzan a engrenar su motricidad fina con dibujos de puntos, rayas y garabatos.

A medida que crecen, las tareas se hacen más complejas. En este punto, es importante que estimules a tu niño con juegos y con ejercicios de grafomotricidad como los que te propusimos hoy. Los beneficios de hacerlo son los siguientes:

  • Mayor facilidad para aprender a escribir.
  • Mejor desempeño en el aprendizaje de la lecto-escritura.
  • Aumento del tiempo de concentración y de la atención en las tareas.
  • Estimulación de la creatividad y de la expresividad a través de las formas gráficas.

Estimula desde el disfrute y la diversión

Con este tipo de propuestas, queremos que veas cuántas cosas puedes hacer en familia para acompañar a los niños en su desarrollo. Lo más importante es no saltar etapas y respetar sus tiempos, para que transiten sus aprendizajes desde el disfrute y a un ritmo natural.

Te podría interesar...
¿Qué es la grafomotricidad?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Qué es la grafomotricidad?

La grafomotricidad es el concepto que agrupa dos habilidades de la psicomotricidad fina: el movimiento con las manos y la escritura.