5 deportes para mejorar la psicomotricidad de los niños

La motivación y el desarrollo psicofísico deben ser los objetivos principales de los padres. Procura que tu hijo tenga un proceso acorde a sus gustos deportivos.
5 deportes para mejorar la psicomotricidad de los niños
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis el 20 mayo, 2021.

Última actualización: 20 mayo, 2021

Hacer referencia a la psicomotricidad de los niños es comprender que cada movimiento físico tiene su origen en la mente del infante. Este aspecto es fundamental en el desarrollo humano y, por ende, debe ser tratado desde las bases. Existen diversas maneras de trabajar la psicomotricidad, una de ellas es la práctica deportiva. En ese orden de ideas, a continuación, te mostraremos una serie de recomendaciones para que tus hijos pongan en práctica.

Antes de continuar, recuerda que toda actividad deportiva debe ser del agrado de los niños. Así, los beneficios serán mucho más relevantes y se verán motivados constantemente.

Deportes para la psicomotricidad de los niños

El movimiento físico ha tomado mayor relevancia con el paso del tiempo y las investigaciones. Este es necesario para que el desarrollo integral del ser humano se lleve a cabo de forma oportuna.

Sin embargo, la psicomotricidad de los niños se hace mucho más importante debido a que se debe trabajar este aspecto desde las bases físicas, fisiológicas y psicológicas. Tal y como hemos mencionado anteriormente, es posible que la psicomotricidad se mejore por medio de diversos deportes.

Fútbol

Chicos en un entrenamiento de fútbol para mejorar la psicomotricidad de los niños.

El fútbol es uno de los deportes favoritos para padres e hijos. Al ser uno de los más practicados, suele ser el primero que experimentan los niños alrededor de todo el mundo.

Sin embargo, no solo se recomienda por ser popular, sino por los beneficios que aporta a la psicomotricidad de los niños. Su práctica regular estimula las diferentes capacidades físicas, entre las que sobresalen la coordinación, la agilidad y el equilibrio.

De esta manera, el niño aprenderá a controlar sus capacidades motoras por medio de sus pensamientos. Dicho proceso se construirá paso a paso por medio del fútbol.

Natación para mejorar la psicomotricidad de los niños

Realizar una lista con deportes y no incluir la natación es prácticamente ilógico. Esta disciplina deportiva ofrece beneficios en todos los campos posibles y la psicomotricidad de los niños es uno de ellos. Por algo se conoce como el deporte más completo.

Dentro del agua los niños deben ser conscientes de una gran cantidad de movimientos y procesos físicos. Gestos técnicos como la brazada y la patada, así como la respiración, hacen que los pequeños aumenten su concentración. Además, la práctica continua de este deporte favorece el desarrollo de capacidades físicas como la resistencia, la coordinación, la fuerza y la flexibilidad.

Karate

El karate es una de las artes marciales más famosas del mundo, pero su práctica suele ser más popular en regiones orientales. Este deporte de combate se centra en el respeto por el oponente, así como en el control del propio cuerpo.

Dicha disciplina se aconseja para mejorar la psicomotricidad de los niños, ya que favorece el autoconocimiento motriz y mental. Además, requiere de un alto grado de comunicación con los compañeros.

Los niños también pueden aprender a mejorar aspectos ligados con las emociones, tales como el manejo de la ira y el control de impulsos. De esta manera, la psicomotricidad también puede aumentar.

Baloncesto para mejorar la psicomotricidad de los niños

La serie de movimientos que involucra un deporte como el baloncesto sugiere que el desarrollo psicomotriz debe ser alto. Como madre, imagina que tu hijo realiza un desplazamiento mientras que hace rebotar un balón con sus manos.

Para que la situación anterior pueda llevarse a cabo, se aconseja que la psicomotricidad de los niños sea alta. Los ejercicios metodológicos del baloncesto favorecen este aspecto.

Por otra parte, también contribuyen al desarrollo de capacidades físicas como la coordinación, la agilidad y la resistencia. A estas se suma la capacidad de reacción y la toma de decisiones.

Tenis

Niño jugando al tenis.

Siéntate con tu hijo a observar un partido de tenis. Si cuenta con una edad mayor a los 6 o 7 años, pregúntale qué piensa y qué evidencia. Probablemente te hablará de lo rápido que se mueve la pelota o cómo se desplazan los jugadores en la cancha.

Si cuentas con la posibilidad de acercarlo a una academia de tenis, hazlo. Los desplazamientos, así como el golpeo de la pelota con la raqueta, llegan a favorecer la psicomotricidad de los niños. En esta disciplina deportiva convergen la coordinación, la fuerza y la agilidad. Sin duda alguna, una buena alternativa para favorecer mente y cuerpo.

Primero los gustos, primero las bases

A pesar de las recomendaciones anteriores, los deportes para mejorar la psicomotricidad de los niños deben basarse en los gustos. Por lo tanto, procura que tu hijo realice una disciplina deportiva que le motive y le haga feliz.

Consulta con el médico de cabecera y escucha qué consejos tiene acerca de las prácticas deportivas que tu hijo puede realizar. Por otra parte, se hace necesario que las disciplinas deportivas cuenten con un componente importante de enseñanza predeportiva. Especialmente si los niños son menores de 5 años. De esta forma, las bases de la psicomotricidad de los pequeños serán mucho más fuertes y el desarrollo será óptimo.

Te podría interesar...
Ideas para hacer ejercicio con tu bebé después del parto
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Ideas para hacer ejercicio con tu bebé después del parto

Hacer ejercicio con tu bebé después del parto es una manera de recuperar antes la figura y la forma física y también de manejar el estrés.