Hockey para niños

Mervis Romero 17 enero, 2018
El hockey no es uno de los deportes más populares entre niños, pero se ha demostrado que por la velocidad con la que se juega genera en ellos una alta capacidad de movilidad. 

El hockey es uno de los pocos deportes que tiene 3 modalidades distintas de terreno sobre el cual practicarlo. En este artículo describiremos un poco este deporte. En especial veremos cómo el hockey para niños sigue generando adeptos y cuáles son sus principales beneficios.

Modalidades del hockey

Se puede elegir entre el hockey sobre hielo, sobre césped o hierba o también hockey en patines sobre cancha lisa.

El hockey se juega con dos equipos de 5 jugadores cada uno. Las reglas se mantienen con ínfimas variaciones. El hockey sobre hielo y césped, en tanto, consta de 5 jugadores más 1 portero. El hockey sobre patines o cancha lisa, por su parte, lo juegan 4 personas y un portero.

Quizás la variación más notable entre estas modalidades es la indumentaria, ya que en el hockey sobre hielo el contacto físico es mayor y, por ende, deben llevar más protección en diferentes partes del cuerpo. Además, este tipo de campo de juego es el menos habitual para este deporte.

Historia del hockey

Se conoce ampliamente en Europa y se dice que se comenzó a practicar en Inglaterra en el siglo XIX. Sin embargo, ya en Grecia había indicios de un juego de características similares.

Este deporte ha escalado otras latitudes hasta llegar a Argentina y Asía. A partir de allí, ha generado tanto entusiasmo que hombres y mujeres lo practican en las diferentes modalidades mencionadas al principio. Genera interés y emoción en grupos más jóvenes, e incluso en niños.

Beneficios del hockey para niños

Entre estos beneficios, se pudiesen mencionar:

  • Ejercita la movilidad de las extremidades, incrementando la motricidad.
  • Mejora y desarrolla la capacidad de coordinación y el equilibrio.
  • Estimula la capacidad del niño de reaccionar en base a la percepción visual, ya que no puede tocar el disco o la pelota con las manos y pies.
  • Mejora la relación y la integración entre niños y niñas, ya que se ven de igual a igual en un mismo deporte. A nivel de competencias, sí se los agrupa por sexo.
  • El tener que utilizar un implemento para golpear un disco o pelota es algo que atrae a los niños.
  • Por su intensidad, puede ser parte de un programa de pérdida de peso.
El hockey sobre hielo es una buena alternativa, aunque un poco más costosa por la cantidad de materiales necesarios.

Riesgos asociados al hockey para niños

Por su velocidad constante, resulta ser una buena alternativa para el desarrollo físico motor, además de todas las virtudes comentadas en el punto anterior. Sin embargo, no se descartan, como en muchos otros deportes, ciertos riesgos y peligros:

  • Por lo vertiginoso del juego, pueden ocurrir cargas o choques de un jugador contra otro, lo que suele terminar en torceduras y aporreos.
  • Son factibles también los golpes con el disco. Al ser de goma dura, estos dejan moratones en cualquier lugar del cuerpo donde impacten.
  • Si no se realizan ejercicios previos, pueden ocurrir tirones musculares.
  • Son habituales las lesiones en tobillos y muñecas, algo que la buena técnica puede minimizar bastante.

Conceptos clave en el aprendizaje del hockey para niños

Entre las destrezas y técnicas del juego que tu hijo deberá ir desarrollando podemos enumerar:

  • Las reglas básicas del juego y comportamiento en la cancha.
  • La posición, agarre y manejo correcto del palo o stick.
  • Control de recepción del disco o pelota.
  • Pase, ataque y defensa.
El hockey para niños no requiere de elementos costosos para practicarse.

Desarrollo del hockey para niños como actividad formativa

Al final, lo más importante en el hockey para niños no es ni será nunca la fuerza, sino la destreza para desplazarse. Por eso, si tu hijo y tú optáis por practicar este deporte, evitaréis el sedentarismo de otras actividades dentro de casa que limitan la movilidad.

Incluso hay quienes han conceptualizado el hockey como un deporte familiar, debido a que no solo lo ven desde el punto de vista de un deporte competitivo, sino como una actividad recreativa que genera bienestar y placer, conceptos que deben imperar en estas edades.

“Por su velocidad constante, el hockey es una buena alternativa para el desarrollo físico motor”

Esto ha permitido que muchos colegios lo consideren como una de las actividades que permite mayores ventajas para fomentar las relaciones sociales, ya que abarca por lo menos cuatro puntos:

  • La educación.
  • La formación física del niño.
  • El juego como recreación.
  • El juego visto como aspecto deportivo.

Además, este deporte puede ser parte de la educación integral por los valores que promueve en su personalidad. Ya que lo pueden practicar de forma conjunta ambos sexos, mejora las relaciones personales, la autoestima y la integración.

Todo esto ha permitido que el hockey para niños esté ganándose su lugar como deporte escolar y familiar.

Te puede gustar