Estimulación sensorial para bebés

El cerebro de los bebés, y el nuestro, trabaja con la información que le aportan los sentidos y su propio cuerpo acerca del ambiente. Es así como van aprendiendo cómo suena la voz de mamá, qué tan distante está un objeto, cómo debe colocar sus piernas para impulsarse, cómo se siente algo frío o húmedo… en fin, es a través de los sentidos y los sistemas vestibular y propioceptivo que los bebés aprenden a vivir, de allí la importancia de la estimulación sensorial para bebés.

Sentido del tacto

Para estimular el sentido del tacto en tu bebé debes escoger algunas de estas actividades según su edad, seguramente ya habrás probado algunas y tendrás otras en mente:

  • Con el cepillito suave que usas para peinarlo, hazle pequeñas cosquillas pasándolo sobre su piel, como si le peinaras el pieo las manitas. Hazlo especialmente con brazos, piernas, manos y pies.
  • Tócalo, acarícialo, hazle cosquillas.
  • Permítele jugar con recipientes llenas de agua a distintas temperaturas, pon una con agua tibia, una con agua natural y otra con agua  fría. Mete algunos juguetes en cada recipiente e invítalo a explorar.
  • Llévalo a la playa y déjalo experimentar con la arena. También es muy práctico tener tu propia caja de arena en casa con algunos juguetes. Pueden mantener la arena en una pequeña piscinita inflable asegurándote de mantenerla cubierta cuando no la estés usando.
  • Ofrécele objetos de distintas texturas. Puedes comprar bolas de anime del tamaño de una bola de béisbol y forrarlas con distintas superficies: algodón, tela, papel burbuja, papel de aluminio, papel celofán. Debes cuidar mucho que los materiales que pegues no se desprendan y pueda meterlos en su boca.
  • Llena algunas poncheras con granos de distintos tamaños, una con arroz, otra con garbanzos y otra con canicas por ejemplo. Esconde dentro algunos juguetes para que tenga que meter sus manitos y explorar dentro. está muy atenta a que no se meta nada a la boca.
  • Déjalo explorar, jugar y untarse con la comida. A los bebés les encanta untarse papilla por la cara y los brazos, déjalo intentar comer por sí mismo. Para tu tranquilidad, puedes irle dando comida de otro platico  y así sabrás que se alimentó bien.
  • Déjalo jugar con sustancias “extrañas”: viscosas como la gelatina o con otras novedosas como la espuma o masas para moldear.
ad8eae42b5cc8829cfc28656d4e6a57d

Sentido del gusto

  • Apenas tu pediatra lo permita, introduce en su dieta nuevos alimentos que lo inviten a descubrir nuevas texturas, nuevos sabores y nuevos olores. Al principio se mostrará extrañado, es parte de lo que significa descubrir y despertar los sentidos.
  • Ofrécele también alimentos con distintas temperaturas.
  • Existen unas bolsitas de malla donde puedes meter trocitos de fruta, carne, pollo o vegetales para que tu bebé los chupe sin temor a ahogarse.

Sentido del olfato

  • Dale a oler frutas, enséñale a disfrutar del olor de sus alimentos.
  • Cuando esté más grande pueden jugar a vendarse los ojos y adivinar qué están oliendo.
  • Enséñalo a ser curioso con el olfato, permítele oler sus cremas, champú y demás productos de olor particular.

Sentido del oído

  • Háblale a tu bebé, nada que los deleite más que la voz de mamá. Cuando esté más grandecito juega a hacerle voces distintas con gestos graciosos.
  • Cántale, atrévete, los pequeños siempre piensan que su mamá canta hermoso.
  • Léele cuentos de imágenes grandes y sencillas.
  • Permítele jugar con papeles ruidosos que suenen mucho cuando los estruja, como el papel celofán o romper trozos de papel periódico.
  • Ofrécele juguetes con sonidos o para hacer sonidos, como los instrumentos musicales.
  • Ponle música variada.
  • Enséñale cómo hacen algunos animales.
  • Háblale con palabras sencillas y frases cortas. No es necesario que sobregesticules ni que pronuncies de manera exageradamente lenta las palabras, tu bebé es una persona pequeña que habla tu mismo idioma, no un extraterrestre incapaz de comprender.
  • Déjalo jugar con su voz, verás cómo durante una etapa grita y sonríe, esto les encanta.
6edfff984aa05b84b11b351c398e56df

Sentido de la vista

  • Pon a su disposición variedad de móviles. También puedes agregarle y variarle colgantes a los móviles en casa. Sé cuidadosa de que no se desprendan.
  • Llévalo de paseo por el parque, vean las plantas, los pájaros y las nubes en el cielo. Aunque suene muy romántico, es una estimulación ideal.
  • Ofrécele juguetes de colores variados, brillantes, opacos, fosforescentes, pasteles, monocromáticos, con luces.
  • Enséñale a seguir juguetes con sus ojos. Muévelos con suavidad delante de él en forma horizontal de un lado a otro, también de arriba hacia abajo.
  • Muéstrale cuentos con imágenes grandes y coloridas

Sistema vestibular

  • Ponlo a ratos boca arriba y boca abajo.
  • Colócalo sobre una pelota grande, de playa o de hacer ejercicios y balancéalo con suavidad.
  • Mécelo en tus brazos.
  • Cárgalo y baila con él con suavidad, otras veces más rápido… varíen la música.
  • Mécelo en una hamaquita para bebés, en una silla mecedora o cualquier objeto que le permita a su cuerpo acomodarse al movimiento y deba generar nuevas posturas y equilibrio.

Sistema propioceptivo

  • Los masajes infantiles, tan de moda en estos tiempos, son ideales para esto.
  • Abrázalo tan fuerte como él lo permita.
  • Apriétalo jugando con él.  Apriétale los bracitos y piernas de manera tal que se haga consciente que allí los tiene.
  • Enrróllalo con alguna manta como un tabaquito por un par de minutos y luego vuélvelo a soltar.

Respeta los límites

Todas estas actividades son ideales siempre y cuando no abuses y sobreestimules pues estarás generando un bebé hiperactivo. Aprovecha tu rutina diaria para incorporar de la manera más natural posible este tipo de actividades. Respeta sus gustos, si no se siente cómodo con alguna, respétalo.

Categorías: Estimulación del bebé Etiquetas:
Te puede gustar