Maternés: ¿qué es y en qué beneficia a los bebés?

Puede que nunca hayas escuchado el término maternés, pero te aseguramos que tú también lo has utilizado en más de una ocasión.
Maternés: ¿qué es y en qué beneficia a los bebés?

Escrito por Mónica Heras Berigüete, 12 enero, 2021

Última actualización: 12 enero, 2021

Si te decimos maternés, ¿en qué piensas? Puede que este término te suene totalmente nuevo. Pero estamos seguros de que lo has puesto en práctica en más de una ocasión, especialmente si tienes un bebé o hay alguno en tu círculo próximo.

Resulta que el maternés es la peculiar y amorosa forma en la que solemos hablarles a los bebés o niños muy pequeños. A continuación, vamos a contarte de qué se trata y de todos los beneficios que tiene para ellos.

Papá hablando con su bebés mediante el maternés.

¿Qué es el maternés?

El maternés, también conocido como parentés, se refiere la forma que tenemos de hablar y toda expresión no verbal que utilizamos para dirigirnos a un bebé. Cuando lo utilizamos, solemos emplear un tono particular, con palabras sencillas que repetimos constantemente.

Cuando lo utilizamos, hablamos con una entonación muy exagerada, con vocalizaciones muy detalladas y una voz un tanto aguda. Además de hacerlo con frases cortas y en tiempo presente.

Otra de las característica del maternés es que se utilizan onomatopeyas o tendemos a simplificar las palabras. Por ejemplo, decimos “miau” para referirse a un gato o “bibi” para hablar del biberón. Esta forma de expresión no solo es oral, también incluye muchos gestos y contacto físico.

Lo más sorprendente es que no se trata de un monólogo en absoluto, sino que el bebé interactúa con miradas, movimientos de piernas y brazos o incluso con sonidos.

Los beneficios del maternés

Más allá de una forma de relacionarnos con nuestros hijos, resulta que tiene beneficios para el desarrollo de los bebés. Según los estudios del Instituto de Aprendizaje y Ciencias del Cerebro (I-LABS), de la Universidad de Washington, ayuda a mejorar sus habilidades lingüísticas después de los típicos balbuceos.

Patricia Kuhl, codirectora de I-LABS y profesora de ciencias del habla y la audición, comenta lo siguiente. “Hace tiempo que sabemos que el uso del maternés se asocia con mejores resultados en el lenguaje. Creemos que funciona porque es un gancho social para el cerebro del bebé: su tono alto y su ritmo más lento son socialmente atractivos e invitan al bebé a responder.”

Todos son ventajas para tu pequeño

En un estudio anterior, realizado por los investigadores de I-LABS, entrenaron en el uso del parentés a algunos padres. Así, podrían saber qué les sucedía a sus bebés de 6 meses. El resultado fue que los participantes presentaron más palabras a los 14 meses que los bebés cuyos padres no conocían la técnica.

Para poder evaluar el desarrollo del lenguaje infantil, las familias participantes en el estudio publicado en la revista PNAS recibieron una grabadora que el niño debía llevar en un chaleco durante cuatro fines de semana separados a los 6, 10, 14 y 18 meses.

Se grababa la conversación de los padres y la respuesta de los bebés durante dos días consecutivos. De este modo, podían comprobar si había turnos de conversación y aparecía algún indicio de lenguaje, como balbuceo o palabras reales.

Los resultados fueron increíbles. Entre los 14 y los 18 meses, los pequeños empezaron a decir sus primeras palabras reales. Esto es casi el doble de frecuencia que los niños que no entraron en el programa. Además, estos pequeños decían unas 100 palabras como promedio, en comparación con las 60 del resto.

Por otro lado, la entonación que utilizamos es reflejo de nuestras emociones y sentimientos hacia el bebé. Esto incide en la comunicación positiva y en la formación del vínculo entre ambos.

Padre usando el maternés para hablar con su bebé.

No solo con los bebés practicamos maternés

Asimismo, se utiliza maternés para hablar con aquellos que despiertan una reacción positiva en nosotros, generando un incremento en la dopamina, la oxitocina y la feniletilamina, todas ellas hormonas vinculadas a las emociones.

Pero debes saber que no solo les hablamos así a los bebés, sino que también lo hacemos con nuestras parejas y con las mascotas, por lo que generamos ese lazo de afecto y confianza más allá del entendimiento gramatical.

¿Conocías el maternés? Puede que jamás hubieras escuchado el término, pero seguro que lo has utilizado en numerosas ocasiones y, después de conocer sus beneficios, lo harás más a menudo.

Te podría interesar...
Los mejores juguetes Montessori para regalar a los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Los mejores juguetes Montessori para regalar a los niños

¿Estás pensando en regalar juguetes educativos? Si es así, puede que te interese alguno de los juguetes Montessori que te recomendamos aquí.