Juegos sencillos para niños de 3 años que fomentan su desarrollo intelectual

A los niños les encanta jugar. Por eso, si tienes un hijo de 3 años, es fácil que cualquier juego les parezca divertido. Sin embargo, es bueno que como padres le proporciones juegos sencillos que le diviertan y también le ayuden a desarrollar su intelecto.

Aquí te enseñamos como sacar el máximo partido a ciertos juegos sencillos para fomentar el desarrollo intelectual de tu pequeño.

Es importante saber que el desarrollo de los niños se compone de diferentes etapas. A nosotros nos interesará desarrollar la de un niño de tres años. Pues bien, a esta edad los niños comienzan a pensar con creatividad; es decir, comienzan a razonar lo que están haciendo y a relfexionar acerca de qué fin quieren obtener.

Aproximadamente, a los tres años de edad el niño comenzará a tener conciencia del sentido del tacto, por lo tanto, es ideal que utilicemos juegos sencillos que refuercen las nuevas habilidades que va adquiriendo.

Los mejores juegos que podemos realizar con nuestros hijos serán precisamente los que fomenten su creatividad o aquellos que impliquen un poco de razonamiento. En base a estos principios, veamos algunos juegos sencillos que, además de encantarles, favorecerán su correcta educación:

Puzles:

Los puzles son una increíble manera de pasar el tiempo divirtiéndonos. Los tres años es la edad perfecta para iniciar a nuestros hijos este tipo de “rompecabezas”. Eso sí, deben ser muy sencillos para que el pequeño no se frustre. Esta actividad desarrollará en él su habilidad de razonar, de reconocer las formas y de memorizar

Lo recomendable es que tengan un tamaño mínimo de un folio -si es más grande no importa- y que no tengan más de 10 piezas, ya que de otra manera el niño sería incapaz de visualizar la imagen que debe formar. Por último, tiene que tener colores vivos y dibujos bien definidos y acabados.

Los puzles se pueden comprar en jugueterías o bien diseñarlos en casa nosotros mismos. Podemos dibujar o imprimir en un folio la imagen que más nos guste. Una forma divertida de que se sorprenda y tenga ganas de seguir jugando es hacer un puzle con una foto vuestra o alguno de sus juguetes favoritos.

Si es el primer puzle que el niño va a hacer, lo ideal es hacerlo con él para que comprenda en qué consiste este juego. Cuando lo haya completado, deberemos estimularlo a que lo haga él solo.

Los puzles son una excelente manera de desarrollar la capacidad de razonar de los niños.

Manualidades:

Como ya hemos visto, el tacto es uno de los sentidos que más utilizarán los pequeños a esta edad para conocer nuevos objetos. Las manualidades también ayudarán a reforzar el espíritu creativo que tienen a estas edades.

En primer lugar, si vamos a realizar manualidades dentro del hogar o en algún sitio cerrado, es importante que seas consciente de que probablemente se quede todo sucio. Algunas madres optan por habilitar un lugar en la casa para esta actividad.

También tenemos que tener en cuenta que los niños se lo llevan todo a la boca, así que nos tocará estar presentes y atentos cuando el niño esté “inspirado”. Existen pinturas 100% naturales que podemos comprar si nuestro hijo es propenso a morder o chupar los juguetes.

Por último, para no tener problemas con la ropa del niño, lo ideal es utilizar “pintura al agua”, para no tener que echarnos las manos a la cabeza cuando veamos el nuevo diseño de su pantalón.

¿Qué tipo de manualidades puedo hacer?

Plastilina

A los niños les entusiasma su tacto, sus colores, su elasticidad y sus infinitas formas. Esta es sin duda la edad de la plastilina. Este material será uno de sus nuevos juguetes favoritos durante una temporada.

Cuando vamos a comprar plastilina, veremos que existen infinidad de tamaños, colores y utensilios para su manejo; existen moldes y cuchillos para cortar en formas, sellos para imprimir encima dibujos y diferentes formas e incluso manuales para incitarlos a construir determinados objetos. Lo ideal es hacernos con un pequeño kit para que el niño descubra y disfrute con todas las posibilidades. 

Aprender por medio de determinados juegos sencillos con tu hijo es muy fácil.

Diseñar su propia ropa:

Al igual que existen pinturas pensadas para ser eliminadas de la ropa si el niño se mancha, hay también pintura especial para que no se quite. Una idea muy divertida es comprar una camiseta blanca y utilizar este tipo de pintura. Tan solo debemos dejar que el niño dibuje en un papel el diseño que quiere y después ayudarlo a llevarlo a cabo.

El niño se sentirá súper orgulloso de su nueva creación. Esta actividad la podemos hacer en carnavales y así el niño pondrá ponérsela para salir a la calle.

Juegos sencillos a base de reciclaje y utensilios de plástico:

Reciclando enseñamos a nuestro hijo a cuidar del medio ambiente. Podemos enseñarle que todos los objetos pueden ser reutilizados convirtiéndolos en juguetes. Para la creatividad no existen límites, pero aquí te damos algunas ideas para que entiendas el concepto:

  • ¿Quién no conoce el famoso teléfono compuesto por dos vasos de plásticos unidos por un hilo? Podemos crearlo y explicar a nuestro hijo cómo jugábamos nosotros con este juguete.
  • Las maracas. Tan solo tendremos que pegar dos vasos rellenos de arroz. Además podremos decorarlos a nuestro gusto para personalizar nuestra maraca. También podemos hacer unas maracas decorando una botella y rellenándola con granos de arroz o arena.
  • También podemos hacernos una peluca recortando una bolsa de plástico en muchas tiras pequeñas y manteniendo siempre la unión en uno de los laterales de la misma.

Divertirse con tu hijo en casa es muy fácil, no olvides que tu improvisación será la que marque la diferencia cada día.

Categories: Ocio Etiquetas:
Te puede gustar